Via­je a la bu­ro­cra­cia del te­rror de ETA

50 per­so­nas ana­li­zan des­de ha­ce me­ses los ar­chi­vos de la ban­da en­tre­ga­dos por Fran­cia

El País (Galicia) - - ESPAÑA - CAR­LOS E. CUÉ,

Hay gra­ba­cio­nes de los de­ba­tes en­tre los miem­bros de la cú­pu­la de ETA

Fue Mi­kel An­tza, lí­der de ETA des­de 1993 has­ta su de­ten­ción en 2004, quien hi­zo com­pren­der a los po­li­cías que te­nían en su po­der una mi­na sin ex­plo­tar. En 2010, al fi­nal del jui­cio en Pa­rís que aca­ba­ría con una con­de­na de 20 años, An­tza se le­van­tó pa­ra ha­cer una úl­ti­ma pe­ti­ción. Exi­gía al Es­ta­do fran­cés que le de­vol­vie­ra lo que él lla­mó “los ar­chi­vos his­tó­ri­cos de la or­ga­ni­za­ción”, un con­jun­to de do­cu­men­tos que da­tan des­de co­mien­zos de los años se­ten­ta y es­ta­ban guar­da­dos en un zu­lo. “Es la his­to­ria de ETA con­ta­da por sus pro­ta­go­nis­tas. Es un te­so­ro in­cal­cu­la­ble”, sen­ten­ció.

Co­mo era de es­pe­rar, la jus­ti­cia fran­ce­sa no le hi­zo ni ca­so. De­ci­dió no dár­se­los a ETA, sino a Es­pa­ña. Años des­pués, a par­tir de 2014, Fran­cia y Es­pa­ña em­pe­za­ron un lar­go trá­mi­te pa­ra de­ci­dir el des­tino de esos ar­chi­vos. El pa­sa­do 1 de oc­tu­bre, Pe­dro Sán­chez y Edouard Phi­lip­pe, pri­mer mi­nis­tro fran­cés, cul­mi­na­ron de for­ma sim­bó­li­ca la en­tre­ga con un ac­to en La Mon­cloa. En reali­dad, des­de fe­bre­ro ese ma­te­rial es­tá en Es­pa­ña y 50 ex­per­tos en te­rro­ris­mo se ocu­pan de cla­si­fi­car­lo.

El ma­te­rial tie­ne un enor­me va­lor his­tó­ri­co. Pe­ro tam­bién ju­rí­di­co. Ya ha lo­gra­do re­abrir un ca­so, el del ase­si­na­to del fun­cio­na­rio de pri­sio­nes Má­xi­mo Ca­sa­do, en 2000, con una bom­ba la­pa. Y se es­pe­ra que lo ha­ga con mu­chos más. Hay 376 ase­si­na­tos de ETA

“Es la his­to­ria de la ban­da con­ta­da por ellos, un te­so­ro”, di­ce un ex­di­ri­gen­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.