62 mé­di­cos, de­nun­cia­dos por re­ce­tar pseu­do­cien­cia

Los co­le­gios mé­di­cos de Ma­drid y de Va­len­cia de­be­rán re­sol­ver si han vul­ne­ra­do el có­di­go deon­to­ló­gi­co tras la de­nun­cia de una aso­cia­ción

El País (Andalucía) - - SOCIEDAD - JA­VIER SA­LAS

Mé­di­cos que di­cen poder tra­tar la es­te­ri­li­dad y da­ños ce­re­bra­les con acu­pun­tu­ra; el au­tis­mo, ati­bo­rran­do al pa­cien­te con vi­ta­mi­nas; las aler­gias, con un in­ven­to lla­ma­do te­ra­pia cuán­ti­ca; los tu­mo­res, con plan­tas co­mu­nes; la es­cle­ro­sis múl­ti­ple y el alz­héi­mer, ma­ni­pu­lan­do las ore­jas, o el lu­pus y la he­pa­ti­tis C apli­can­do ima­nes. Es­tas son al­gu­nas de las prác­ti­cas pseu­do­cien­tí­fi­cas —sin el más mí­ni­mo ri­gor cien­tí­fi­co— que es­tán rea­li­zan­do al me­nos 62 mé­di­cos co­le­gia­dos en Ma­drid y de Va­len­cia por las que han si­do de­nun­cia­dos a sus res­pec­ti­vos co­le­gios mé­di­cos, por po­si­ble vul­ne­ra­ción de la deon­to­lo­gía mé­di­ca.

“No es ni la pun­ta del ice­berg, pe­ro que­re­mos em­pe­zar a de­nun­ciar ya”, ex­pli­ca Fer­nan­do Cer­ve­ra, bió­lo­go y re­pre­sen­tan­te de la Aso­cia­ción pa­ra Pro­te­ger al En­fer­mo de Te­ra­pias Pseu­do­cien­tí­fi­cas (APETP), en cu­yo nom­bre ha pre­sen­ta­do las que­jas con­tra seis fa­cul­ta­ti­vos co­le­gia­dos en el Co­le­gio Ofi­cial de Mé­di­cos de Ma­drid (Ico­mem) y 56 del Co­le­gio Ofi­cial de Mé­di­cos de Va­len­cia (ICOMV). “Es­pe­ra­mos que ac­ti­ven los me­ca­nis­mos san­cio­na­do­res”.

La APETP se­ña­la al me­nos cin­co pun­tos de la deon­to­lo­gía mé­di­ca que es­ta­rían vul­ne­ran­do es­tos pro­fe­sio­na­les, co­mo la obli­ga­to­rie­dad de no “per­ju­di­car in­ten­cio­na­da­men­te al pa­cien­te” y de no “le­van­tar fal­sas es­pe­ran­zas”. Pe­ro la cla­ve se en­cuen­tra en el ar­tícu­lo 26.2 del có­di­go deon­to­ló­gi­co de la Or­ga­ni­za­ción Mé­di­ca Co­le­gial, que di­ce: “No son éti­cas las prác­ti­cas ins­pi­ra­das en el char­la­ta­nis­mo, las ca­ren­tes de ba­se cien­tí­fi­ca y que pro­me­ten a los en­fer­mos la cu­ra­ción, los pro­ce­di­mien­tos ilu­so­rios o in­su­fi­cien­te­men­te pro­ba­dos que se pro­po­nen co­mo efi­ca­ces, la simulación de tra­ta­mien­tos mé­di­cos o in­ter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas y el uso de pro­duc­tos de com­po­si­ción no co­no­ci­da”.

Los re­co­rri­dos de las re­cla­ma­cio­nes, que se re­vi­sa­rán en la Co­mi­sión de Deon­to­lo­gía, se an­to­jan a prio­ri muy dis­tin­tos. En Ma­drid, la jun­ta ac­tual del Ico­mem se ha mos­tra­do muy be­li­ge­ran­te con las pseudociencias, tum­ban­do sus sec­cio­nes pseu­do­cien­tí­fi­cas na­da más ac­ce­der a la pre­si­den­cia. En Va­len­cia, sin em­bar­go, la jun­ta del co­le­gio es partidaria de las pseudociencias. En ella se sien­ta co­mo vo­cal Ra­fael Torres, pre­si­den­te na­cio­nal de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Mé­di­cos Na­tu­ris­tas, co­no­ci­do por apli­car la­va­ti­vas pa­ra ha­cer fren­te a to­do ti­po de en­fer­me­da­des, in­clui­do el sida.

En­tre otras prác­ti­cas, los mé­di­cos de­nun­cia­dos co­le­gia­dos en Ma­drid ase­gu­ran a sus pa­cien­tes La Aso­cia­ción pa­ra Pro­te­ger al En­fer­mo de Te­ra­pias Pseu­do­cien­tí­fi­cas (APETP) cuen­ta con un res­pal­do im­por­tan­te. Con­sul­ta­do por el ca­so va­len­ciano, el Con­se­jo Ge­ne­ral de Co­le­gios Ofi­cia­les de Mé­di­cos se pro­nun­ció a fa­vor de la re­cla­ma­ción y mos­tró su “re­cha­zo, por con­tra­rias a la deon­to­lo­gía y éti­ca mé­di­ca, a to­das las prác­ti­cas in­va­li­da­das cien­tí­fi­ca­men­te, in­clu­yen­do la ho­meo­pa­tía”. Pe­ro la ca­pa­ci­dad san­cio­na­do­ra re­cae en el co­le­gio con­cre­to al que per­te­ne­cen. que se pue­den cu­rar con im­po­si­ción de ma­nos, con ozono, usan­do ima­nes y que in­clu­so pue­den ven­cer al cán­cer gra­cias a un ja­ra­be de 95 eu­ros. El Ico­mem ex­pli­ca que en los úl­ti­mos 3,5 años ha recibido diez que­jas por uso de pseu­do­te­ra­pias: ocho fue­ron so­bre­seí­das y ar­chi­va­das; otras dos es­tán en es­tu­dio.

Su pre­si­den­te, Miguel Án­gel Sán­chez Chi­llón, se mues­tra par­ti­da­rio de ac­tuar con­tra es­te fe­nó­meno, pe­ro ad­vier­te de las di­fi­cul­ta­des que su­pon­dría de­nun­ciar a to­dos los fa­cul­ta­ti­vos que se sal­gan de los pro­to­co­los y lamenta que ha­ya “po­ca cul­tu­ra de de­nun­cia”. Y por eso se han plan­tea­do ac­tuar de ofi­cio si se co­no­cie­ran casos co­mo el que lle­vó a una mu­jer a la muer­te en Girona, si hu­bie­ra un co­le­gia­do ma­dri­le­ño de­trás. En esos casos, la re­so­lu­ción del co­le­gio po­dría lle­var apa­re­ja­das dis­tin­tas san­cio­nes tem­po­ra­les o eco­nó­mi­cas, en fun­ción de la gra­ve­dad o la re­in­ci­den­cia.

Cohe­ren­te con su lí­nea de tra­ba­jo, la jun­ta del co­le­gio va­len­ciano re­cha­zó ac­tuar de nin­gún mo­do cuan­do la APETP ele­vó su queja el año pa­sa­do con­tra es­tos 56 mé­di­cos que apli­can pseudociencias. “No en­con­tra­mos fal­ta al­gu­na al có­di­go deon­to­ló­gi­co”, res­pon­die­ron des­de la jun­ta, pa­ra aña­dir que no se pro­nun­cia­rían so­bre la va­li­dez cien­tí­fi­ca de la ho­meo­pa­tía y otras pseu­do­te­ra­pias por­que no tie­nen me­dios pa­ra in­ves­ti­gar­lo. Por ello, Cer­ve­ra ha pre­sen­ta­do la queja en es­ta oca­sión an­te el Co­le­gio Ofi­cial de Mé­di­cos de Ali­can­te, que es quien es­tá aho­ra al fren­te del Con­se­jo de Co­le­gios de Mé­di­cos de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na. El co­le­gio ali­can­tino sí se ha mos­tra­do be­li­ge­ran­te fren­te al fe­nó­meno de los fal­sos re­me­dios.

/ PHI­LIP­PE HUGUEN/ AFP / GETTY IMAGES

Pas­ti­llas ho­meo­pá­ti­cas en una far­ma­cia fran­ce­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.