Los ban­cos no pa­ga­rán el im­pues­to en las hi­po­te­cas que den a la Igle­sia y el Es­ta­do

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Par­ti­dos po­lí­ti­cos, exen­tos

El im­pues­to de ac­tos ju­rí­di­cos do­cu­men­ta­dos es un tri­bu­to in­di­rec­to re­gu­la­do por el Real De­cre­to Le­gis­la­ti­vo 1/1993 de 24 de sep­tiem­bre. El gra­va­men se apli­ca so­bre tres ti­pos de do­cu­men­tos: no­ta­ria­les, mer­can­ti­les y ad­mi­nis­tra­ti­vos. Re­por­tó a las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, que son quie­nes se en­car­gan de re­cau­dar­lo, al­re­de­dor de 2.000 mi­llo­nes de eu­ros en 2017. Co­mo las hi­po­te­cas se cons­ti­tu­yen an­te no­ta­rio y que­dan re­gis­tra­das, es­tán gra­va­das con es­te im­pues­to. Has­ta aho­ra lo pa­ga­ba el clien­te, pe­ro tras el La re­dac­ción de la dis­po­si­ción fi­nal pri­me­ra del real de­cre­to que el Go­bierno de Pe­dro Sán­chez pu­bli­có ayer en el Bo­le­tín Ofi­cial del Es­ta­do (BOE) de­ja abier­ta la puer­ta de par en par pa­ra que las em­pre­sas se de­duz­can es­te año el im­pues­to de ac­tos ju­rí­di- caos ju­rí­di­co del Tri­bu­nal Su­pre­mo —que ha cam­bia­do el cri­te­rio en dos oca­sio­nes en me­nos de un mes— lo pa­ga­rán los ban­cos.

El Go­bierno re­co­no­ce en la ex­po­si­ción de mo­ti­vos del real de­cre­to ley, que fir­ma el pre­si­den­te Pe­dro Sán­chez, que la cri­sis del Su­pre­mo ha afec­ta­do al sec­tor in­mo­bi­lia­rio, pa­ra­li­zan­do du­ran­te dos se­ma­nas el mer­ca­do a la es­pe­ra de que se acla­ra­se quién te­nía que pa­gar el im­pues­to. De he­cho, el de­cre­to se­ña­la: “Los efec­tos anu­la­to­rios de es­ta sen­ten­cia han pro­vo­ca­do una si­tua- cos do­cu­men­ta­dos en el im­pues­to de so­cie­da­des. A par­tir del pró­xi­mo 1 de enero, sin em­bar­go, los ban­cos no po­drán re­du­cir su ba­se im­po­ni­ble con el tri­bu­to vin­cu­la­do a las hi­po­te­cas, se­gún es­ta­ble­ce el de­cre­to ley.

Aun­que la in­ten­ción del Eje­cu­ti­vo con­sis­te en mo­di­fi­car la ción de in­cer­ti­dum­bre, que ha da­do lu­gar a una re­duc­ción sus­tan­cial de ac­tos de for­ma­li­za­ción de prés­ta­mos con ga­ran­tía hi­po­te­ca­ria”.

El texto des­cri­be có­mo des­pués de la sen­ten­cia dic­ta­da el pa­sa­do 16 de oc­tu­bre se pro­du­jo un gran revuelo por­que el al­to tri­bu­nal cam­bia­ba el su­je­to pa­si­vo y obli­ga­ba al ban­co a car­gar con el im­pues­to de las hi­po­te­cas, en con­tra de la prác­ti­ca apli­ca­da has­ta en­ton­ces. El pleno del Su­pre­mo, sin em­bar­go, vol­vió a cam­biar el cri­te­rio días des­pués. ley del im­pues­to de so­cie­da­des pa­ra im­pe­dir que las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras se de­duz­can es­te gra­va­men. No obs­tan­te, el de­cre­to per­mi­te que los ban­cos pue­dan re­ba­jar su fac­tu­ra tri­bu­ta­ria du­ran­te es­te año. Es de­cir, que las en­ti­da­des que a par­tir del lu­nes car­guen con el im­pues­to po­drán de­du­cír­se­lo en la de­cla­ra­ción del im­pues­to de so­cie­da­des de 2018, que pre­sen­tan a me­dia­dos del pró­xi­mo año.

A par­tir del 1 de enero, sin em­bar­go, no po­drán ha­cer­lo. La dis­po­si­ción fi­nal pri­me­ra del real de­cre­to ley pu­bli­ca­do ayer en el BOE in­di­ca: “Con efec­tos pa­ra los pe­rio­dos im­po­si­ti­vos que se ini­cien a par­tir de la en­tra­da en vi­gor de es­te real de­cre­to-ley...”. Es­ta fra­se es la que per­mi­te que los ban­cos pue­dan mi­no­rar su ba­se im­po­ni­ble a la ho- Pe­ro lo que ol­vi­dó men­cio­nar el Go­bierno en su com­pa­re­cen­cia de an­te­ayer tras el Con­se­jo de Mi­nis­tros, don­de anun­ció el cam­bio fis­cal, es que los ban­cos no ten­drán que pa­gar el im­pues­to de las hi­po­te­cas cuan­do los prés­ta­mos se con­ce­dan a cier­tas en­ti­da­des, en­tre ellas los par­ti­dos po­lí­ti­cos, el Es­ta­do, la Igle­sia Ca­tó­li­ca y la Obra Pía de los San­tos Lu­ga­res. Has­ta aho­ra, cuan­do es­tas or­ga­ni­za­cio­nes o en­tes for­ma­li­za­ban una hi­po­te­ca, na­die pa­ga­ba ese im­pues­to a las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, por­que les hu­bie­ra co­rres­pon­di­do a ellas (co­mo clien­tes) pe­ro es­ta­ban exen­tas por­que así lo es­ta­ble­ce la Ley de Me­ce­naz­go.

Así, hay otra mo­di­fi­ca­ción se­gún la cual se aña­de un apar­ta­do 25 en el ar­tícu­lo 45.I.B) del real de­cre­to le­gis­la­ti­vo que re­gu­la el im­pues­to de mo­do que que­den exen­tas del im­pues­to “las es­cri­tu­ras de prés­ta­mo con ga­ran­tía hi­po­te­ca­ria en las que el pres­ta­ta­rio sea al­gu­na de las per­so­nas o en­ti­da­des in­clui­das en la le­tra A) an­te­rior”.

¿Qué en­ti­da­des es­tán in­clui­das en la sal­ve­dad? Se­gún ese ar­tícu­lo de la ley del im­pues­to se in­clu­ye al Es­ta­do, las en­ti­da­des sin fi­nes lu­cra­ti­vos, las ca­jas de aho­rros y fun­da­cio­nes ban­ca­rias en las com­pras de obra so­cial, el Ins­ti­tu­to de Es­pa­ña y las Reales Aca­de­mias, los par­ti­dos po­lí­ti­cos con re­pre­sen­ta­ción par­la­men­ta­ria, la Igle­sia Ca­tó­li­ca y las igle­sias, con­fe­sio­nes y co­mu­ni­da­des re­li­gio­sas que ten­gan sus­cri­tos acuer­dos de coope­ra­ción con el ra de pa­gar el im­pues­to de so­cie­da­des es­te año. Por­que no se­rá has­ta el 1 de enero cuan­do se ini­cie el nue­vo pe­rio­do im­po­si­ti­vo. De es­ta for­ma, cuan­do los ban­cos li­qui­den el im­pues­to de so­cie­da­des co­rres­pon­dien­te a 2018 —tie­nen has­ta el 30 de ju­lio del pró­xi­mo año— po­drán re­ba­jar la cuo­ta a pa­gar.

En cual­quier ca­so, el em­bro­llo ju­rí­di­co de es­te im­pues­to po­dría no ter­mi­nar con es­ta nor­ma, por­que exis­ten du­das fun­da­das de que se pue­da im­pe­dir la de­duc­ción a los ban­cos. Las em­pre­sas pue­den mi­no­rar la ba­se im­po­ni­ble del im­pues­to de so­cie­da­des con al­gu­nos im­pues­tos re­la­cio­na­dos con su ac­ti­vi­dad, co­mo el IBI o el pro­pio IVA (siem­pre que es­té re­la­cio­na­do con gas­tos re­la­cio­na­dos con la ac­ti­vi­dad de la em­pre­sa). A par­tir del Es­ta­do es­pa­ñol, la Cruz Ro­ja y la ON­CE, en­tre otros.

En reali­dad, su­po­ne ofre­cer una bo­ni­fi­ca­ción a los ban­cos que pres­ten di­ne­ro a es­te ti­po de ins­ti­tu­cio­nes. Es­tos or­ga­nis­mos ya es­ta­ban exen­tos del im­pues­to de las hi­po­te­cas cuan­do el que de­bía pa­gar­lo era el clien­te, por lo que las ar­cas de las co­mu­ni­da­des ni ga­nan ni pier­den con es­ta nue­va ex­cep­ción. Pe­ro aho­ra que lo de­be­rán pa­gar los ban­cos, y tam­bién se in­clu­ye esa exen­ción, pa­ra las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras se­rá más ba­ra­to con­ce­der­les una hi­po­te­ca a esas en­ti­da­des que a un par­ti­cu­lar, por lo que po­drán tam­bién ofre­cer­les me­jo­res con­di­cio­nes en los prés­ta­mos.

Es­tá por ver si las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas tam­bién man­tie­nen al­gu­nas exen­cio­nes en el pa­go del im­pues­to. En al­gu­nas, por ejem­plo, es­ta­ban exen­tos to­tal o par­cial­men­te del im­pues­to de las hi­po­te­cas las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, las fa­mi­lias nu­me­ro­sas, los jó­ve­nes y otros co­lec­ti­vos. Sin em­bar­go, con la en­tra­da en vi­gor de la me­di­da que ha­ce que el ban­co asu­ma el pa­go del im­pues­to, esos co­lec­ti­vos po­drían sa­lir per­ju­di­ca­dos por el cam­bio nor­ma­ti­vo si las en­ti­da­des aca­ban re­per­cu­tién­do­les el cos­te. lu­nes, ade­más, el im­pues­to so­bre ac­tos ju­rí­di­cos do­cu­men­ta­dos pa­sa­rá a ser un gas­to re­la­cio­na­do con la ac­ti­vi­dad ha­bi­tual de los ban­cos, que es la con­ce­sión de hi­po­te­cas. Así que los ex­per­tos tri­bu­ta­rios guar­dan du­das de que sea le­gal prohi­bir a los ban­cos que se lo des­gra­ven.

El cam­bio nor­ma­ti­vo del Go­bierno pro­pi­cia­rá que unos 458.000 nue­vos hi­po­te­ca­dos se aho­rren a par­tir de aho­ra más de 1.100 mi­llo­nes de eu­ros al año, se­gún cálcu­los de la aso­cia­ción de téc­ni­cos del Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da (Gest­ha). Es­ta or­ga­ni­za­ción es­ti­ma que de me­dia los ciu­da­da­nos que fir­men una hi­po­te­ca a par­tir de aho­ra se aho­rra­rán unos 2.500 eu­ros por el im­pues­to de ac­tos ju­rí­di­cos do­cu­men­ta­dos por ca­da hi­po­te­ca fir­ma­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.