España ca­re­ce de una lis­ta de sue­los con­ta­mi­na­dos por ra­diac­ti­vi­dad

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Pro­yec­to de bo­rra­dor

do­so”, que con esa mo­di­fi­ca­ción se re­gu­la­ba “el con­trol de áreas con­ta­mi­na­das” pa­ra dar “so­lu­ción al con­trol de te­rre­nos o re­cur­sos hi­dro­ló­gi­cos que, no per­te­ne­cien­do a ins­ta­la­cio­nes re­gu­la­das por el Re­gla­men­to so­bre Ins­ta­la­cio­nes Nu­clea­res y Ra­diac­ti­vas, se ha­yan vis­to afec­ta­dos por con­ta­mi­na­ción ra­dio­ló­gi­ca”.

Ese fue pre­ci­sa­men­te el ca­so de los már­ge­nes del ca­nal de rie­go del Ja­ra­ma en los que el fran­quis­mo en­te­rró de for­ma clan­des­ti­na los lo­dos con­ta­mi­na­dos por el ver­ti­do de la ex­tin­ta Jun­ta de Ener­gía Nu­clear (JEN). El ver­ti­do se ini­ció en el Cen­tro Na­cio­nal de Ener­gía Nu­clear Juan Vi­gón, ubi­ca­do en la Ciudad Uni­ver­si­ta­ria de Ma­drid y que hoy es la se­de del Cie­mat. Es­tas ins­ta­la­cio­nes sí es­ta­ban con­si­de­ra­das co­mo nu­clea­res (ha­bía in­clu­so un reac­tor ex­pe­ri­men­tal, ori­gen del ver­ti­do). Pe­ro las aguas tó­xi­cas se co­la­ron por las al­can­ta­ri­llas y sa­lie­ron del re­cin­to has­ta el Man­za­na­res, el Ja­ra­ma y el Ta­jo. El ras­tro de con­ta­mi­na­ción se acu­mu­ló en los fon­dos del ca­nal de rie­go y de ahí los téc­ni­cos sa­ca­ron la tie­rra y la en­te­rra­ron en las zan­jas. El ar­tícu­lo 81 del real de­cre­to de 2008 se­ña­la: “El Con­se­jo de Se­gu­ri­dad Nu­clear [CSN] ela­bo­ra­rá un in­ven­ta­rio de los te­rre­nos o re­cur­sos hi­dro­ló­gi­cos de los que ten­ga co­no­ci­mien­to que se ha­yan vis­to afec­ta­dos por con­ta­mi­na­ción ra­dio­ló­gi­ca, in­for­man­do de ello a las au­to­ri­da­des com­pe- La Con­se­je­ría de Me­dio Am­bien­te de Cas­ti­lla-La Man­cha se en­te­ró ayer, por lo que pu­bli­có EL PAÍS, de la exis­ten­cia de ocho zan­jas en las que en los años se­ten­ta se en­te­rra­ron lo­dos con­ta­mi­na­dos por ra­diac­ti­vi­dad. Así lo ad­mi­tió su ti­tu­lar, Fran­cis­co Mar­tí­nez Arro­yo, quien hoy tie­ne in­ten­ción de po­ner­se en con­tac­to con el CSN pa­ra “pe­dir in­for­ma­ción”. Sor­pren­de que el Go­bierno de Cas­ti­lla-La Man­cha des­co­noz­ca los en­te­rra­mien­tos por­que par­te de esas zan­jas es­tán en su co­mu­ni­dad. “El CSN de­be in­for­mar y ga­ran­ti­zar que no hay ries­go pa­ra la sa­lud”, apun­tó el con­se­je­ro. Uni­dos Po­de­mos pre­sen­ta­rá hoy pe­ti­cio­nes de in­for­ma­ción en el Con­gre­so, la Asam­blea de Ma­drid y el CSN. Juan Ló­pez de Ural­de, de Equo (for­ma­ción in­te­gra­da en el gru­po de Uni­dos Po­de­mos), re­cla­mó “trans­pa­ren­cia”. Ló­pez de Ural­de, quien tam­po­co co­no­cía los en­te­rra­mien­tos clan­des­ti­nos, pi­dió que se si­ga “con­tro­lan­do la zo­na y des­con­ta­mi­nan­do si es pre­ci­so”. ten­tes a los efec­tos opor­tu­nos”. El CSN —he­re­de­ro jun­to al Cie­mat de la ex­tin­ta Jun­ta de Ener­gía Nu­clear (JEN)— co­no­ce per­fec­ta­men­te que se pro­du­jo el ver­ti­do y el en­te­rra­mien­to de los lo­dos ra­diac­ti­vos a lo lar­go del ca­nal. De he­cho, en 2012 el área de Pro­tec­ción Ra­dio­ló­gi­ca Am­bien­tal del CSN ela­bo­ró un in­for­me re­la­cio­na­do con el fu­tu­ro in­ven­ta­rio de sue­los con­ta­mi­na­dos que con­clu­yó que se de­be “rea­li­zar una ca­rac­te­ri­za­ción más com­ple­ta del al­can­ce de la con­ta­mi­na­ción” en los en­te­rra­mien­tos del Ja­ra­ma. Pe­ro la apro­ba­ción del in­ven­ta­rio es­tá pa­ra­li­za­da.

En abril de 2010 se cons­ti­tu­yó un gru­po de tra­ba­jo en­tre el CSN, el en­ton­ces Mi­nis­te­rio de Ener­gía y En­re­sa, la em­pre­sa pú­bli­ca en­car­ga­da de ges­tio­nar los re­si­duos ra­diac­ti­vos. En el trans­cur­so de aquel pro­ce­so se ela­bo­ró el in­for­me so­bre el Ja­ra­ma. El CSN lle­gó a re­dac­tar un bo­rra­dor pa­ra un se­gun­do real de­cre­to en el que se es­ta­ble­cían los criterios pa­ra de­cla­rar los sue­los con­ta­mi­na­dos y poder ha­cer el in­ven­ta­rio. Pe­ro, una dé­ca­da des­pués, el real de­cre­to que per­mi­ti­rá te­ner ese ca­tá­lo­go aún no se ha apro­ba­do.

Un por­ta­voz del CSN se­ña­la que el bo­rra­dor del real de­cre­to que se re­dac­tó “asig­na­ba al mi­nis­te­rio la res­pon­sa­bi­li­dad de la de­cla­ra­ción de un sue­lo co­mo con­ta­mi­na­do o co­mo un sue­lo con res­tric­cio­nes de uso por ra­zo­nes ra­dio­ló­gi­cas y, con ello, un in­ven­ta­rio de esos sue­los”. “Pe­ro, fi­nal­men­te, no se apro­bó es­te pro­yec­to de real de­cre­to que im­pli­ca­ba mo­di­fi­car pre­via­men­te la Ley so­bre Ener­gía Nu­clear 15/1964”, aña­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.