Via­je en ca­ra­va­na por EE UU en bus­ca de un pa­dre per­di­do

Lu­cía Car­ba­llal tra­za en ‘Una vi­da ame­ri­ca­na’, su quin­ta obra, un via­je “ha­cia la he­ri­da des­de el hu­mor”

El País (Nacional) - - CULTURA - AU­RO­RA INTXAUSTI,

Vi­vir en ca­ra­va­nas en Es­ta­dos Uni­dos no es ex­tra­ño. Ha­bi­tan en ellas per­so­nas que se en­cuen­tran en el lí­mi­te de la po­bre­za y que la sor­tean con es­fuer­zo pa­ra su­bir en el as­cen­sor so­cial. La dra­ma­tur­ga Lu­cía Car­ba­llal uti­li­za ese es­ce­na­rio pa­ra tras­la­dar a una fa­mi­lia del ba­rrio ma­dri­le­ño de Te­tuán a un bos­que cer­cano al la­go Crow Wing, en Min­ne­so­ta. Bus­can a un pa­dre per­di­do. En ella se ins­ta­lan Lin­da, su ma­dre, Paloma, y su her­ma­na pe­que­ña, Robin Ro­se. Es la fa­mi­lia Clark­son, que de ame­ri­ca­nos so­lo tie­nen los nom­bres y cier­ta he­ren­cia. Tra­tan de re­unir­se con Wa­rren, el es­ta­dou­ni­den­se del que Paloma se enamo­ró en el Madrid de los ochen­ta, el pa­dre de Lin­da y Robin Ro­se.

Lo que ini­cial­men­te se pre­sen­ta co­mo una co­me­dia va to­man­do en Una vi­da ame­ri­ca­na tin­tes de dra­ma, en el que los per­so­na­jes rea­li­zan una es­pe­cie de te­ra­pia de gru­po. Sa­can a re­lu­cir sus mez­quin­da­des pa­ra po­der se­guir ade­lan­te con sus vi­das. “Es un via­je ha­cia la he­ri­da des­de la fan­ta­sía y el hu­mor”, ase­gu­ra Car­ba­llal. El mon­ta­je, di­ri­gi­do por Víc­tor Sán­chez Ro­drí­guez, se po­drá ver en el Tea­tro Galileo de Madrid has­ta el 4 de mar­zo.

In­ven­tar his­to­rias siem­pre se le ha da­do bien a Car­ba­llal, quien tu­vo cla­ro que lo su­yo era con­tar, so­bre to­do en tea­tro, lo que co­no­cía. “Que­ría sen­tir­me ex­tran­je­ra y apren­der del tea­tro que se ha­cía en otros lu­ga­res di­fe­ren­tes de Madrid y por ello me tras­la­dé a Bar­ce­lo­na pa­ra aca­bar la ca­rre­ra en el Institut del Tea­tre”, se­ña­la. “Fui ca­ta­la­na du­ran­te tres años. Des­pués me fui a Berlín, pa­ra se­guir apren­dien­do en la Uni­ver­si­dad de las Artes, y fui ale­ma­na du­ran­te cin­co años. En 2013, re­gre­sé a mi ciu­dad, Madrid, y aho­ra no so­lo es­cri­bo tea­tro, sino tam­bién guio­nes pa­ra pe­lí­cu­las”, abun­da. Afir­ma que su es­cri­tu­ra par­te del rea­lis­mo, de lo re­co­no­ci­ble, pa­ra ir avan­zan­do y po­der aden­trar­se en mun­dos que des­co­no­ce y ha­cer­se con ellos. “Creo en las his­to­rias y en los per­so­na­jes, y en el es­fuer­zo ca­da vez más he­roi­co de en­con­trar­los, de con­tar­los de prin­ci­pio a fin. Al plan­tear un pro­yec­to nue­vo, siem­pre me pre­gun­to cuál es mi vin­cu­la­ción con lo que es­toy con­tan­do, des­de dón­de lo es­toy con­tan­do, por qué de­bo ser yo quien lo cuen­te. Es ahí don­de en­cuen­tro el im­pul­so: lo que ya no se pue­de pa­rar”.

Te­ner un fi­nal cla­ro

¿Y es­cri­bir los diá­lo­gos? “Uf, no me re­sul­ta na­da fá­cil. Rees­cri­bo mu­cho. Di­se­ño los per­so­na­jes y an­tes de po­ner­me con los diá­lo­gos ten­go que te­ner cla­ro cuál es el fi­nal de la his­to­ria. Lue­go en­con­trar las vo­ces, eso me lle­va tiempo. La suer­te con Una vi­da ame­ri­ca­na es que sabía quie­nes eran los in­tér­pre­tes [Cris­ti­na Marcos, César Ca­mino, Vicky Luen­go y Est­her Is­la] y ahí jue­gas con ven­ta­ja”.

Cin­co obras (A España no la va a co­no­cer ni la ma­dre que la pa­rió, Me­jor his­to­ria que la nues­tra, Per­so­nas ha­bi­ta­bles, Los tem­po­ra­les y es­ta Una vi­da ame­ri­ca­na) ha es­cri­to has­ta aho­ra la jo­ven dra­ma­tur­ga, al­gu­nas de ellas re­pre­sen­ta­das y cu­yos tex­tos han si­do pu­bli­ca­dos. “Mis obras tie­nen ar­gu­men­tos muy dis­tin­tos des­de la fa­mi­lia al tra­ba­jo. En co­mún so­lo tie­nen la preo­cu­pa­ción de es­tar apor­tan­do al­go al pre­sen­te, de cap­tar aque­llo que es­tá en el ai­re y que aún no he­mos ver­ba­li­za­do. Mi tra­ba­jo es tra­du­cir eso en al­go ca­paz de mo­ver tam­bién a los es­pec­ta­do­res”.

Aho­ra tra­ba­ja en La re­sis­ten­cia, que es­cri­be be­ca­da por el Pa­vón Ka­mi­ka­ze y se re­pre­sen­ta­rá den­tro de un año ba­jo la di­rec­ción de Is­rael Ele­jal­de.

/ JA­VIER NA­VAL

Des­de la iz­quier­da, Vicky Luen­go, Cris­ti­na Marcos y Est­her Is­la, en un mo­men­to de Una vi­da ame­ri­ca­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.