Co­fi­dis, tam­bién con­de­na­da

El País (Catalunya) - - ECONOMÍA Y TRABAJO -

En 2006 Yo­lan­da C. Pu­li­do es­ta­ba re­cién di­vor­cia­da, con dos ni­ños pe­que­ños a su car­go y en­ca­de­nan­do tra­ba­jos tem­po­ra­les. La ave­ría de su co­che fue esa go­ta que col­ma el va­so de la mal­tre­cha eco­no­mía fa­mi­liar. La fac­tu­ra: 700 eu­ros que no te­nía. El ban­co no se los pres­ta­ba y de re­pen­te to­da aque­lla pu­bli­ci­dad de Co­fi­dis que so­lía ig­no­rar em­pe­zó a lla­mar su aten­ción. Ter­mi­nó con­tra­tan­do con ellos un cré­di­to de 1.000 eu­ros. “Me iban am­plian­do la lí­nea y, co­mo es­ta­ba en si­tua­ción muy pre­ca­ria, as­fi­xia­da, la usa­ba. Pe­ro pa­sa­ban los años y por más que pa­ga­ba no aca­ba­ba de li­qui­dar la deu­da”, ex­pli­ca.

Una dé­ca­da des­pués, se sen­tó de­lan­te del or­de­na­dor, se hi­zo un Ex­cel con to­dos los pa­gos y se dio cuen­ta de que, de cuo­tas de 50 eu­ros, so­lo es­ta­ba amor­ti­zan­do 15. El res­to eran in­tere­ses y se­gu­ro. Re­sul­tó que a Pu­li­do le ha­bían pres­ta­do 5.562 eu­ros, ha­bía pa­ga­do bas­tan­te más del do­ble (12.480) y aún le re­cla­ma­ban otros 2.000. De­man­dó. Y ga­nó: el juz­ga­do de­cla­ró el in­te­rés “usu­ra­rio” y Co­fi­dis tu­vo que de­vol­ver­le 6.799 eu­ros, to­do lo que ex­ce­día de la can­ti­dad pres­ta­da ini­cial­men­te. “So­lo los que es­ta­mos en si­tua­ción de­ses­pe­ra­da o crí­ti­ca cae­mos en es­te ti­po de tar­je­tas o cré­di­tos. ¿Có­mo vas a pen­sar que te co­bran in­tere­ses ile­ga­les si se anun­cian en to­das par­tes? Ni te lo plan­teas”, di­ce Pu­li­do.

Pa­ra los abo­ga­dos de Avi­lés, la úni­ca di­fe­ren­cia en­tre los cré­di­tos per­so­na­les co­mo los de Co­fi­dis o Vi­vus y las tar­je­tas de cré­di­to son los in­tere­ses, mu­cho más al­tos en el pri­mer ca­so. “Nues­tro ré­cord es una TAE de 4.333%”, ase­gu­ra Ig­na­cio Her­nan­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.