Hue­llas dac­ti­la­res “es­tig­ma­ti­zan­tes”

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Una luz ver­de fos­fo­ri­to en­vuel­ve los de­dos de la­mano iz­quier­da de V. M. has­ta que un pi­ti­do le avi­sa de que sus hue­llas dac­ti­la­res han si­do me­mo­ri­za­das. No se es­tá sa­can­do el DNI, ni es­tá de­te­ni­da, se en­cuen­tra en una ofi­ci­na del Ser­vi­cio Vas­co de Em­pleo, Lan­bi­de. Sus da­tos bio­mé­tri­cos —de su ca­ra y las 10 hue­llas dac­ti­la­res de sus de­dos— se­rán obli­ga­to­rios en el fu­tu­ro pa­ra ac­ce­der a las ayu­das so­cia­les o so­li­ci­tar un tra­ba­jo, si pros­pe­ra la pro­po­si­ción de ley del PNV y PSE. Am­bas for­ma­cio­nes si­guen ne­go­cian­do con los par­ti­dos la re­for­ma del ac­tual sis­te­ma de Ren­ta de Ga­ran­tía de In­gre­sos e In­clu­sión So­cial. La po­lé­mi­ca me­di­da, que se anun­ció pa­ra com­ba­tir el frau­de al fa­ci­li­tar la iden­ti­fi­ca­ción de los per­cep­to­res, es­tá en ma­nos de la Agen­cia Es­pa­ño­la de Pro­tec­ción de Da­tos tras do So­cia­lis­ta de Eus­ka­di ase­gu­ran que se ha­rá de for­ma le­gal o no se ha­rá.

El pri­me­ro en so­li­ci­tar en uso de hue­llas dac­ti­la­res pa­ra evi­tar el frau­de en la Ren­ta de Ga­ran­tía de In­gre­sos (RGI) fue, en 2015, el en­ton­ces al­cal­de de Vi­to­ria, Ja­vier Ma­ro­to, del PP. En 2014 in­cen­dió el de­ba­te cuan­do ase­gu­ró que “ma­rro­quíes y ar­ge­li­nos vi­ven de las ayu­das y no quie­ren tra­ba­jar”. La di­rec­to­ra de la Agen­cia Vas­ca de Pro­tec­ción de Da­tos (AVPD), Mar­ga­ri­ta Uria, ex­pli­có es­ta se­ma­na que ya hay 8.000 per­so­nas fi­cha­das en­tre los usua­rios del ser­vi­cio de em­pleo y sus fun­cio­na­rios —a los que se ha in­cor­po­ra­do tras la po­lé­mi­ca—, y los be­ne­fi­cia­rios del RGI, que fue­ron 57.377 en agos­to. De he­cho, fue la AVPD la que re­cor­dó al Go­bierno que era ne­ce­sa­rio una au­to­ri­za­ción pre­via. El abono de es­ta per­cep-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.