Se­ce­sio­nis­tas ra­di­ca­les y ‘mos­sos’ se en­fren­tan en vís­pe­ras de ce­le­brar el 1-O

Los agen­tes trataban de im­pe­dir a los in­de­pen­den­tis­tas que se acer­ca­ran a la mar­cha de un sin­di­ca­to po­li­cial

El País (Nacional) - - PORTADA - A. L. CONGOSTRINA, Barcelona

Un cho­que en­tre mos­sos y sim­pa­ti­zan­tes de la iz­quier­da in­de­pen­den­tis­ta ra­di­cal aca­bó ayer con 19 con­tu­sio­na­dos, cin­co he­ri­dos le­ves y seis de­te­ni­dos en Barcelona. El en­fren­ta­mien­to se pro­du­jo cuan­do los agen­tes se in­ter­pu­sie­ron en­tre los ra­di­ca­les y los par­ti­ci­pan­tes en una mar­cha po­li­cial con­vo­ca­da pa­ra ho­me­na­jear a los efec­ti­vos que in­ter­vi­nie­ron en Ca­ta­lu­ña el pa­sa­do 1-O. Los Co­mi­tés de De­fen­sa de la Re­pú­bli­ca pi­die­ron por es­tas car­gas de los mos­sos la di­mi­sión del pre­si­dent Quim To­rra por “trai­dor”. Ma­ña­na se cum­ple el pri­mer aniver­sa­rio del re­fe­rén­dum ile­gal in­de­pen­den­tis­ta.

Los Mos­sos d’Es­qua­dra car­ga­ron ayer con­tra mi­li­tan­tes in­de­pen­den­tis­tas ra­di­ca­les, miem­bros de los Co­mi­tés de De­fen­sa de la Re­pú­bli­ca (CDR), con­cen­tra­dos pa­ra blo­quear una ma­ni­fes­ta­ción con­vo­ca­da por el sin­di­ca­to po­li­cial Ju­sa­pol en apo­yo a los agen­tes que in­ter­vi­nie­ron el 1-O. La po­li­cía ca­ta­la­na evi­tó el cho­que en­tre am­bos gru­pos, aun­que aguan­tó un cha­pa­rrón de pin­tu­ra y ob­je­tos con­tun­den­tes. Los CDR tam­bién agre­die­ron a al­gu­nos asis­ten­tes a la mar­cha po­li­cial. Hu­bo seis de­te­ni­dos y 24 aten­di­dos por con­tu­sio­nes, cin­co de ellos en cen­tros sa­ni­ta­rios.

El des­plie­gue po­li­cial im­pi­dió que unas 6.000 per­so­nas —en­tre miem­bros de los au­to­de­no­mi­na­dos CDR y en­ti­da­des de la iz­quier­da in­de­pen­den­tis­ta an­ti­ca­pi­ta­lis­ta— ac­ce­die­ran por la Via Laie­ta­na has­ta la Je­fa­tu­ra de la Po­li­cía Na­cio­nal, lu­gar de ini­cio de la ma­ni­fes­ta­ción de Ju­sa­pol. La en­ti­dad, que reunió a unas 3.000 per­so­nas en­tre agen­tes y sus fa­mi­lias, re­cla­ma­ba la equi­pa­ra­ción sa­la­rial de Po­li­cía y Guar­dia Ci­vil con las po­li­cías au­to­nó­mi­cas. Pe­ro el ac­to sir­vió de ex­cu­sa, so­bre to­do, pa­ra que la or­ga­ni­za­ción sin­di­cal ho­me­na­jea­ra a los miem­bros de las fuer­zas de se­gu­ri­dad del Es­ta­do que ac­tua­ron re­qui­san­do ur­nas en Ca­ta­lu­ña du­ran­te el re­fe­rén­dum ile­gal del 1 de oc­tu­bre del pa­sa­do año.

Los gran­des sin­di­ca­tos de la Po­li­cía Na­cio­nal, sin em­bar­go, no res­pal­da­ron la con­vo­ca­to­ria de Ju­sa­pol —gru­po de re­cien­te crea­ción—, que til­da­ron de “po­pu­lis­ta” e “inopor­tu­na”. El re­co­no­ci­mien­to a los agen­tes que ac­tua­ron el 1-O fue con­si­de­ra­do asi­mis­mo una pro­vo­ca­ción por los in­de­pen­den­tis­tas, que qui­sie­ron im­pe­dir la con­cen­tra­ción y, al ver que no po­dían lle­gar has­ta ella por la pre­sen­cia de los Mos­sos, la em­pren­die­ron con­tra es­tos.

La po­li­cía ca­ta­la­na con­tes­tó con car­gas.

La ten­sión ha­bía ido en au­men­to a lo lar­go de la se­ma­na. Ju­sa­pol ha­bía pe­di­do que su mar­cha par­tie­ra de la pla­za Sant Jau­me y tran­si­ta­ra has­ta la pla­za de Ca­ta­lun­ya. El sin­di­ca­to po­li­cial lle­va un año ma­ni­fes­tán­do­se por to­da Es­pa­ña y qui­so con­cen­trar­se en Barcelona ayer, dos días an­tes del pri­mer aniver­sa­rio del re­fe­rén­dum in­de­pen­den­tis­ta del 1 de oc­tu­bre.

La pla­za Sant Jau­me, sin em­bar­go, se ha­bía con­ver­ti­do en las úl­ti­mas se­ma­nas en una es­pe­cie de epi­cen­tro de las mo­vi­li­za­cio­nes en fa­vor de la in­de­pen­den­cia, con una acam­pa­da que des­de el día 11 de sep­tiem­bre, Dia­da Na­cio­nal de Ca­ta­lun­ya —y con el pa­rén­te­sis de las Fies­tas de la Mer­cè— reivin­di­ca­ba la re­pú­bli­ca ca­ta­la­na. El pre­si­dent Quim To­rra lle­gó a vi­si­tar, el día 12, el cam­pa­men­to si­tua­do fren­te al Pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat y aplau­dió la ini­cia­ti­va, aun­que es­to no evi­tó que los acam­pa­dos fue­ran des­alo­ja­dos por los Mos­sos el pa­sa­do miér­co­les. La Ge­ne­ra­li­tat, sin em­bar­go, de­ne­gó a Ju­sa­pol el per­mi­so pa­ra arran­car su con­cen­tra­ción des­de Sant Jau­me ale­gan­do mo­ti­vos de se­gu­ri­dad.

El des­plie­gue de los Mos­sos, sin em­bar­go, no lo­gró evi­tar que va­rios ra­di­ca­les in­de­pen­den­tis­tas agre­die­ran y lan­za­ran ob­je­tos a ma­ni­fes­tan­tes de Ju­sa­pol. Los po­li­cías acu­die­ron al ac­to arro­pa­dos por miem­bros de par­ti­dos co­mo Ciu­da­da­nos, Unión Pro­gre­so y De­mo­cra­cia (UP­yD), Vox o Pla­ta­for­ma per Ca­ta­lun­ya. Los agen­tes de la Po­li­cía Na­cio­nal y la Guar­dia Ci­vil re­par­tie­ron pul­se­ras en las que ha­bían gra­ba­do men­sa­jes ala­ban­do la Ope­ra­ción Co­pér­ni­co —el des­plie­gue po­li­cial en Ca­ta­lu­ña el año pa­sa­do en vís­pe­ras del 1-O— gri­ta­ron vi­vas a Es­pa­ña y la­men­ta­ron la si­tua­ción de “pre­sión” en la que tra­ba­jan en Ca­ta­lu­ña.

/ JUAN BAR­BO­SA

Los mos­sos se en­fren­tan a gru­pos de in­de­pen­den­tis­tas ra­di­ca­les, ayer en Barcelona.

/ JON NAZ­CA (REUTERS)

Un mo­men­to de los en­fren­ta­mien­tos en­tre los Mos­sos d’Es­qua­dra y ma­ni­fes­tan­tes in­de­pen­den­tis­tas, ayer en Barcelona.

/ JUAN BAR­BO­SA

Dos agen­tes de­tie­nen a un mi­li­tan­te in­de­pen­den­tis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.