Asen­sio, on­ce to­ques y dos cen­tros de gol

El en­tre­na­dor, que sen­tó a Ba­le pa­ra te­ner su­pe­rio­ri­dad en el cen­tro del cam­po, advierte del pe­li­gro de la vuel­ta

El País (Catalunya) - - DEPORTES - ELEONORA GIOVIO, D. TO­RRES, Madrid Madrid

Igual que pa­só con­tra el Ná­po­les en la ida de los oc­ta­vos del año pa­sa­do, el Madrid con­si­guió so­bre­po­ner­se al tan­to del ri­val. No se des­com­pu­so el equi­po blan­co tras el gol de Ra­biot, em­pa­tó an­tes del des­can­so y ter­mi­nó ga­nan­do el par­ti­do por 3-1. Zidane, que ca­li­fi­có de “muy tra­ba­ja­da” la vic­to­ria an­te el PSG, ad­vir­tió de los pe­li­gros que le es­pe­ran al Madrid en la vuel­ta el pró­xi­mo día 6. No se ol­vi­da el téc­ni­co fran­cés de los apu­ros que pa­só su equi­po el año pa­sa­do en Ná­po­les, don­de es­tu­vo, du­ran­te un buen ra­to, a un gol de la eli­mi­na­ción. Lo arre­gla­ron Ra­mos y Morata. “Hay que es­tar con­ten­to con lo que hi­ci­mos hoy con­tra un ri­val muy bueno. He­mos con­se­gui­do una bue­na vic­to­ria. Sa­be­mos que la vuel­ta va a ser muy com­pli­ca­da, di­fí­cil, lo vi­mos el año pa­sa­do con el Ná­po­les cuan­do fui­mos allí con el mis­mo resultado (3-1). Cuan­do jue­gas fue­ra pue­de pa­sar de to­do. Hoy es un día pa­ra es­tar con­ten­tos y yo es­toy or­gu­llo­so de to­dos mis jugadores”, ex­pli­có el téc­ni­co del Madrid.

De en­tra­da, sen­tó a Ba­le y op­tó por Is­co, co­mo en la fi­nal de Car­diff. El de­ba­te BBC sí, BBC no, le acom­pa­ñó en el úl­ti­mo mes y me­dio, des­de que el ga­lés de­jó atrás sus pro­ble­mas mus­cu­la­res. A Zidane mu­chos le ven co­mo un ali­nea­dor y no co­mo un en­tre­na­dor. Mu­chos le con­si­de­ran un téc­ni­co con El 17 de enero el PSG le me­tió 8-0 al Di­jon en el Par­que de los Prín­ci­pes y al día si­guien­te L'Équi­pe, el diario de­por­ti­vo fran­cés de re­fe­ren­cia, hi­zo una oda a Ney­mar en su por­ta­da: “One Man Show”. El show de un so­lo hom­bre, en ho­nor al bra­si­le­ño, au­tor del cuar­to, el quin­to, el sex­to y el oc­ta­vo gol cuan­do el par­ti­do es­ta­ba ro­to.

El 8-0 pro­vo­có la cla­se de es­pec­tácu­lo me­diá­ti­co que im­preg­na y dis­tor­sio­na la vi­da en torno al PSG, club que ade­más es pro­pie­dad de la ca­de­na BeIN Sports, pro­pie­ta­ria de los de­re­chos de la Li­gue 1. La com­pe­ten­cia in­con­sis­ten­te ha de­fi­ni­do a un equi­po que, a fuer­za de ga­nar sin ex­pri­mir­se, ha aca­ba­do por vi­vir en un es­ta­do pa­re­ci­do a la con­fu­sión. Los jugadores pa­ri­si­nos, co­mo De los re­le­vos que in­tro­du­jo Zidane en el se­gun­do tiem­po, el que más in­ci­den­cia tu­vo fue Asen­sio. Ca­si to­do lo que hi­zo des­de que en­tró en el mi­nu­to 79 re­sul­tó de­ci­si­vo. El ma­llor­quín to­có el ba­lón so­lo on­ce ve­ces en el cuar­to de ho­ra que es­tu­vo en el cam­po, pe­ro dos de ellas ter­mi­na­ron en gol. La pri­me­ra de es­tas in­ter­ven­cio­nes fue un cen­tro que, tras un re­cha­ce de la de­fen­sa, ca­zó Cris­tiano en el in­te­rior del área pa­ra mar­car el 2-1. La otra, tam­bién des­de el cos­ta­do iz­quier­do, fue una asis­ten­cia a Mar­ce­lo, que anotó el de­fi­ni­ti­vo 3-1 y re­don­deó un par­ti­do muy no­ta­ble, el me­jor del bra­si­le­ño en lo que va de cur­so. flor, co­mo si ga­nar ocho tí­tu­los en dos años y me­dio só­lo fue­ra cues­tión de suer­te. Mu­chos le com­pa­ran con Guar­dio­la o Val­ver­de y opi­nan que no sa­be leer los par­ti­dos. Los que le ven tra­ba­jar a diario, sin em­bar­go, di­cen que no des­cui­da ni un de­ta­lle, aun­que cuan­do abra la puer­ta de ca­sa de­je el fút­bol fue­ra. Ra­biot, Mbap­pé o Kim­pem­be, lo su­fren es­pe­cial­men­te por­que con­si­de­ran que asis­ten a una es­pe­cie de en­ga­ño au­to­des­truc­ti­vo. Fue el pro­pio Ra­biot quien ex­pre­só es­te sen­ti­mien­to tras el 3-1 en el Ber­na­béu, re­fle­jo del 3-1 que su­frió su equi­po en Mú­nich en di­ciem­bre.

“Co­mo de cos­tum­bre”, di­jo, “tu­vi­mos las oca­sio­nes pe­ro no fui­mos lo bas­tan­te rea­lis­tas. Cuan­do jue­gas con­tra equi­pos co­mo el Madrid ellos tie­nen dos o tres oca­sio­nes y aca­ban den­tro. He­mos he­cho el par­ti­do que ha­cía fal­ta y eso es lo que me en­fa­da”, co­men­tó Ra­biot a BeIN Sports. “El pro­ble­ma es que es fá­cil mar­car ocho go­les al Di­jon, pe­ro es en es­tos par­ti­dos don­de ha­ce fal­ta ser de­ci­si­vo. Va­mos a in­ten­tar ir a bus­car la cla­si­fi­ca­ción en Pa­rís, pe­ro cuan­do par­ti­mos con

Ano­che acer­tó eligiendo a Is­co y acer­tó tam­bién con los cam­bios. Apar­te de qui­tar a Ben­ze­ma pa­ra dar en­tra­da a Ba­le, qui­tó a Ca­se­mi­ro —el hom­bre im­pres­cin­di­ble que lo ba­rre to­do— pa­ra po­ner a Lu­cas, y al ma­la­gue­ño pa­ra po­ner a Asen­sio. El Madrid ga­nó oxí­geno con am­bos. Du­ran­te un buen ra­to ha­bía es­ta­do en ap­nea an­te el em­pu­je un hán­di­cap co­mo és­te, es com­pli­ca­do”.

Quien más, quien me­nos, los jugadores del PSG lan­za­ron una mi­ra­da crí­ti­ca so­bre el par­ti­do rea­li­za­do con­tra el Madrid. “Nos ha fal­ta­do ex­pe­rien­cia por en­ci­ma de to­do”, di­jo Al­ves.

Los fut­bo­lis­tas hi­cie­ron au­to­crí­ti­ca. Los di­rec­ti­vos y el en­tre­na­dor, eje­cu­tan­do una ma­nio­bra coor­di­na­da de co­mu­ni­ca­ción ins­ti­tu­cio­nal, re­sol­vie­ron ex­pli­car­lo to­do en una pre­sun­ta ac­tua­ción par­cial del ár­bi­tro Gian­lu­ca Roc­chi.

El en­tre­na­dor, Unai Emery, fue es­pe­cial­men­te con­tun­den­te en es­te sen­ti­do. “El ár­bi­tro”, de­cla­ró, “nos cas­ti­gó con un pe­nal­ti en con­tra in­jus­to y no nos con­ce­dió un pe­nal­ti por mano de Ra­mos que me han di­cho que ha si­do cla­ra. El ár­bi­tro no ha si­do de Ney­mar y Mbap­pé. “Con Is­co bus­ca­bá­mos su­per­io­di­dad en el cen­tro del cam­po, lo ha he­cho fe­no­me­nal, no só­lo con el ba­lón, tam­bién sin él apa­re­cien­do des­de la se­gun­da lí­nea. Ha te­ni­do mu­cha mo­vi­li­dad, ha si­do la cla­ve so­bre to­do en el ini­cio de par­ti­do”, ana­li­zó el téc­ni­co, que en la vís­pe­ra ju­gó al des­pis­te y no qui­so dar de­ta­lles tác­ti­cos. equi­li­bra­do. Si en Pa­rís nos ha­cen un ar­bi­tra­je más equi­li­bra­do yo soy op­ti­mis­ta pa­ra re­mon­tar”.

“Por­que en Madrid”, pro­si­guió, “el ár­bi­tro no ha si­do equi­li­bra­do des­de el prin­ci­pio. La ten­den­cia ha si­do des­de el prin­ci­pio en fa­vor del Madrid. La ju­ga­da “Cam­bia­mos un po­co al fi­nal [con Lu­cas y Asen­sio] por­que se sa­bía que ellos no po­dían aguan­tar 90 mi­nu­tos. Con los cam­bios que­ría­mos me­ter un po­co más de pro­fun­di­dad y am­pli­tud. Eso bus­cá­ba­mos y nos ha sa­li­do bien el par­ti­do”, pro­si­guió.

Le sa­lió to­do per­fec­to a Zidane. Su equi­po res­pon­dió, reac­cio­nó des­pués del gol de Ra­biot y man­tu­vo una lí­nea de pre­sión muy al­ta. Mé­ri­to, ade­más de Is­co, tam­bién de Mar­ce­lo. El bra­si­le­ño fue el úni­co que en­mu­de­ció al Ber­na­béu cuan­do ca­yó al sue­lo gri­tan­do de do­lor des­pués de un cho­que con Da­ni Al­ves. Se le­van­tó, pe­ro ju­gó du­ran­te un buen ra­to con el bra­zo col­gan­do y apre­tan­do los dien­tes en ca­da sa­que la­te­ral. Sus in­cur­sio­nes crea­ron mu­cha su­pe­rio­ri­dad en el cam­po del PSG, sus pa­ses de­ja­ron so­los en el área ri­val a Cris­tiano y Ben­ze­ma. Se se­ña­ló el es­cu­do des­pués de fir­mar el 3-1 y fue co­rrien­do a be­sar­le la cal­va a Zidane. “Ha es­ta­do muy bien de­fen­dien­do y ha ata­ca­do mu­cho más de lo que es­ta­ba pre­vis­to. La idea era que ju­ga­ra más arri­ba que Na­cho, pe­ro ha he­cho más de lo pre­vis­to”, ex­pli­có ZZ.

Los pe­rio­dis­tas fran­ce­ses le re­cor­da­ron to­das las crí­ti­cas que ha­bía re­ci­bi­do y la pre­gun­ta­ron si se sen­tía un po­co más op­ti­mis­ta que el día an­te­rior. “Yo voy a con­ti­nuar tra­ba­jan­do pa­ra ha­cer par­ti­dos co­mo el de es­ta noche. Fal­ta la vuel­ta, ha­brá que ha­cer un par­ti­do enorme, con mu­cha in­ten­si­dad”, res­pon­dió el en­tre­na­dor blan­co. de Lo Cel­so [fre­nó el avance de To­ni Kroos po­nién­do­le el bra­zo en la ca­ra] no tu­vo in­ten­si­dad su­fi­cien­te pa­ra un pe­nal­ti”.

Cuan­do le pre­gun­ta­ron si no creía que Zidane le ha­bía su­pe­ra­do a par­tir de sus cam­bios tác­ti­cos, el vas­co re­pli­có con bre­ve­dad: “El resultado es un 3-1”, di­jo, “pe­ro eso no es lo que se ha re­fle­ja­do en el te­rreno de jue­go. En el cam­po no­so­tros tu­vi­mos el con­trol”.

Emery de­fen­dió sus me­di­das más cues­tio­na­das, es­pe­cial­men­te la de ju­gar con Lo Cel­so en el me­dio­cen­tro y la de cam­biar a Ca­va­ni por Meu­nier en la se­gun­da par­te. “Gio­van­ni [Lo Cel­so] ha he­cho un gran par­ti­do”, di­jo, “y el me­jor mo­men­to del equi­po fue cuan­do ju­ga­mos en la ban­da de­re­cha con Al­ves y Meu­nier. He­mos tra­ba­ja­do eso en los en­tre­na­mien­tos y he­mos he­cho un buen par­ti­do aquí. Te­ne­mos que ser po­si­ti­vos y op­ti­mis­tas pa­ra el par­ti­do de vuel­ta. Si con­ti­nua­mos así ten­dre­mos mu­chas op­cio­nes pa­ra re­mon­tar”.

Los jugadores del PSG con­tra­di­cen la cam­pa­ña ofi­cial de Al Khe­lai­fi y Emery cul­pan­do del resultado al ár­bi­tro

/ RO­DRI­GO JI­MÉ­NEZ (EFE)

Is­co sal­ta a por un ba­lón en pug­na con Lo Cel­so.

/ ÁL­VA­RO GAR­CÍA

Emery da ins­truc­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.