PRE­SEN­TE Y FU­TU­RO DEL TE­NIS

La mar­ca del león pa­tro­ci­na nu­me­ro­sos tor­neos y apo­ya a las fi­gu­ras emer­gen­tes del de­por­te de la ra­que­ta

El País - Icon Design - - PREVIEW -

Ha­blar de te­nis es ha­cer­lo de Peu­geot. La mar­ca del león bien po­dría ser la mar­ca de las ra­que­tas: en 1984 co­men­za­ba la co­la­bo­ra­ción en­tre Peu­geot y el pres­ti­gio­so tor­neo Ro­land Garros. Des­de en­ton­ces, el tac­to del grip y la tie­rra ba­ti­da se pue­de no­tar has­ta den­tro de sus vehícu­los. Pa­tro­ci­nios, me­ce­naz­gos, edi­cio­nes es­pe­cia­les ins­pi­ra­das en es­te jue­go… La apues­ta de Peu­geot por el te­nis es to­tal. “De to­dos los de­por­tes, el que me­jor re­pre­sen­ta lo que su­po­ne Peu­geot es, po­si­ble­men­te, el te­nis: es pa­sión, es ele­gan­cia, es cla­se, es flui­dez, es emo­ción y, ade­más, son va­lo­res como el com­pa­ñe­ris­mo o el es­pí­ri­tu de su­pera­ción”. Así ex­pli­ca Lau­rent Be­nard, Di­rec­tor de Mar­ke­ting de Peu­geot Es­pa­ña, los te­rri­to­rios co­mu­nes que com­par­ten la mar­ca y el te­nis. Una re­la­ción que se re­mon­ta más de trein­ta años en el tiem­po, con el ini­cio del pa­tro­ci­nio de Ro­land Garros y que hoy, y en nues­tro país, tie­ne en el Peu­geot Ten­nis Team su má­xi­mo ex­po­nen­te. “El Peu­geot Ten­nis Team es un equi­po, pe­ro su ob­je­ti­vo no es ga­nar, es en­gran­de­cer el te­nis es­pa­ñol”. Pa­ra ello, Peu­geot Es­pa­ña desa­rro­lla es­ta ini­cia­ti­va en la que aglu­ti­na a gran­des es­tre­llas con­so­li­da­das –David Fe­rrer y Ni­co­lás Al­ma­gro– y al pre­sen­te y el fu­tu­ro de la ra­que­ta –Ro­ber­to Car­ba­llés y Pablo Ca­rre­ño–. Los de­por­tis­tas re­pre­sen­tan a Peu­geot y la mar­ca les acom­pa­ña en su día a día pro­fe­sio­nal. En lo re­la­ti­vo a las fi­gu­ras te­nís­ti­cas del ma­ña­na, Peu­geot con­ci­be su Peu­geot Ten­nis Team como una for­ma de es­tí­mu­lo del de­por­te ba­se. Por ello, la for­ma­ción la com­ple­tan Pau­la Ba­do­sa y Eduard Güell, dos de los ta­len­tos jó­ve­nes con ma­yor pro­yec­ción del te­nis es­pa­ñol. “Es­tos fi­cha­jes res­pon­den al es­pí­ri­tu del Peu­geot Ten­nis Team. Es mu­cho más que un pa­tro­ci­nio; es la for­ma que te­ne­mos en Peu­geot de apo­yar un de­por­te que pa­ra no­so­tros re­pre­sen­ta tan­to”. Pe­ro ade­más de es­te pro­yec­to, la re­la­ción de Peu­geot con el te­nis se ma­te­ria­li­za en mul­ti­tud de ac­cio­nes. En Es­pa­ña, Peu­geot pa­tro­ci­na es­pa­cios como la Ciu­dad de la Ra­que­ta, en Ma­drid, el tor­neo Bar­ce­lo­na Open Banc Sa­ba­dell Tro­feo Con­de de Go­dó, el Valencia Open 500 o la Real Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Te­nis. A ni­vel in­ter­na­cio­nal, No­vak Djo­ko­vic –ac­tual nú­me­ro uno del mun­do– es em­ba­ja­dor de Peu­geot. Y a lo lar­go de su his­to­ria, el te­nis ha ins­pi­ra­do edi­cio­nes es­pe­cia­les de sus mo­de­los, como el Peu­geot 208 Ro­land Garros. Trein­ta años de his­to­ria lle­na de gran­des pun­tos.

Ágil y de­por­tis­ta El Peu­geot 208 se mue­ve como pez en el agua en la ciu­dad. Sus re­fle­jos son rá­pi­dos, ági­les. Su di­se­ño es el re­fle­jo del es­pí­ri­tu mo­derno y ele­gan­te de la mar­ca. A la iz­quier­da, No­vak Djo­ko­vic jun­to al Peu­geot RCZ.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.