Cam­bios en la ciu­dad

El País - Especiales - - RAZONES -

Tres años des­pués de ini­ciar­se las obras en una lí­nea de fe­rro­ca­rril de la dé­ca­da de 1930 en desuso, Nue­va York abría el High Li­ne. El par­que ele­va­do, pro­yec­to de las fir­mas Ja­mes Cor­ner Field Ope­ra­tions, Di­ller Sco­fi­dio + Ren­fro y el pai­sa­jis­ta Piet Ou­dolf, se com­ple­tó en 2014. Hoy es un pa­seo de po­co más de dos ki­ló­me­tros con­ver­ti­do en una de las prin­ci­pa­les atrac­cio­nes tu­rís­ti­cas pa­ra los 67 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes que tu­vo la ciu­dad en 2017 (jun­to a Ti­mes Squa­re y el dis­tri­to de los tea­tros). En 2015, y a po­cos me­tros, se inau­gu­ra­ba la nue­va se­de del Whit­ney Mu­seum of Ame­ri­can Art, pro­yec­ta­da por Ren­zo Piano. La ar­qui­tec­tu­ra trans­for­ma y re­vi­ta­li­za has­ta tal pun­to una ciu­dad o ba­rrio que los pue­de po­ner en el ma­pa tu­rís­ti­co. Ejem­plos hay mu­chos. Pa­só con el Gug­gen­heim de Bil­bao, de Frank Gehry, o el es­ta­dio Ni­do de Pe­kín, pro­yec­ta­do por Her­zog & de Meu­ron pa­ra los Juegos Olím­pi­cos de 2008, una atrac­ción más de la ciu­dad chi­na, co­mo lo es la Ópe­ra de Os­lo, pro­yec­to de Snohet­ta (2008). El acris­ta­la­do y co­lo­ri­do mer­ca­do de Ró­ter­dam, del es­tu­dio MVRDV (2014), lle­va a vi­si­tar el dis­tri­to de Lau­rensk­war­tier, y la me­ta­li­za­da Fi­lar­mó­ni­ca del El­ba, de Her­zog & de Meu­ron, es em­ble­ma de Ham­bur­go des­de su inau­gu­ra­ción en 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.