“Ir al ci­ne ha de­ja­do de ser una for­ma de ocio ha­bi­tual”

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Cin­co años des­pués de La gran fa­mi­lia es­pa­ño­la y con la no­ve­la La is­la de Ali­ce de por­me­dio, Da­niel Sán­chez Aré­va­lo (Madrid, 48 años) vuel­ve a ro­dar una pe­lí­cu­la, Die­ci­sie­te. Lo ha­ce pa­raNet­flix, don­de ya han tra­ba­ja­do, o es­tán en ello, ci­neas­tas es­pa­ño­les co­mo Ro­ger Gual (Sie­te años), Bor­ja Co­bea­ga (Fe de eta­rras), Isa­bel Coi­xet (Elisa y Mar­ce­la) y Jo­ta Li­na­res (¿A quién te lle­va­rías a una is­la de­sier­ta?). La co­pro­duc­ción, jun­to con Atí­pi­ca Films, y la dis­tri­bu­ción de Die­ci­sie­te en to­do el mun­do a tra­vés de la pla­ta­for­ma es el último ejem­plo de la gran apues­ta de Net­flix por los con­te­ni­dos es­pa­ño­les. Die­ci­sie­te cuen­ta la his­to­ria de un jo­ven que, a pun­to de cum­plir la ma­yo­ría de edad, es­ca­pa de un cen­tro de me­no­res pa­ra bus­car a un pe­rro. “En es­ta co­sa mía de ti­rar por otros ca­mi­nos apa­re­ció Net­flix, y fue amor a pri­me­ra vis­ta”, cuen­ta el di­rec­tor de Azu­lOs­cu­roCa­siNe­gro.

Pre­gun­ta. ¿Có­mo sur­ge Die­ci­sie­te?

Res­pues­ta. De un re­cor­te de pe­rió­di­co. Ten­go un cor­cho don­de cuel­go cual­quier no­ti­cia que me lla­me la aten­ción. La ma­yo­ría no lle­gan a nin­gún la­do. Era una no­ti­cia so­bre te­ra­pias con pe­rros pa­ra re­in­ser­ción de pre­sos. Una ini­cia­ti­va que se ha­cía en una cár­cel pa­ra que los pre­sos pu­die­ran re­co­nec­tar, una­ma­ne­ra de asu­mir res­pon­sa­bi­li­da­des, de crear víncu­los emo­ti­vos y apren­der a ma­ne­jar la frus­tra­ción. Me plan­teé qué pa­sa si es­to ocu­rre en un cen­tro de me­no­res con un cha­val de 17 años. P. ¿Quién es ese cha­val? R. En es­ta pe­lí­cu­la es­toy ob­se­sio­na­do con es­tar pe­ga­do a la reali­dad, que to­do sea ex­tre­ma­da­men­te creí­ble. Era fun­da­men­tal que el ac­tor [Biel Mon­te­ro] tu­vie­ra la edad. De en­tre to­das mis pe­lí­cu­las, es en la que me­nos se ex­pre­san los sen­ti­mien­tos y en la que hay me­nos diá­lo­gos. To­do su­ce­de más por den­tro. Ne­ce­si­ta­ba a al­guien de quien el es­pec­ta­dor com­pren­die­ra que es un cha­val pe­lea­do con el mun­do, so­bre to­do con­si­go mis­mo. Al­guien que tu­vie­se ga­rra, la que pue­de lle­var a un cha­val a con­ver­tir­se en un de­lin­cuen­te y aca­bar en un cen­tro de me­no­res. Pe­ro tam­bién que tu­vie­ra ese la­do más tierno, de un ado­les­cen­te que po­co a po­co se va des­ar­man­do. P. ¿Có­mo apa­re­ció Net­flix? R. Nos pre­gun­ta­ron si te­nía­mos al­gún pro­yec­to. Les di­je: es­te no es el ti­po de pe­li que he he­cho pre­via­men­te, en to­do ca­so se pa­re­ce más a la pri­me­ra, Azu­lOs­cu­roCa­siNe­gro. Esu­na­pe­lí­cu­la que ca­li­fi­co de sen­ci­lla y sen­ti­da, un dra­ma con pun­tos de hu­mor. No sé qué pre­ten­dían, pe­ro en cuan­to le­ye­ron el guion di­je­ron que la que­rían ha­cer.

P. Con Net­flix, ¿se echan de me­nos las salas de ci­ne?

R. Creo que sí va a ha­ber un estreno. Net­flix, co­mo pro­du­ce la pe­lí­cu­la, no tie­ne que res­pe­tar las ven­ta­nas de ex­hi­bi­ción de seis me­ses. La es­tra­te­gia no es­tá de­ter­mi­na­da, pe­ro soy un fer­vien­te de­fen­sor del ci­ne en el ci­ne, me gus­ta mu­cho ir, pe­ro la lle­ga­da de es­tas pla­ta­for­mas nos ha abier­to un aba­ni­co in­creí­ble de po­si­bi­li­da­des. In­sis­to, a mí han ve­ni­do, he­mos te­ni­do una re­la­ción ex­ce­len­te y es­toy ha­cien­do la pe­lí­cu­la que quie­ro, co­mo quie­ro y don­de quie­ro. Lue­go, por des­gra­cia, el ir al ci­ne ha de­ja­do de ser una for­ma de ocio ha­bi­tual. Em­pie­za a ser al­go ex­traor­di­na­rio, y oja­lá cam­bia­ra es­ta co­rrien­te, to­dos lo es­ta­mos desean­do. La gen­te, más que nun­ca, quie­re que le cuen­ten his­to­rias. Lo que cambia es la ma­ne­ra de con­su­mir esa fic­ción.

P. Cua­rón ga­na el León de Oro en Ve­ne­cia con Ro­ma, una pe­lí­cu­la de Net­flix...

R. La apues­ta de Net­flix es ha­cer pe­lí­cu­las, no TV mo­vies. Apues­tan por au­to­res. Scor­se­se aca­ba de ro­dar con ellos. Me ha­ce ilu­sión que ha­yan apos­ta­do es­te año por pro­du­cir tres pe­lí­cu­las en Es­pa­ña y que una ha­ya si­do la mía.

P. ¿Có­mo ve la mez­cla de ci­ne y series en los fes­ti­va­les?

R. No me aca­ba de con­ven­cer. Y fí­ja­te que el año pa­sa­do abrió en San Se­bas­tián La pes­te, que es de mi pro­duc­tor, yme en­can­ta, pe­ro no aca­bo de en­ten­der que es­té en un fes­ti­val. Si es un cer­ta­men de ci­ne, pues es de ci­ne. Que La pes­te y mu­chas de las series tie­nen to­das las cua­li­da­des ci­ne­ma­to­grá­fi­cas, sí, pe­ro no creo que sea el si­tio. No me gus­ta.

P. Fue guio­nis­ta de Hos­pi­tal cen­tral y Far­ma­cia de guar­dia. ¿Vol­ve­ría a la tele?

R. Me en­can­ta­ría. Sue­ño con con­ver­tir La is­la de Ali­ce en una se­rie. In­ten­to que ca­da his­to­ria en­cuen­tre su for­ma­to. El día que se me ocu­rra una his­to­ria que se cuen­te me­jor en una se­rie que en un lar­go­me­tra­je, apos­ta­ré por ello.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.