Pa­rís ha­lla ubi­ca­ción pa­ra una po­lé­mi­ca es­cul­tu­ra de Jeff Koons

El País (Galicia) - - CULTURA - ÁLEX VI­CEN­TE,

Des­pués de dos años de po­lé­mi­ca, Pa­rís ha en­con­tra­do un hue­co pa­ra Bou­quet of Tu­lips, la es­cul­tu­ra re­ga­la­da por el ar­tis­ta Jeff Koons en ho­me­na­je a las 130 víc­ti­mas de los aten­ta­dos de no­viem­bre de 2015. La obra, una mano sos­te­nien­do un ra­mo de glo­bos de co­lo­res en for­ma de tu­li­pán, de unos 11 me­tros de al­tu­ra, se­rá ins­ta­la­da en los jar­di­nes que ro­dean el Pe­tit Pa­lais, con­fir­mó el vier­nes el con­ce­jal de Cul­tu­ra del Ayun­ta­mien­to de Pa­rís, Chris­top­he Gi­rard.

Koons via­jó el jue­ves a Pa­rís pa­ra des­blo­quear la si­tua­ción y ele­gir un lu­gar pa­ra su obra, en­tre tres op­cio­nes pro­pues­tas por el Ayun­ta­mien­to. Ter­mi­nó es­co­gien­do los al­re­de­do­res del Pe­tit Pa­lais, pa­la­ce­te cons­trui­do pa­ra la Ex­po­si­ción Uni­ver­sal de 1900 y pe­ga­do a los Cam­pos Elí­seos y a la Em­ba­ja­da es­ta­dou­ni­den­se, que ac­tual­men­te al­ber­ga un mu­seo de ar­te de ti­tu­la­ri­dad mu­ni­ci­pal. Lo pre­fi­rió a los otros dos em­pla­za­mien­tos. Uno de ellos se en­con­tra­ba en el no­roes­te —se­gún Le Mon­de, se tra­ta­ría de la pla­za de Es­ta­dos Uni­dos, de­ma­sia­do pe­ri­fé­ri­ca pa­ra el ar­tis­ta— y otro en el dis­tri­to 11, tal vez jun­to a la sa­la Ba­ta­clan, uno de los pun­tos más afec­ta­dos por los aten­ta­dos de 2015.

Un re­ga­lo

La fe­cha de ins­ta­la­ción no es­tá ce­rra­da, pe­ro sí el acuer­do en­tre Koons y las au­to­ri­da­des. La obra lle­va me­ses en el al­ma­cén don­de fue fa­bri­ca­da, a la es­pe­ra de que se to­ma­se una de­ci­sión. El ar­tis­ta la re­ga­ló, pe­ro a con­di­ción de es­co­ger su em­pla­za­mien­to. De en­tra­da, op­tó por un lu­gar de ex­cep­ción: el pa­tio des­cu­bier­to en­tre el Mu­seo de Ar­te Mo­derno y el Pa­lais de Tok­yo, es­pe­cia­li­za­do en ar­te con­tem­po­rá­neo. Pe­ro tan­to el Ayun­ta­mien­to de Pa­rís co­mo el Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra fran­cés pu­sie­ron pe­gas, alu­dien­do a “ries­gos téc­ni­cos” y “pa­tri­mo­nia­les”. Un informe en­car­ga­do por la mi­nis­tra de Cul­tu­ra, Fra­nçoi­se Nys­sen, ha­bía se­ña­la­do la fra­gi­li­dad de los ci­mien­tos del lu­gar, que po­drían no sos­te­ner la obra, que pe­sa 33 to­ne­la­das.

Es­te in­có­mo­do re­ga­lo tam­bién con­tó con el re­cha­zo de par­te del mun­do de la cul­tu­ra en Fran­cia, al que no con­ven­cen ni su es­té­ti­ca ni sus in­ten­cio­nes. Una pe­ti­ción fir­ma­da por dis­tin­tas per­so­na­li­da­des exi­gió el pa­sa­do in­vierno que no se ins­ta­la­se. “Nos gus­tan los re­ga­los cuan­do son gratis y sin con­di­cio­nes”, de­cía su tri­bu­na. Fi­nal­men­te, se­gún la ga­le­ris­ta pa­ri­sien­se de Koons, Em­ma­nue­lle de Noir­mont, el ar­tis­ta pu­do mar­char­se el vier­nes de Pa­rís “con una gran son­ri­sa en los la­bios”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.