Có­mo ob­te­ner una fri­tu­ra per­fec­ta

El Acei­te de Oru­jo de Oli­va es el acei­te de los fri­tos sa­lu­da­bles, li­ge­ros y sa­bro­sos. Bas­ta con se­guir unos sen­ci­llos pa­sos pa­ra sa­car el má­xi­mo par­ti­do a los ali­men­tos con es­ta for­ma de coc­ción

El País - Buena Vida - - HABLA ORIVA - www.la­fri­tu­ra­per­fec­ta.com

La fri­tu­ra es una téc­ni­ca em­plea­da ha­bi­tual­men­te en co­ci­na pe­ro, pa­ra ob­te­ner el me­jor re­sul­ta­do, se de­ben te­ner en cuen­ta fac­to­res co­mo la tem­pe­ra­tu­ra, que no de­be su­pe­rar los 180º, los me­dios em­plea­dos y el alimento a freír. Aun­que pa­rez­ca una ob­vie­dad, a me­nu­do pro­lon­ga­mos la coc­ción más de lo ne­ce­sa­rio. Es des­acon­se­ja­ble por­que se pro­du­ce lo que se co­no­ce co­mo de­gra­da­ción, es de­cir, una al­te­ra­ción de la for­ma­ción de com­pues­tos no desea­dos que dis­mi­nu­yen el va­lor nu­tri­cio­nal de los ali­men­tos fri­tos y la du­ra­bi­li­dad del uso del acei­te en fri­tu­ra, tal y co­mo se­ña­lan re­cien­tes es­tu­dios. La ma­te­ria pri­ma es fun­da­men­tal a la ho­ra de con­se­guir un buen pla­to y, en fri­tu­ra, aun­que pue­da pa­re­cer evi­den­te, el acei­te es bá­si­co.

De la co­rrec­ta elec­ción del acei­te de­pen­den des­de la tex­tu­ra has­ta el sa­bor fi­nal que se ob­tie­ne. Re­cien­te­men­te, es­tu­dios cien­tí­fi­cos han evi­den­cia­do que el Acei­te de Oru­jo de Oli­va es la me­jor op­ción, por de­lan­te de acei­tes co­mo el de gi­ra­sol. Su com­po­si­ción es ri­ca en áci­do olei­co y con­tie­ne ade­más com­pues­tos bio­ac­ti­vos de gran ca­pa­ci­dad antioxidante co­mo los to­co­fe­ro­les o los po­li­fe­no­les, que le con­fie­ren es­ta­bi­li­dad y du­ra­bi­li­dad.

Gra­cias a es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas re­sis­te más del do­ble de fri­tu­ras que los acei­tes de se­mi­llas más ha­bi­tua­les. Ade­más, sus ca­rac­te­rís­ti­cas or­ga­no­lép­ti­cas neu­tras ha­cen que no se en­mas­ca­re el sa­bor del alimento al freír y se pue­da dis­fru­tar por com­ple­to de su sa­bor ori­gi­nal.

Con Acei­te de Oru­jo de Oli­va y si­guien­do sen­ci­llos con­se­jos co­mo cor­tar los ali­men­tos en pie­zas me­dia­nas o grandes; echar la sal des­pués de freír o ab­sor­ber el ex­ce­so de acei­te con pa­pel de co­ci­na se con­si­gue la fri­tu­ra per­fec­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.