¿Des­ace­le­ra­ción? Le­ve, es­pe­ra­da y por cau­sas ex­ter­nas

El País (1ª Edición) - - PORTADA - El con­su­mo se mo­de­ra

Ha­ce seis años en lo peor de la Gran Re­ce­sión, cuan­do Es­pa­ña se la­mía las he­ri­das tras ser res­ca­ta­da por Bru­se­las, un mi­nis­tro po­pu­lar ex­pli­ca­ba que la eco­no­mía es­pa­ño­la era un cua­tri­mo­tor que vo­la­ba im­pul­sa­do por un úni­co pro­pul­sor: el sec­tor ex­te­rior. El des­pe­gue de las ex­por­ta­cio­nes ali­vió la amar­gu­ra de la cri­sis. Me­ses más tar­de ese avión que en el ima­gi­na­rio de aquel mi­nis­tro era la eco­no­mía es­pa­ño­la, to­ma­ba al­ti­tud im­pul­sa­do por los vien­tos de co­la. El pe­tró­leo ba­ra­to, los re­du­ci­dos ti­pos de in­te­rés pro­pi­cia­dos por el BCE y la bue­na mar­cha de la eco­no­mía mun­dial, con EE UU ti­ran­do del ca­rro, con­tri­bu­ye­ron a la rá­pi­da re­cu­pe­ra­ción de la ac­ti­vi­dad en Es­pa­ña.

El país en­ca­de­nó tres años cre­cien­do por en­ci­ma del 3%. Un rit­mo mu­cho ma­yor que los so­cios co­mu­ni­ta­rios. Es­te di­na­mis­mo per­mi­tió ame­dia­dos del año pa­sa­do re­cu­pe­rar el te­rreno per­di­do du­ran­te la cri­sis.

Tras unos años ini­cia­les en los que to­dos los in­di­ca­do­res eco­nó­mi­cos (PIB, mer­ca­do la­bo­ral, co­mer­cio...) se mos­tra­ban efer­ves­cen­tes, es­te ve­rano han co­men­za­do a apa­re­cer da­tos me­nos bri­llan­tes. Las ci­fras de em­pleo de agos­to fue­ron peor de lo es­pe­ra­do, las ex­por­ta­cio­nes pier­den fue­lle y el con­su­mo se de­bi­li­ta.

Los par­ti­dos de la opo­si­ción han apro­ve­cha­do es­ta co­yun­tu­ra pa­ra cul­par al nue­vo Go­bierno so­cia­lis­ta de per­ju­di­car la ac­ti­vi­dad. En las úl­ti­mas se­ma­nas la mi­nis­tra de Eco­no­mía, Na­dia Cal­vi­ño, se ha lan­za­do a de­fen­der la bue­na sa­lud de la eco­no­mía es­pa­ño­la. La se­ma­na pa­sa­da ase­gu­ró en el Se­na­do que es­tá “tan preo­cu­pa­da” por la si­tua­ción co­mo lo es­ta­ba el PP ha­ce tres me­ses cuan­do con­si­de­ra­ba que la si­tua­ción en Es­pa­ña “era mag­ní­fi­ca”. Du­ran­te su in­ter­ven­ción re­co­no­ció que la eco­no­mía vi­ve “una ten­den­cia de des­ace­le­ra­ción” en los úl­ti­mos tri­mes­tres. De he­cho, el an­te­rior Eje­cu­ti­vo del PP tam­bién pro­nos­ti­ca­ba una li­ge­ra sua­vi­za­ción de la ac­ti­vi­dad a fi­nal de año. La mi­nis­tra avi­só a los pe­si­mis­tas: “No te­ne­mos que ha­cer so­nar las alar­mas an­te unos da­tos ais­la­dos, sino to­mar me­di­das ade­cua­das pa­ra que nues­tro cre­ci­mien­to sea ro­bus­to”.

Los ex­per­tos no ven ries­gos en es­ta ra­len­ti­za­ción, que, por otra par­te, ya es­pe­ra­ban. Acha­can la si­tua­ción a tres fac­to­res: el fin de los vien­tos de co­la, la es­ta­bi­li­za­ción de la ac­ti­vi­dad tras el rebote En mi­les Pri­mer se­mes­tre de ca­da año. En mi­llo­nes de eu­ros 99.079,4 Ta­sa de va­ria­ción in­ter­tri­mes­tral 0,3 –0,4 ini­cial pos­te­rior a la cri­sis y la ines­ta­bi­li­dad in­ter­na­cio­nal. Reconocen que, aun­que la eco­no­mía pier­de al­go de ve­lo­ci­dad, si­gue pro­gre­san­do a un rit­mo sos­te­ni­do. De he­cho, man­tie­ne el di­fe­ren­cial de cre­ci­mien­to con los so­cios co­mu­ni­ta­rios.

“Es cier­to que se ha ini­cia­do una des­ace­le­ra­ción. Es­pa­ña ve­nía de un cre­ci­mien­to­muy fuer­te por el efec­to rebote tras la cri­sis y aho­ra se en­ca­mi­na a una fa­se más ma­du­ra”, ex­pli­ca Ig­na­cio de la To­rre, eco­no­mis­ta je­fe de la fir­ma de ase­so­ra­mien­to fi­nan­cie­ro Ar­cano. Ade­más, tras la pér­di­da de ve­lo­ci­dad sub­ya­cen fac­to­res ex­ter­nos. Fun­cas, el think tank de las an­ti­guas ca­jas de aho­rros, ha re­ba­ja­do es­ta se­ma­na su pre­vi­sión de cre­ci­mien­to pa­ra es­te año, has­ta el 2,6%, una dé­ci­ma me­nos que la pro­yec­ción ofi­cial del Go­bierno, que si­túa el avan­ce del PIB en el 2,7% es­te año. “La ac­tua­li­za­ción se de­be a un en­torno ex­ter­no­me­nos fa­vo­ra­ble”, sos­tie­ne. La Au­to­ri­dad Fis­cal (Ai­ref) pro­yec­ta un cre­ci­mien­to si­mi­lar y es­ti­ma una evo­lu­ción del PIB del 0,6% en los dos pró­xi­mos tri­mes­tres.

Ma­ría Jesús Fer­nán­dez, ana­lis­ta de Fun­cas, enu­me­ra esos ries­gos glo­ba­les: “Las tur­bu­len­cias en los­mer­ca­dos emer­gen­tes, las ten­sio­nes pro­tec­cio­nis­tas, el au­ge del po­pu­lis­mo en paí­ses eu­ro­peos, el Bre­xit o bur­bu­jas en al­gu­nos mer­ca­dos fi­nan­cie­ros”. Fer­nán­dez “Me pa­re­ce un po­co exa­ge­ra­do es­ta alar­ma so­bre la ra­len­ti­za­ción. Las eco­no­mías ace­le­ran y des­ace­le­ran sin ne­ce­si­dad de que cai­gan en una cri­sis”, ex­pli­ca Juan Ig­na­cio Cres­po, ana­lis­ta fi­nan­cie­ro. “Lo úni­co que po­dría in­quie­tar­nos es lo que es­tá ocu­rrien­do en los mer­ca­dos emer­gen­tes y la des­ace­le­ra­ción del co­mer­cio mun­dial”. Cres­po ad­mi­te que los úl­ti­mos da­tos co­yun­tu­ra­les “son al­go me­nos bue­nos de lo que eran has­ta aho­ra, pe­ro”, in­sis­te, “no ten­drían que preo­cu­par si no fue­ra por los ele­men­tos ex­ter­nos”.

La re­cu­pe­ra­ción de los des­ti­nos tu­rís­ti­cos tra­di­cio­na­les co­mo Egip­to o Tú­nez es­tá afec­tan­do al sec­tor en Es­pa­ña, que lle­va­ba años en­ca­de­nan­do ré­cords. Aun­que la in­dus­tria tu­rís­ti­ca es­pa­ño­la si­gue vi­vien­do una épo­ca do­ra­da, ca­da vez le cues­ta más­man­te­ner el vi­gor, des­cri­be Gon­za­lo Gar­cía, ana­lis­ta de mer­ca­dos de AFI.

Es­te ex­per­to tam­bién se­ña­la que las ex­por­ta­cio­nes es­tán las­tra­das por las con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas del Bre­xit en el co­mer­cio con Reino Uni­do o los ma­los da­tos eco­nó­mi­cos de Fran­cia. “Son nues­tros prin­ci­pa­les­mer­ca­dos ex­por­ta­do­res”, re­cuer­da. En el ex­tre­mo opues­to des­ta­ca la re­cu­pe­ra­ción del sec­tor inmobiliario. La com­pra­ven­ta de ca­sas se ex­tien­de con fuer­za a to­da Es­pa­ña y aña­de ener­gía a la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca.

Ig­na­cio de la To­rre ad­mi­te que los­mo­to­res so­bre los que se asien­ta la eco­no­mía es­pa­ño­la (las ex­por­ta­cio­nes de bie­nes y ser­vi­cios y el con­su­mo) se han de­bi­li­ta­do. “El con­su­mo, el prin­ci­pal com­po­nen­te del PIB, es­tá al­go peor de­bi­do a la subida del pre­cio del pe­tró­leo, al­go a lo que so­mos­muy sen­si­bles”. Ex­pli­ca que “es­to en­ca­re­ce mu­chos pro­duc­tos y con­lle­va una caí­da de la ren­ta dis­po­ni­ble de los ho­ga­res”. Pe­ro ad­vier­te de que es una cues­tión co­yun­tu­ral. Y pro­nos­ti­ca que “el con­su­mo se re­cu­pe­ra­rá” por­que, di­ce, “los sa­la­rios son aún muy ba­jos. Se es­pe­ra que co­mien­cen a su­bir con­for­me se re­duz­ca el pa­ro”. Ade­más, Es­pa­ña se­gui­rá crean­do em­pleo, aun­que a un rit­mo más len­to. “To­do es­to con­tri­bui­rá a man­te­ner el con­su­mo”, di­ce. Y el avión al que se re­fe­ría me­ta­fó­ri­ca­men­te el ex­mi­nis­tro po­drá man­te­ner el vue­lo al­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.