El Ber­na­béu no res­pe­ta na­da

Se ha­bía ju­ga­do un par­ti­do de ida in­vi­si­ble en el que el PSG ha­bía ga­na­do

El País (Nacional) - - DEPORTES - MA­NUEL JA­BOIS

En la vís­pe­ra del par­ti­do el dia­rio Mar­ca de­di­có una por­ta­da muy ce­le­bra­da al Real Madrid. Po­nía el es­cu­do de las 12 Co­pas de Eu­ro­pa con la le­yen­da “Res­pect”. ¿Por qué la exi­gen­cia de un res­pe­to que se su­po­ne y por qué la ex­hi­bi­ción de un mé­ri­to ya co­no­ci­do? ¿Al­gu­na afren­ta an­te­rior? ¿Al­gún agra­vio al que res­pon­der? A es­to se su­mó un ti­fo de la Gra­da Fans del Madrid, el gru­po que ha desata­do la nos­tal­gia de los vie­jos, des­or­de­na­dos y na­zis tiem­pos de Ul­tras Sur. Los Fans col­ga­ron un men­sa­je que de­cía: “El Madrid nun­ca se rin­de”. ¿Ren­dir­se an­te quién y por qué? ¿Quién em­pie­za una ba­ta­lla pen­san­do en no ren­dir­se? El pro­ta­go­nis­ta del ti­fo, Rafa Na­dal, ¿co­mien­za sus par­ti­dos re­mon­tan­do?

Era evi­den­te lo que ocu­rría: se ha­bía dic­ta­mi­na­do que el Madrid par­tía con des­ven­ta­ja. Se ha­bía ju­ga­do un par­ti­do de ida in­vi­si­ble se­gún el cual el PSG ha­bía ga­na­do las dos úl­ti­mas Cham­pions y

el Madrid, vo­lun­ta­rio­so, bus­ca­ba la gran ma­cha­da. Só­lo fal­tó en ese museo de los ho­rro­res que el Ber­na­béu can­ta­se el mis­mo “Sí se pue­de” al em­pe­zar el par­ti­do que se can­tó con­tra el Atlé­ti­co de Madrid en Lis­boa. Con esa at­mós­fe­ra no de gran par­ti­do, sino de úl­ti­mo par­ti­do, se em­pe­za­ron a re­unir los ma­dri­dis­tas en los al­re­de­do­res del Santiago Ber­na­béu. No es que no cre­ye­sen esos afi­cio­na­dos en la vic­to­ria: cla­ro que creían, pe­ro co­mo re­mon­ta­da. ¿Re­mon­ta­da de qué? Ve­te tú a sa­ber.

El co­mien­zo es­pan­tó los te­rro­res noc­tur­nos de una gra­da que ne­ce­si­ta ver el sa­cri­fi­cio de hi­jos aje­nos pa­ra con­fiar en es­te equi­po. Qué po­co se co­no­ce al Madrid y qué po­co se co­no­ce el Madrid a sí mis­mo. Tu­vo al PSG ma­nia­ta­do des­de el prin­ci­pio del par­ti­do, re­cor­dán­do­le que si al­guien no po­día ren­dir­se era el Pa­rís: que el Madrid com­ba­tía la ren­di­ción des­de la de­rro­ta, nun­ca des­de el em­pa­te, y me­nos des­de el tem­plo mun­dial del fútbol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.