Froo­me so­bre­vi­ve a su pri­mer día

El bri­tá­ni­co abre su tem­po­ra­da con dor­sal en An­da­lu­cía mien­tras pro­si­gue el pro­ce­so por su po­si­ti­vo en la Vuel­ta

El País (Nacional) - - DEPORTES - C. ARRI­BAS,

Co­men­zó en Mi­jas la Vuel­ta a An­da­lu­cía y, vir­tud de unas cuan­tas do­sis de más de Ven­to­lín, los lec­to­res in­gle­ses, fran­ce­ses o ita­lia­nos se han en­te­ra­do más de que la Cos­ta del Sol es “un horror de ce­men­to y tu­ris­tas ba­ra­tos y cer­ve­ce­ros” que del es­ta­do del ca­so de Froo­me, que es el fo­co fi­jo con el que más de 100 pe­rio­dis­tas de medio mun­do se acre­di­ta­ron.

De lo que po­día pa­sar en la ca­rre­ra, ni ha­blar, por su­pues­to, ni, mu­cho me­nos, de que en ella de­bu­ta­ra de azul Mo­vis­tar la fi­gu­ra es­pa­ño­la del mo­men­to, Mi­kel Lan­da.

La pren­sa fue a Mi­jas, y de Mi­jas a Gra­na­da, don­de ter­mi­na­ba la pri­me­ra eta­pa, pa­ra ha­blar con Froo­me y pa­ra es­cri­bir de Froo­me, de có­mo va el asun­to de su po­si­ti­vo por sal­bu­ta­mol (aún tran­si­tan­do si­len­cio­so so­bre las es­pe­sas mo­que­tas de los des­pa­chos sui­zos de la Unión Ci­clis­ta In­ter­na­cio­nal, al pa­re­cer) y de có­mo lo lle­va el ga­na­dor de cua­tro Tours, el ci­clis­ta de la dé­ca­da, cu­ya repu­tación y ca­rre­ra pue­den que­dar man­cha­das pa­ra siem­pre, y con él, la del ciclismo. Cual­quier mí­ni­ma san­ción le su­pon­dría a Froo­me la pér­di­da de la úl­ti­ma Vuel­ta y le im­po­si­bi­li­ta­ría la par­ti­ci­pa­ción en los pró­xi­mos Gi­ro o Tour.

Por pri­me­ra vez des­de el 13 de di­ciem­bre, el día que se co­no­ció la noticia, Ch­ris Froo­me ha­bló mu­cho de lo su­yo, pa­ra, co­mo siem­pre, no de­cir na­da apar­te de pro­cla­mar­se inocen­te. “Es­te pro­ce­so de­be­ría ha­ber­se lle­va­do de ma­ne­ra con­fi­den­cial”, se la­men­tó co­mo en días an­te­rio­res se ha­bían la­men­ta­do su di­rec­tor, Ni­co­las Por­tal, y el má­na­ger de su equi­po, el Sky, Da­vid Brails­ford. “Ha ha­bi­do mu­cha des­in­for­ma­ción y mu­cha in­com­pren­sión en lo que se ha pu­bli­ca­do. Cuan­do se sepa to­do, es­toy con­ven­ci­do de que to­dos ve­rán las co­sas des­de mi pun­to de vis­ta. Se de­mos­tra­rá que no he he­cho na­da ma­lo. Sé que no he he­cho na­da ma­lo y lo voy a mos­trar”.

En nin­gún mo­men­to del pro­ce­di­mien­to nin­gu­na de las par­tes ha si­do ca­paz de avan­zar una ra­zón, ni si­quie­ra lo­ca, ni si­quie­ra un fi­le­te de va­ca as­má­ti­ca, que ex­pli­ca­ra por qué de un día pa­ra otro la ori­na de Froo­me pa­só de con­te­ner me­nos de 100 na­no­gra­mos por mi­li­li­tro de sal­bu­ta­mol a más de 2.000, una can­ti­dad que du­pli­ca el lí­mi­te per­mi­ti­do. Ni la UCI, que ha in­ten­ta­do con­ven­cer al bri­tá­ni­co de que no com­pi­tie­ra en bien de la ima­gen del ciclismo, ni Froo­me, que co­no­ce su po­si­ti­vo des­de el 20 de sep­tiem­bre y lo ha ca­lla­do an­te to­do el mun­do, y has­ta ha ne­go­cia­do par­ti­ci­par en el Gi­ro ocul­tan­do la in­for­ma­ción, ni los res­pon­sa­bles de su equi­po, que ju­ran por una inocen­cia de la que, pú­bli­ca­men­te, no apor­tan prue­bas cien­tí­fi­cas.

Se­gún fuen­tes no con­fir­ma­das, co­mo to­das aque­llas que han avan­za­do el po­si­ble es­ta­do de la cues­tión las úl­ti­mas se­ma­nas, el ca­so (las prue­bas de la acu­sa­ción y las de la de­fen­sa) ya han al­can­za­do su úl­ti­mo es­ta­dio, el del Tri­bu­nal An­ti­do­pa­je de la UCI, que de­be­ría re­unir­se la pró­xi­ma se­ma­na.

Froo­me so­bre­vi­vió a sus pri­me­ros 197 ki­ló­me­tros de 2018 con dor­sal (el 11) en medio de las on­das ne­ga­ti­vas de un pe­lo­tón que cri­ti­ca sin mor­der­se la len­gua su egoís­mo que les en­su­cia. Anó­ni­ma­men­te (y Lan­da tam­bién) cru­zó la me­ta de Gra­na­da en el mis­mo tiempo que el ga­na­dor al sprint, el fran­cés del Di­rect Ener­gie Tho­mas Bou­dat. Pre­gun­ta­do por las crí­ti­cas de sus com­pa­ñe­ros del pe­lo­tón, de di­rec­to­res va­rios y has­ta de la UCI, Froo­me res­pon­dió con una cándida son­ri­sa: “Ah, el pe­lo­tón me apo­ya de una ma­ne­ra in­creí­ble”.

/ JOR­GE GUE­RRE­RO (AFP)

Froo­me (de­re­cha) sa­lu­da a Lan­da, ayer en la sa­li­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.