“Se­ría me­jor que no hu­bie­ra pre­sos pa­ra po­der ha­cer po­lí­ti­ca en Ca­ta­lu­ña”

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Me­rit­xell Ba­tet (Bar­ce­lo­na, 1973) es una es­pe­cie de mi­nis­tra pa­ra Ca­ta­lu­ña, la per­so­na a la que Pe­dro Sán­chez le ha en­car­ga­do re­ba­jar la ten­sión con la Ge­ne­ra­li­tat y tra­tar de evi­tar así un nue­vo es­ta­lli­do co­mo el del año pa­sa­do. Ro­dea­da de cua­dros de Aza­ña o Suá­rez —am­bos pre­si­die­ron el Go­bierno des­de el pa­la­cio que aho­ra es el Mi­nis­te­rio de Po­lí­ti­ca Te­rri­to­rial— la po­lí­ti­ca con más pro­yec­ción del PSC cree que se ha avan­za­do mu­cho en tres me­ses pe­ro ad­mi­te que los pre­sos so­bre­vue­lan to­do y se­ría mu­cho más fá­cil ha­cer po­lí­ti­ca si los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas no es­tu­vie­ran en la cár­cel o fu­ga­dos.

Pre­gun­ta. Pa­re­cía que el in­de­pen­den­tis­mo es­ta­ba di­vi­di­do, dé­bil, pe­ro en la Dia­da vol­vió a lle­nar las ca­lles de Bar­ce­lo­na re­cla­man­do in­de­pen­den­cia. ¿Ese mo­vi­mien­to es im­pa­ra­ble?

Res­pues­ta. Lo que vi­mos en la Dia­da era re­la­ti­va­men­te pre­vi­si­ble. Pe­ro más allá de esa ma­ni­fes­ta­ción, el in­de­pen­den­tis­mo vi­ve en un cier­to bu­cle y tie­ne que de­ci­dir el rum­bo que to­ma. Lo vi­mos es­ta se­ma­na con la mo­ción del PDeCAT en el Con­gre­so que fue re­ti­ra­da. Ahí se­mos­tró la di­vi­sión y la au­sen­cia de un pro­yec­to.

P. ¿Qué sen­sa­ción trans­mi­te la Ge­ne­ra­li­tat en las reunio­nes?

R. Per­ci­bo vo­lun­tad de diá­lo­go. Ha ha­bi­do más de 15 reunio­nes en­tre con­se­je­ros y mi­nis­tros. Se ha abier­to una co­mi­sión bi­la­te­ral que ha­cía sie­te años que no se reunía. Ya he­mos te­ni­do el pri­mer desis­ti­mien­to de un re­cur­so de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad, el de la ley de Sa­ni­dad. La Ge­ne­ra­li­tat es­tá to­man­do con­cien­cia de que de­be pen­sar en po­lí­ti­cas so­cia­les.

P. El in­de­pen­den­tis­mo re­cla­ma ha­blar de pre­sos y re­fe­rén­dum de au­to­de­ter­mi­na­ción.

R. El te­ma de los pre­sos de­pen­de de otro po­der del Es­ta­do. Es im­pres­cin­di­ble que exis­ta esa se­pa­ra­ción. Ellos lo sa­ben y se lo he­mos di­cho en pú­bli­co y en pri­va­do. So­bre pre­sos po­día­mos ha­cer una co­sa y la hi­ci­mos, que fue tras­la­dar­los. Aho­ra es­tán en cár­ce­les ca­ta­la­nas, cu­ya com­pe­ten­cia es de la Ge­ne­ra­li­tat. To­do lo de­más de­pen­de del po­der ju­di­cial.

P. ¿Es­tá a fa­vor o en con­tra de que esas nue­ve per­so­nas con­ti­núen en pri­sión pre­ven­ti­va?

R. Cuan­do, den­tro de una si­tua­ción de ex­cep­cio­na­li­dad, hay un es­fuer­zo por par­te del Go­bierno de nor­ma­li­zar las re­la­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les, de abrir un diá­lo­go y una agen­da de in­fra­es­truc­tu­ras, de in­ver­sio­nes, de tras­pa­sos, evi­den­te­men­te, se­ría me­jor que no hu­bie­ra pre­sos. Por­que se­ría más fá­cil ese diá­lo­go, esa agen­da de nor­ma­li­dad. Pe­ro la reali­dad es la que es y te­ne­mos que ac­tuar en ese mar­co.

P. ¿Se­ría me­jor que no es­tu­vie­ran en pri­sión pre­ven­ti­va?

R. Pa­ra ha­cer po­lí­ti­ca, que es lo que no­so­tros que­re­mos ha­cer, por su­pues­to que se­ría me­jor que no hu­bie­ra pre­sos, pe­ro es una de­ci­sión ju­di­cial que no­so­tros de­be­mos res­pe­tar. Y eso no pue­de im­pe­dir apos­tar por esa agen­da de nor­ma­li­dad y ocu­par­nos de los pro­ble­mas reales de la po­bla­ción.

P. ¿Cree que Ca­ta­lu­ña pue­de es­ta­llar si el Su­pre­mo im­po­ne pe­nas de 25 años de pri­sión?

R. Pre­fie­ro tra­ba­jar en lo que po­de­mos ha­cer. Sa­be­mos que es­te ca­mino ni es fá­cil ni es rá­pi­do. No va­mos a lle­gar rá­pi­da­men­te a una so­lu­ción má­gi­ca. Lle­va­mos mu­chos años acu­mu­lan­do si­len­cios y de dos go­bier­nos que se han da­do la es­pal­da. Esa ventana de opor­tu­ni­dad se ha abier­to. Te­ne­mos que tran­si­tar ese ca­mino.

P. ¿Quie­re de­cir tra­ba­jar con la fic­ción de que los pre­sos no exis­ten?

R. No es una fic­ción, es el aná­li- La mi­nis­tra reali­zó la en­tre­vis­ta el jue­ves, en ple­na vo­rá­gi­ne por la cri­sis de la te­sis del pre­si­den­te. Ella se mos­tró tran­qui­la, con­ven­ci­da de que pa­sa­rá rá­pi­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.