Po­de­mos, de la Puer­ta del Sol a La Mon­cloa

El par­ti­do de Igle­sias de­ja atrás su dis­cur­so an­ti­sis­te­ma y se fi­ja co­mo me­ta go­ber­nar con los so­cia­lis­tas En me­nos de cin­co años ha pa­sa­do de la con­fron­ta­ción con el PSOE a la coo­pe­ra­ción Sán­chez e Igle­sias han re­con­du­ci­do en cua­tro me­ses una re­la­ción ro

El País (Andalucía) - - ESPAÑA - ANA MAR­COS / JO­SÉ MAR­COS

Po­de­mos ha pa­sa­do en me­nos de cin­co años de que­rer to­mar el cie­lo por asal­to des­de la Puer­ta del Sol a la fir­ma so­lem­ne de un pac­to so­bre los pre­su­pues­tos en el Pa­la­cio de La Mon­cloa. La tran­si­ción en las re­la­cio­nes con el PSOE ha si­do aún más rá­pi­da. En cua­tro me­ses, Pa­blo Igle­sias, que va­ti­ci­na­ba un “cal­va­rio” a Pe­dro Sán­chez tras el éxi­to de la mo­ción de cen­su­ra por su de­ci­sión de go­ber­nar en so­li­ta­rio con 84 dipu­tados, ha ru­bri­ca­do un acuer­do pa­ra in­ten­tar ago­tar la le­gis­la­tu­ra.

“Si­gan son­rien­do por­que sí se pue­de”, reivin­di­có el lí­der de Po­de­mos, ho­ras des­pués de la fir­ma del acuer­do, a aquel gru­po de jó­ve­nes des­co­no­ci­dos vin­cu­la­dos al 15-M que irrum­pie­ron en 2014 con cin­co es­ca­ños en el Par­la­men­to Eu­ro­peo. Así Igle­sias se re­mon­ta­ba a la pre­sen­ta­ción del par­ti­do, en enero de 2014, en el Tea­tro del Ba­rrio, en La­va­piés (Ma­drid). “Di­je­ron en las pla­zas que sí se pue­de y no­so­tros que­re­mos de­cir hoy que po­de­mos”, arran­có en­ton­ces su in­ter­ven­ción.

“He­mos te­ni­do que apren­der a mar­chas for­za­das en un me­dio hos­til a nue­vas for­mas de ha­cer po­lí­ti­ca”, ad­mi­ten aho­ra di­ri­gen­tes de la or­ga­ni­za­ción. “Y la en­tra­da en las ins­ti­tu­cio­nes ha atra­ve­sa­do por mul­ti­tud de ad­ver­si­da­des”. Es lo que Íñi­go Erre­jón re­su­mió co­mo “años de ma­du­ra­ción y de su­mar al­gu­nas ci­ca­tri­ces”.

Ca­si un lus­tro des­pués, Po­de­mos se pre­pa­ra pa­ra go­ber­nar Es­pa­ña en coa­li­ción con el PSOE. A ser po­si­ble en 2020: la for­ma­ción no es par­ti­da­ria de un ade­lan­to elec­to­ral. “Po­de­mos ya ha lle­ga­do a acuer­dos de manera re­gu­lar con el PSOE a ni­vel mu­ni­ci­pal y au­to­nó­mi­co. La ver­da­de­ra ano­ma­lía era que no hu­bie­ra ha­bi­do nin­guno es­ta­tal”, ex­pli­ca Pa­blo Si­món, pro­fe­sor de Cien­cias Po­lí­ti­cas en la Uni­ver­si­dad Car­los III. Tras sub­ra­yar la in­fluen­cia que la for­ma­ción de Igle­sias ha lo­gra­do “de for­ma ace­le­ra­dí­si­ma”, Si­món vin­cu­la su evo­lu­ción a la que han se­gui­do otros par­ti­dos de iz­quier­das de Eu­ro­pa, co­mo el Blo­co da Es­quer­da en Por­tu­gal o Los Ver­des en Ale­ma­nia. “Pa­sa­ron de una ló­gi­ca de con­fron­ta­ción con el es­ta­blish­ment a una ló­gi­ca de coo­pe­ra­ción, que les ha­ce es­tar en go­bier­nos de coa­li­ción en al­gu­nos ca­sos, co­mo se­gu­ro que se­rá el pa­so si­guien­te aquí”, ex­po­ne.

“He­mos tro­pe­za­do mu­chas ve­ces”, re­co­no­cen des­de el par­ti­do, “pe­ro he­mos si­do ca­pa­ces de sal­var los obs­tácu­los. Po­de­mos es un par­ti­do fle­xi­ble”. La si­guien­te eta­pa en el ca­mino son las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas y lo­ca­les, en las que el gru­po con­fe­de­ral as­pi­ra a for­mar par­te de va­rios Eje­cu­ti­vos. Se­ría la an­te­sa­la del gran ob­je­ti­vo: cons­ti­tuir con el PSOE el pri­mer Go­bierno de coa­li­ción de Es­pa­ña.

La reali­dad ha des­via­do a Po­de­mos de la con­quis­ta por asal­to del po­der que pro­mul­ga­ba en sus orí­ge­nes pa­ra to­mar un ca­mino más lar­go. “Te­ne­mos las es­pal­das más an­chas que ha­ce al­gu­nos años, pe­ro con la mis­ma ilu­sión de siem­pre”, ar­gu­men­ta Igle­sias. Su for­ma­ción ha apren­di­do a ce­der y a ne­go­ciar sin re­cla­mar co­mo an­ta­ño mi­nis­te­rios ni vi­ce­pre­si­den­cias. El apre­tón de ma­nos de Sán­chez e Igle­sias el jue­ves en La Mon­cloa evi­den­ció que las for­mas con las que el lí­der de Po­de­mos se pos­tu­la­ba co­mo vi­ce­pre­si­den­te de un Eje­cu­ti­vo tripartito con IU y pre­si­di­do por Sán­chez, a prin­ci­pios de 2016, ha que­da­do su­pe­ra­do. La pro­pues­ta, que in­cluía el con­trol de va­rios mi­nis­te­rios, pi­lló des­pre­ve­ni­do a Sán­chez, jus­to cuan­do se en­con­tra­ba reuni­do con Fe­li­pe VI den­tro de las ron­das de au­dien­cias del Rey pa­ra in­ten­tar for­mar Go­bierno. “Los elec­to­res no en­ten­de­rán que el lí­der de Po­de­mos y yo no nos en­ten­da­mos”, di­jo en­ton­ces el res­pon­sa­ble del PSOE.

Sin em­bar­go, el re­ce­lo mu­tuo ca­rac­te­ri­zó des­de en­ton­ces la re­la­ción en­tre am­bos lí­de­res. Has­ta la mo­ción de cen­su­ra del pa­sa­do ju­nio. “He­mos pa­sa­mos de la ló­gi­ca de la vie­ja y la nue­va po­lí­ti­ca a la ló­gi­ca de blo­ques”, apun­ta Si­món. “Y den­tro de es­tos no te pue­des mo­ver sin pe­na­li­za­ción. Po­de­mos in­ten­ta­rá mo­ver al PSOE más a la iz­quier­da y que se to­men me­di­das pro­gre­sis­tas”.

La pri­me­ra de­mos­tra­ción de ca­la­do de ese en­ten­di­mien­to tras la mo­ción a Ra­joy lle­gó es­ta se­ma­na. Y cuen­ta con el be­ne­plá­ci­to de los prin­ci­pa­les lí­de­res de Po­de­mos, al mar­gen de la co­rrien­te a la que per­te­nez­can. “Pa­ra es­to vi­ni­mos, pa­ra ser útiles y me­jo­rar la vi­da de la gen­te. ¡Se pue­de y va­mos a por más!”, pro­cla­mó Erre­jón, co­men­tan­do la subida del sa­la­rio mí­ni­mo de 735 a 900 eu­ros, las me­di­das pa­ra con­te­ner el pre­cio del al­qui­ler o los per­mi­sos de pa­ter­ni­dad y ma­ter­ni­dad igua­les e in­trans­fe­ri­bles. Igle­sias in­sis­te en que en­tre Po­de­mos y el PSOE “no hay una com­pe­ten­cia vir­tuo­sa” co­mo, se­gún Erre­jón, exis­tía en­tre PP y Ciu­da­da­nos has­ta an­tes de la mo­ción de cen­su­ra.

Al igual que Igle­sias se de­cla­ra “mo­de­ra­da­men­te sa­tis­fe­cho” del acuer­do, Te­re­sa Ro­drí­guez, la coor­di­na­do­ra en An­da­lu­cía y con per­fil pro­pio den­tro del sec­tor más a la iz­quier­da, los An­ti­ca­pi­ta­lis­tas, tam­bién fes­te­ja el pac­to con el Go­bierno. E in­clu­so lo usa pa­ra car­gar con­tra los so­cia­lis­tas an­da­lu­ces, a los que se me­di­rá co­mo can­di­da­ta de la coa­li­ción en­tre su par­ti­do e IU en las au­to­nó­mi­cas del 2 de di­ciem­bre: “Es­te acuer­do po­ne en evi­den­cia a Su­sa­na Díaz. Cuan­do el PSOE se sien­ta a ne­go­ciar con Po­de­mos, se sube el sa­la­rio mí­ni­mo un 23%; cuan­do se sien­ta con Ciu­da­da­nos, le ba­ja­mos los impuestos a las grandes for­tu­nas”.

/ VÍC­TOR SANZ

Pa­blo Igle­sias jun­to a las al­cal­de­sas Ada Co­lau y Ma­nue­la Car­me­na, en un ac­to ce­le­bra­do ayer en Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.