Un do­pa­je (le­gal) pa­ra que­mar más en el gim­na­sio. Y se ven­de en Internet.

ES LA ÚL­TI­MA MO­DA LE­GAL EN­TRE ATLE­TAS: UN SU­PLE­MEN­TO DE CETONA QUE PRO­ME­TE HA­CER­LES MÁS RÁ­PI­DOS Y QUE­MAR MÁS ENER­GÍA.

El País - Buena Vida - - PORTADA - por Eva van den Berg

Sus crea­do­res, so­cios de una star­tup de San Fran­cis­co, de­fien­den que pue­de mar­car un an­tes y un des­pués en el ren­di­mien­to de­por­ti­vo. Se lla­ma HVMN (pro­nun­cia­do hu­man, hu­mano en in­glés) y ha si­do desa­rro­lla­do tras 10 años de in­ves­ti­ga­ción en co­la­bo­ra­ción con la Uni­ver­si­dad de Ox­ford y una in­ver­sión de unos 49 mi­llo­nes de eu­ros. El re­vue­lo vie­ne por lo si­guien­te: ase­gu­ra re­pli­car el efec­to de la ce­to­gé­ne­sis que se con­si­gue con una die­ta res­trin­gi­da en hi­dra­tos de car­bono o ca­lo­rías, sin sus in­con­ve­nien­tes, pa­sar ham­bre o no po­der co­mer pas­ta (en­tre otros man­ja­res). Es­ta ce­to­gé­ne­sis es el pro­ce­so por el que, an­te ba­jos ni­ve­les de glu­co­sa en san­gre y el ago­ta­mien­to –tras po­cas ho­ras de ejer­ci­cio– de las re­ser­vas de azú­ca­res, “el or­ga­nis­mo ob­tie­ne ener­gía de las gra­sas al­ma­ce­na­das”, ex­pli­ca Sa­ra Mar­tí­nez, nu­tri­cio­nis­ta de la clí­ni­ca Alim­men­ta. Y así, se pro­lon­ga la ca­pa­ci­dad de es­fuer­zo. Un cho­llo… sin su­fi­cien­tes es­tu­dios con­clu­yen­tes que ava­len su efi­ca­cia. Aun­que no es lo mis­mo que in­du­cir a la ce­to­sis a tra­vés de la die­ta, tie­ne efec­tos se­cun­da­rios pa­re­ci­dos: ha­li­to­sis, can­san­cio, do­lo­res de ca­be­za, ma­reos… Y al­guno más: pro­ba­do en 10 ci­clis­tas pro­fe­sio­na­les en pre­tem­po­ra­da, pro­vo­có ma­les­tar gas­tro­in­tes­ti­nal y, lo que es más pa­ra­dó­ji­co, peo­res mar­cas.

“La ma­yo­ría de las per­so­nas que in­gie­ren cetona se en­cuen­tran mal y al­gu­nas desa­rro­llan

ce­toa­ci­do­sis: un con­jun­to de sín­to­mas pa­re­ci­dos a los de una

in­to­xi­ca­ción ali­men­ta­ria”.

_ Sa­ra Mar­tí­nez, die­tis­ta nu­tri­cio­nis­ta_.

NO SIR­VE PA­RA TO­DOS. “Es po­co pro­ba­ble que pro­duz­ca una di­fe­ren­cia sig­ni­fi­ca­ti­va en atletas de cor­ta dis­tan­cia o ve­lo­cis­tas: son ejer­ci­cios anae­ró­bi­cos (re­quie­ren de mu­cho es­fuer­zo en po­co tiem­po) y el cuer­po ne­ce­si­ta oxí­geno (que se tra­du­ce en tiem­po)...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.