La cua­dra­tu­ra de la me­du­sa

Ha­bla­mos con Do­na­te­lla Versace del pa­sa­do, pre­sen­te y fu­tu­ro de Versace Ho­me Collection, la lí­nea de mo­bi­lia­rio y de­co­ra­ción más ico­no­clas­ta del sec­tor

El País - Icon Design - - RECIBIDOR EL EXCESO ES BUENO -

“A prin­ci­pios de los no­ven­ta, Gian­ni com­pró una si­lla en un an­ti­cua­rio y de­ci­dió ta­pi­zar­la con los te­ji­dos y los es­tam­pa­dos Versace. En cier­to mo­do, aque­lla pie­za, la si­lla Va­ni­tas, fue el chis­pa­zo ini­cial que le dio la idea de crear una lí­nea pa­ra la ca­sa que con el tiem­po se con­ver­ti­ría en Versace Ho­me. Des­de en­ton­ces, la si­lla Va­ni­tas ha for­ma­do par­te de nues­tras co­lec­cio­nes. Pa­ra mí re­pre­sen­ta un es­la­bón en­tre nues­tra es­té­ti­ca del pa­sa­do y la de hoy”. Do­na­te­lla Versace, vi­ce­pre­si­den­ta y je­fa de di­se­ño de Versace, se ex­pre­sa con en­tu­sias­mo cuan­do ha­bla de los ini­cios de Versace Ho­me Collection, la lí­nea de mo­bi­lia­rio y ob­je­tos de de­co­ra­ción que su her­mano Gian­ni fun­dó en 1995, cuan­do la idea de que una fir­ma de mo­da pu­die­ra ves­tir tam­bién una ca­sa era ape­nas una ex­cen­tri­ci­dad. En eso y en otras co­sas, re­cuer­da Do­na­te­lla, el di­se­ña­dor ca­la­brés fue un pio­ne­ro. El pri­me­ro, por ejem­plo, en abrir un ho­tel con su pro­pia fir­ma, Pa­laz­zo Versace, en Aus­tra­lia pri­me­ro y Du­bái des­pués. El ter­ce­ro, en Ma­cao, es­tá a pun­to de inau­gu­rar­se coin­ci­dien­do con uno de los mo­men­tos más dul­ces pa­ra la fir­ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.