“Los ve­ga­nos en­ve­je­cen peor que quie­nes tie­nen una die­ta va­ria­da”.

ASÍ AFEC­TA A LA PIEL CA­DA TI­PO DE ALI­MEN­TA­CIÓN, SE­GÚN UN SANEDRÍN DE DER­MA­TÓ­LO­GOS Y NU­TRI­CIO­NIS­TAS.

El País - Buena Vida - - SUMARIO - por Na­ta­lia Ló­pez Pe­vi­da

Es lo que la ex­pe­rien­cia les chi­va a los der­ma­tó­lo­gos en con­sul­ta. No es la úni­ca die­ta que afec­ta a su piel y ca­be­llo. Otras cau­san arru­gas, tono ce­trino, ti­ran­tez… ¿Fri­vo­li­da­des? “Unas ma­las pau­tas ali­men­ta­rias pue­den es­tar de­trás de en­fer­me­da­des der­ma­to­ló­gi­cas co­mo ato­pía, pso­ria­sis, ac­né…”.

CCo­mer pa­ra pa­re­cer más jo­ven. Es el eje de la lla­ma­da nu­tri­cos­mé­ti­ca, con to­dos los com­ple­men­tos vi­ta­mí­ni­cos y pro­tei­cos, ali­men­tos en­ri­que­ci­dos, zu­mos y ba­ti­dos. Una ten­den­cia im­pa­ra­ble que irrum­pió en el mer­ca­do en 2008, y que pa­ra 2024 se pre­vé que fac­tu­re 7.400 mi­llo­nes de dó­la­res (unos 6.400 mi­llo­nes de eu­ros) en el mun­do. En es­te con­tex­to se ge­ne­ran on­das ex­pan­si­vas en torno a cier­tos ali­men­tos: esa hor­ta­li­za asiá­ti­ca li­ga­da a un hash­tag en Ins­ta­gram con mi­les de li­kes se vuel­ve om­ni­pre­sen­te po­co tiem­po des­pués en to­dos los su­per­mer­ca­dos. Di­cen que el in­ven­tor de to­do es­to fue el poe­ta Lord By­ron, quien, es­cla­vo de la es­té­ti­ca y ob­se­sio­na­do con la ju­ven­tud, la ro­pa y la del­ga­dez, pre­su­mía de se­guir un es­tric­to ré­gi­men ba­sa­do en té sin azú­car, unas po­cas pa­ta­tas mo­ja­das en vinagre, agua mi­ne­ral mez­cla­da con vino y ci­ga­rri­llos. By­ron ha­cía pro­se­li­tis­mo de su mo­do de ali­men­tar­se y pu­so tan de mo­da es­tas pau­tas en la so­cie­dad vic­to­ria­na que las emi­nen­cias mé­di­cas se vie­ron obli­ga­das a ha­cer pú­bli­ca su dis­con­for­mi­dad. No muy di­fe­ren­te de lo que su­ce­de hoy con Gwy­neth Pal­trow.

Da­mos por bueno el afo­ris­mo de que “so­mos lo que co­me­mos”, asu­mien­do que to­do lo que in­ge­ri­mos se plas­ma en nues­tra mem­bra­na más su­per­fi­cial. Pe­ro, co­mo tan­tas ve­ces, cuan­do se ha­bla de nu­tri­ción hay mu­cho rui­do y po­co fil­tro. Lean­dro Mar­tí­nez, di­rec­tor de la Uni­dad de Der­ma­to­lo­gía del Hos­pi­tal Re­gio­nal de Má­la­ga y miem­bro de la Aca­de­mia Es­pa­ño­la de Der­ma­to­lo­gía y Ve­ne­reo­lo­gía (AEDV), cuen­ta que unas ma­las pau­tas ali­men­ta­rias “pue­den es­tar de­trás de en­fer­me­da­des der­ma­to­ló­gi­cas co­mo la der­ma­ti­tis ató­pi­ca, la pso­ria­sis o el ac­né”. Ah, y que el ca­cao puro en can­ti­da­des mo­de­ra­das no es­ti­mu­la la apa­ri­ción de gra­nos. Acla­ra­da la du­da uni­ver­sal, des­gra­na­mos el efec­to que ca­da ti­po de die­ta tie­ne en el ór­gano más ex­ten­so del cuer­po hu­mano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.