“Sus hi­jos po­drían lle­gar a pa­re­cer­se a un an­ti­guo amor de ve­rano”.

UN BU­LO QUE SE RE­PI­TE EN CUAN­TO LLE­GA EL CA­LOR…

El País - Buena Vida - - LO MEJOR - Por Mar­ta del Va­lle

…Y se ale­gran los ins­tin­tos. Lo con­ta­ba la re­vis­ta Ti­me ha­ce ca­si cua­tro años en un ar­tícu­lo que se ti­tu­ló: Có­mo pa­re­jas se­xua­les pre­vias afec­tan a la des­cen­den­cia. En él se ex­pli­ca­ba que siem­pre se ha di­cho que las hem­bras vír­ge­nes pro­du­cían me­jo­res pu­ra­san­gres (se re­fe­rían al mun­do ani­mal, cla­ro). Y con­ta­ba có­mo unos in­ves­ti­ga­do­res aus­tra­lia­nos po­drían ha­ber do­ta­do es­ta afir­ma­ción de una po­si­ble ex­pli­ca­ción cien­tí­fi­ca a tra­vés de un ex­pe­ri­men­to con mos­cas. Sus res­pon­sa­bles ob­ser­va­ron que, efec­ti­va­men­te, la des­cen­den­cia “he­re­da­ba” ca­rac­te­rís­ti­cas de an­te­rio­res pa­re­jas de la hem­bra y que los flui­dos de los en­cuen­tros se­xua­les ten­drían al­go que ver. Ani­ma­das por otro es­tu­dio pu­bli­ca­do en The Ame­ri­can Jour­nal of Me­di­ci­ne, de 2005, que ar­gu­men­ta­ba que el ce­re­bro fe­me­nino pue­de con­te­ner ADN mas­cu­lino, una web hi­zo su pro­pia in­ter­pre­ta­ción el ve­rano pa­sa­do y el ti­tu­lar (pa­re­ci­do al que en­ca­be­za es­tas lí­neas) no tar­dó en ha­cer­se vi­ral. No es así. Se­gún ex­pli­có en la red so­cial Quo­ra Su­zan­ne Sa­de­din, ex­per­ta en bio­lo­gía evo­lu­ti­va, esa in­for­ma­ción ge­né­ti­ca pro­ba­ble­men­te ven­ga de un em­ba­ra­zo o abor­to es­pon­tá­neo, un her­mano ma­yor o un ge­me­lo eva­nes­cen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.