El ca­len­da­rio ju­di­cial del Su­pre­mo con­di­cio­na las ne­go­cia­cio­nes pa­ra for­mar Go­vern

ERC y PDeCAT quie­ren evi­tar que los tér­mi­nos del acuer­do afec­ten a sus impu­tados

El País (Nacional) - - ESPAÑA - CAMILO S. BAQUERO,

A las ya de por sí es­pi­no­sas ne­go­cia­cio­nes en­tre Junts per Ca­ta­lun­ya y Es­que­rra Re­pu­bli­ca­na de Ca­ta­lun­ya (ERC) pa­ra desatas­car la le­gis­la­tu­ra se su­ma otro fac­tor dis­tor­sio­na­dor. El ca­len­da­rio ju­di­cial de los pró­xi­mos días, con com­pa­re­cen­cias en el Tri­bu­nal Su­pre­mo de fi­gu­ras cla­ve co­mo la re­pu­bli­ca­na Mar­ta Ro­vi­ra ha­ce que las for­ma­cio­nes mi­dan sus pa­sos pa­ra evi­tar per­ju­di­car la situación de los impu­tados.

La de­cla­ra­ción, ayer, de la ex­dipu­tada de la CUP Mireia Bo­ya abrió una nue­va tan­da de com­pa­re­cen­cias an­te el Su­pre­mo. El pa­sa­do di­ciem­bre, el juez Pablo Lla­re­na, que lle­va la cau­sa por pre­sun­ta re­be­lión, se­di­ción y mal­ver­sa­ción, am­plió la in­ves­ti­ga­ción pa­ra in­cluir a seis per­so­nas más por su par­ti­ci­pa­ción cla­ve en el pro­ce­so se­pa­ra­tis­ta. En la lis­ta es­tán, además de Ro­vi­ra, el ex­pre­si­dent Ar­tur Mas; la coor­di­na­do­ra ge­ne­ral del PDeCAT Mar­ta Pas­cal y la ex­por­ta­voz de la CUP An­na Ga­briel.

El pró­xi­mo lu­nes de­cla­ra­rán Pas­cal y Ro­vi­ra. El día 21 aca­ba la ron­da con la com­pa­re­cen­cia de Ga­briel. Un hi­po­té­ti­co en­vío a pri­sión pre­ven­ti­va de la lí­der de ERC ti­ra­ría por los ai­res la es­truc­tu­ra del Go­vern que pre­pa­ran las dos fuer­zas in­de­pen­den­tis­tas, en la que la se­cre­ta­ria ge­ne­ral ten­drá pre­vi­si­ble­men­te un pa­pel re­le­van­te. Ro­vi­ra, que si­gue sien­do la voz can­tan­te en el par­ti­do, ha es­ta­do ale­ja­da de los fo­cos en los úl­ti­mos días, pa­ra pre­pa­rar su de­fen­sa.

Los re­pu­bli­ca­nos quie­ren evi­tar un dis­cur­so que com­pli­que la situación de Oriol Jun­que­ras (que es­tá en pri­sión) o ha­ga que Ro­vi­ra si­ga su mis­ma sen­da. Al­go si­mi­lar ocu­rre en el PDeCAT con Pas­cal, si bien ella no es dipu­tada. La pla­na ma­yor de los neo­con­ver­gen­tes abo­gó el lu­nes por for­mar un Go­vern den­tro de la “le­ga­li­dad”. En ERC, por ejem­plo, sen­tó muy mal que Junts per Ca­ta­lun­ya

in­ten­ta­ra dar cur­so a la mo­di­fi­ca­ción de la ley de Pre­si­den­cia des­oyen­do al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, en un ca­len­da­rio que po­dría coin­ci­dir con las de­cla­ra­cio­nes an­te el Su­pre­mo.

Ha­ce dos se­ma­nas, Ro­vi­ra sub­ra­yó que “la in­ves­ti­du­ra [de Car­les Puig­de­mont] no de­be im­pli­car con­se­cuen­cias pe­na­les ni efec­tos ju­di­cia­les ne­ga­ti­vos pa­ra mu­chos dipu­tados”. Junts per Ca­ta­lun­ya in­sis­te en sa­car ade­lan­te esa in­ves­ti­du­ra. Ayer con­ti­nua­ron los re­pro­ches en­tre am­bas for­ma­cio­nes. El vi­ce­pre­si­den­te pri­me­ro del Par­la­ment, Jo­sep Cos­ta (Junts per Ca­ta­lun­ya), vol­vió a acu­sar a ERC de ac­tuar uni­la­te­ral­men­te y pi­dió “no ha­cer el ri­dícu­lo”, en re­fe­ren­cia al anun­cio de Ro­ger To­rrent, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra y miem­bro de ERC, de acu­dir al Tri­bu­nal de Es­tras­bur­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.