Ten­go un tra­ba­jo para ti

For­ma­ción y em­plea­bi­li­dad son la esen­cia de los pro­yec­tos Gi­ra Jó­ve­nes y Gi­ra Mu­je­res de Co­ca-Co­la. Una apues­ta que com­bi­na ilu­sión y ta­len­to para con­quis­tar el fu­tu­ro.

El País - Especiales - - SUMARIO -

Tie­ne cin­co años de vi­da, 3.384 par­ti­ci­pan­tes y 290.000 ho­ras de ac­ti­vi­da­des. Lo han bau­ti­za­do con el nom­bre de Gi­ra Jó­ve­nes. Un con­cep­to que mez­cla fies­ta con apren­di­za­je, aven­tu­ra con for­ma­ción, cul­tu­ra con in­clu­sión. La apues­ta por cons­truir una opor­tu­ni­dad de fu­tu­ro para jó­ve­nes de en­tre 16 y 23 años. Chi­cos y chi­cas co­mo Ma­nuel Ta­vá­rez, Gé­ne­sis Ji­mé­nez de León o Mus­tap­ha Nd­yaj. Ellos, has­ta ha­ce muy po­co tiem­po, eran un nom­bre más en las lis­tas del pa­ro en Es­pa­ña. For­ma­ban par­te de ese 36% de me­no­res de 25 años des­em­plea­dos, se­gún el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca.

Gi­ra Jó­ve­nes na­ció gra­cias a una ini­cia­ti­va de Co­ca-Co­la. La com­pa­ñía se im­pu­so un desafío en 2012: ¿ qué po­de­mos ha­cer por jó­ve­nes co­mo Ma­nuel, Gé­ne­sis o Mus­tap­ha? Tres pa­la­bras en­ce­rra­ban la res­pues­ta: “Ilu­sión”, “ta­len­to” y “fu­tu­ro”. Tres mo­ti­vos para apo­yar a jó­ve­nes con es­ca­sos re­cur­sos en el ám­bi­to fa­mi­liar y el es­tig­ma del fra­ca­so es­co­lar a sus es­pal­das.

Ana Gas­cón, di­rec­to­ra de Res­pon­sa­bi­li­dad Cor­po­ra­ti­va de Co­ca-Co­la Ibe­ria, ase­gu­ra que los par­ti­ci­pan­tes de Gi­ra po­seen el mis­mo po­ten­cial que cual­quier otro jo­ven. So­lo hay una di­fe­ren­cia: las si­tua­cio­nes ad­ver­sas que ja­lo­nan sus vidas. “Que­re­mos que in­terio­ri­cen sus ca­pa­ci­da­des para afron­tar los re­tos que se pro­pon­gan y to­men las rien­das de sus pro­pias vidas”, afir­ma.

Es­tos chi­cos y chi­cas pro­ce­den de 10 or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les de Ma­drid, Bar­ce­lo­na y Se­vi­lla ex­per­tas en for­ma­ción, em­pleo y vul­ne­ra­bi­li­dad: Cruz Ro­ja, Nor­te Jo­ven, Fun­da­ción To­mi­llo, Op­ción 3, Fun­da­ción Se­cre­ta­ria­do Gi­tano, Fun­da­ción Pro­yec­to Don Bos­co, Aso­cia­ción Pi­nar­di, Fun­da­ción Sol­ven­tia, La Rue­ca y Exit. En­ti­da­des que co­la­bo­ran es­tre­cha­men­te con Co­ca-Co­la en es­te pro­yec­to.

Ma­nuel Ta­vá­rez lle­ga a Es­pa­ña con 13 años de la mano de su ma­dre. Pro­ce­de de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. Aquí vi­ve si­tua­cio­nes di­fí­ci­les, im­pro­pias de un jo­ven: des­de que­dar­se so­lo has­ta re­si­dir en un pi­so tu­te­la­do de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid. Se sien­te aban­do­na­do y sin apo­yos. El año 2012 mar­ca su ta­bla de sal­va­ción con su par­ti­ci­pa­ción en Gi­ra Jó­ve­nes. Gra­cias a los Talleres Co­no­ce y a las tu­to­rías para la bús­que­da de em­pleo, apren­de a rea­li­zar un buen cu­rrícu­lo, a en­fren­tar­se con sol­ven­cia a una en­tre­vis­ta de tra­ba­jo, a des- cu­brir su po­ten­cial… Y lo más im­por­tan­te: a con­fiar en sí mis­mo y en los de­más. “Co­noz­co a una nue­va fa­mi­lia”, afir­ma con emo­ción.

El Bar Es­cue­la de Co­ca-Co­la, un es­ta­ble­ci­mien­to de la ca­de­na de pin­chos Li­za­rrán, es la pri­me­ra pa­ra­da de su gi­ra particular. Un ho­ra­rio fi­jo, la res­pon­sa­bi­li­dad dia­ria y el tra­ba­jo en equi­po cen­tran, qui­zá por pri­me­ra vez, la an­da­du­ra de Ma­nuel. “Se me da­ba muy bien aten­der y re­la­cio­nar­me con los clientes”, afir­ma. Con el tra­ba­jo y el es­fuer­zo lle­ga el primer suel­do y una ex­pe­rien­cia la­bo­ral que le cam­bia para siem­pre. Hoy, con 24 años, es uno de los en­car­ga­dos de ser­vi­cio en un res­tau­ran­te de co­mi­da es­pa­ño­la. “Dis­fru­to de mi tra­ba­jo y gra­cias a él he con­se­gui­do in­de­pen­di­zar­me e, in­clu­so, mon­tar un pe­que­ño es­tu­dio de mú­si­ca en mi ca­sa. Me gus­ta can­tar pop y ba­la­das ro­mán­ti­cas. Di­cen que no se me da mal. ¡Quién sa­be si en un fu­tu­ro po­dré de­di­car­me a ello! Aho­ra ten­go la con­fian­za que me fal­ta­ba”, cuen­ta.

Mu­chos de los más de 3.000 par­ti­ci­pan­tes en Gi­ra po­drían fir­mar la his­to­ria de Ma­nuel. Para Ana Gas­cón, res­pon­sa­ble de es­te pro­yec­to, que­rer es po­der: “To­dos en al­gún mo­men­to he­mos pa­sa­do por mo­men­tos de di­fi­cul­tad e in­cer­ti­dum­bre. De­pen­de de nues­tras vi­ven­cias có­mo nos en­fren­ta­mos a esas si­tua­cio­nes. Con las he­rra­mien­tas que es­tos chi­cos y chi­cas ad­quie­ren, apren­den a dar­le un gi­ro a sus vidas. Y lo ha­cen con ener­gía, ilu­sión y ga­nas de cre­cer. Ac­ti­tu­des que se con­ta­gian”.

Ade­más del Bar Es­cue­la, los par­ti­ci­pan­tes tie­nen la po­si­bi­li­dad de rea­li­zar prác­ti­cas re­mu­ne­ra­das en los even­tos ex­ter­nos de la com­pa­ñía co­mo el con­cier­to Co­ca-Co­la Mu­sic Ex­pe­rien­ce, así co­mo en los cen­tros cul­tu­ra­les co­la­bo­ra­do­res con es­ta ini­cia­ti­va. Gé­ne­sis Ji­mé­nez de León, tam­bién do­mi­ni­ca­na, de 24 años, ve­nía de la Aso­cia­ción Nor­te Jo­ven cuan­do de­ci­dió, en 2014, par­ti­ci­par en Gi­ra. “Mi si­tua­ción no era fá­cil. Mi vi­da no es­ta­ba cen­tra­da”, ase­gu­ra. Rá­pi­da­men­te se in­te­gró en el de­par­ta­men­to de Mar­ke­ting y Co­mu­ni­ca­ción en los Tea­tros del Ca­nal de Ma­drid. Am­plió sus co­no­ci­mien­tos en es­te sec­tor. La ex­pe­rien­cia le sir­vió para con­se­guir un puesto en el de­par­ta­men­to de pa­tro­ci­nio de una em­pre­sa de di­se­ño de mo­da. “Me he enamo­ra­do de es­te mun­do. Es­toy ul­ti­man­do el lan­za­mien­to de mi pro­pia mar­ca de ro­pa. Gi­ra me pro­por­cio­nó los ins­tru­men­tos bá­si­cos para co­no­cer­me y ver de lo que era ca­paz”, afir­ma.

Mus­tap­ha Nd­yaj, ma­rro­quí de 26 años, aho­ra ma­ne­ja el ca­ñón de luz del mu­si­cal

Dirty Dan­cing. Tu­vo su opor­tu­ni­dad co­mo au­xi­liar de efec­tos es­pe­cia­les en la gi­ra de Car­los Jean. “Ha­bía es­tu­dia­do Elec­tri­ci­dad en la en­ti­dad so­cial. Ese co­no­ci­mien­to me ayu­dó a adap­tar­me rá­pi­da­men­te. La in­te­gra­ción fue muy fá­cil gra­cias a la co­la­bo­ra­ción de to­dos los téc­ni­cos. Vi­ví una ex­pe­rien­cia inol­vi­da­ble”, ex­pli­ca.

Ma­nuel, Gé­ne­sis o Mus­tap­ha apro­ve­cha­ron su opor­tu­ni­dad. Co­mo tan­tos otros. Los da­tos de Gi­ra Jó­ve­nes pre­sen­tan un ba­lan­ce es­pe­ran­za­dor. El 73% de los 3.384 par­ti­ci­pan­tes con­ti­núa sus es­tu­dios en di­fe­ren­tes ni­ve­les de for­ma­ción. El 27% ya ha en­con­tra­do su ca­mino en el mun­do la­bo­ral.

Im­pul­so al em­pren­di­mien­to de las mu­je­res

El con­cep­to Gi­ra ha am­plia­do su re­co­rri­do. La ONU y Co­ca-Co­la anun­cia­ron una alian­za mun­dial en 2011 para im­pul­sar el em­pren­di­mien­to fe­me­nino. Así sur­gió el pa­sa­do año Gi­ra Mu­je­res. En su pri­me­ra edi­ción par­ti­ci­pa­ron 4.643 mu­je­res pro­ce­den­tes, en su ma­yo­ría, del mun­do ru­ral. Ca­da nú­me­ro es una his­to­ria de su­pera­ción con nom­bre y ape- lli­dos. Ber­ta Pé­rez, de Los Ba­rrios (Cá­diz), una de las be­ne­fi­cia­rias, re­co­rre An­da­lu­cía con una ca­mio­ne­ta de co­mi­da 100% eco­ló­gi­ca y ve­ga­na. O Lo­re­na Ro­me­ro, em­pren­de­do­ra de Cór­do­ba, con una tien­da on­li­ne de jo­ye­ría per­so­na­li­za­ble fa­bri­ca­da me­dian­te im­pre­sión 3D.

Gi­ra Mu­je­res, con la co­la­bo­ra­ción de Fun­da­ción Mu­je­res, Al­ma Na­tu­ra, Cruz Ro­ja Es­pa­ño­la y Do­na Ac­ti­va Fó­rum, ofre­ce for­ma­ción pre­sen­cial y on­li­ne e im­pul­sa los pro­yec­tos de las can­di­da­tas. Las autoras de las 10 ideas con más po­ten­cial re­ci­ben tres me­ses de men­to­ría y otros tres de in­cu­ba­ción. Tras la va­lo­ra­ción de un ju­ra­do, tres de ellas con­si­guen seis me­ses más de in­cu­ba­ción, seis de apo­yo del Im­pact Hub Ma­drid y ca­pi­tal se­mi­lla por va­lor de 3.000 eu­ros.

Para Ana Gas­cón, el ob­je­ti­vo pa­sa por bus­car so­lu­cio­nes a la “dis­cri­mi­na­ción la­bo­ral, las ma­yo­res cuo­tas de des­em­pleo o la di­fe­ren­cia sa­la­rial que afec­tan a la mi­tad fe­me­ni­na de la po­bla­ción”. En Es­pa­ña las mu­je­res que no lle­gan a ser mi­leu­ris­tas son el do­ble que los hom­bres, se­gún los úl­ti­mos da­tos ofi­cia­les de 2016. El sa­la­rio bru­to me­dio men­sual de ellos es de 2.075,7 eu­ros fren­te a los 1.661 eu­ros de ellas, que su­fren más la tem­po­ra­li­dad y la par­cia­li­dad. Sie­te de ca­da 10 em­plea­dos a tiem­po par­cial son mu­je­res.

La se­gun­da edi­ción de Gi­ra Mu­je­res es­tá en mar­cha des­de oc­tu­bre. A la es­pe­ra de nue­vos nom­bres que su­mar a es­ta his­to­ria de éxi­to.

Con las he­rra­mien­tas que es­tos chi­cos y chi­cas ad­quie­ren, apren­den a dar­le un gi­ro a sus vidas

01 y 03 _ Par­ti­ci­pan­tes en el Cam­pus Gi­ra, un cam­pa­men­to de cua­tro días. 02 _ Dos jó­ve­nes en el Co­ca- Co­la Mu­sic Ex­pe­rien­ce. 04 _ Uno de los talleres de Gi­ra Jó­ve­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.