Con­cha de oro pa­ra ‘En­tre dos aguas’, de Isa­ki La­cues­ta

El ci­neas­ta ca­ta­lán es el sex­to en ven­cer dos ve­ces en la his­to­ria del fes­ti­val. Las re­fe­ren­cias po­lí­ti­cas a EE UU, Cu­ba y Ar­gen­ti­na mar­can la ga­la de clau­su­ra

El País (Nacional) - - PORTADA - GRE­GO­RIO BELINCHÓN RO­CÍO GAR­CÍA, San Se­bas­tián

En­tre dos aguas, el úl­ti­mo tra­ba­jo de “fic­ción hi­per­rea­lis­ta” de Isa­ki La­cues­ta (Gi­ro­na, 1975) es la ga­na­do­ra de la 66ª edi­ción del Fes­ti­val de San Se­bas­tián. Con es­ta Con­cha de Oro, La­cues­ta lo­gra ven­cer por se­gun­da vez en el Zi­ne­mal­dia, tras ob­te­ner­lo con Los pa­sos do­bles (2011). Su dra­ma re­to­ma a los her­ma­nos Gó­mez Ro­me­ro, Is­ra y Cheí­to, que ya pro­ta­go­ni­za­ron La le­yen­da del tiem­po. Los en­ton­ces ado­les­cen­tes son aho­ra vein­tea­ñe­ros y si­guen atra­pa­dos por la po­bre­za y la fal­ta de opor­tu­ni­da­des en San Fernando (Cá­diz), en las ma­ris­mas en las que se asien­ta el ba­rrio de las Ca­se­rías.

Si Cheí­to ve al­go de es­pe­ran­za en su du­ro tra­ba­jo de co­ci­ne­ro mi­li­tar; Is­ra, re­cién sa­li­do de la cár­cel, in­ten­ta re­com­po­ner sus la­zos fa­mi­lia­res con su es­po­sa y sus tres hi­jas. “Lo de Cheí­to es ca­si ver­dad, lo de Is­ra no, aun­que nos ha ser­vi­do pa­ra plas­mar en la pan­ta­lla al­gu­nos de los mie­dos de él y de la gen­te de la zo­na”, con­ta­ba el día de su pa­so por el con­cur­so. Ha­ce tres años, el ci­neas­ta ro­dó el na­ci­mien­to de la ter­ce­ra hi­ja de Is­ra y ahí em­pie­za la pe­lí­cu­la. “Es una fic­ción que arran­ca de una ver­dad que es in­con­tro­la­ble”.

El re­tra­so en en­con­trar la fi­nan­cia­ción ha em­pu­ja­do a que la elip­sis de ese alum­bra­mien­to con el res­to de la tra­ma sea ma­yor de lo es­pe­ra­do. “A cam­bio, la sa­li­da de Is­ra de la cár­cel le lle­va a con­vi­vir con una ni­ña que ca­si ha­bla pe­ro no lo re­co­no­ce. Aho­ra me gus­ta mu­cho ese pa­so de tiem­po dra­má­ti­co”. En­tre dos aguas, tí­tu­lo ho­me­na­je a Pa­co de Lu­cía, re­fle­ja tam­bién el sal­to a la ma­du­rez de La­cues­ta, que aban­do­na sus jue­gos de gé­ne­ro de an­te­rio­res tra­ba­jos en pos de una mi­ra­da di­rec­ta al mun­do de hoy.

La­cues­ta es el sex­to ci­neas­ta en lo­grar dos Con­chas de Oro. El es­ta­dou­ni­den­se Fran­cis Ford Cop­po­la las ob­tu­vo con Llue­ve so­bre mi co­ra­zón (1969) y La ley de la ca­lle (1984); el me­xi­cano Ar­tu­ro Rips­tein, con Prin­ci­pio y fin (1993) —es­ta ex ae­quo —y La per­di­ción de los hom­bres (2000); el ira­ní Bah­man Gho­ba­di con Las tor­tu­gas tam­bién vue­lan (2004) y Half Moon (2006) —ex ae­quo—; Ma­nuel Gu­tié­rrez Aragón con De­mo­nios en el jar­dín (1982) y La mi­tad del cie­lo (1986), e Ima­nol Uri­be con Días con­ta­dos (1994) y —tam­bién ex ae­quo— Bwa­na (1996).

Manila ba­jo las dro­gas

El Pre­mio Es­pe­cial del Ju­ra­do se lo lle­vó Alp­ha. The Right to Kill, del fi­li­pino Bri­llan­te Men­do­za. Es la pe­lí­cu­la más atro­pe­lla­da de es­te rea­li­za­dor, que ha en­tre­ga­do una es­pe­cie de te­le­fil­me, ro­da­do en di­gi­tal. Men­do­za ase­gu­ra que es­te ti­po de crea­ción se de­be a su ur­gen­cia pa­ra re­tra­tar el es­ta­do ac­tual de su país, su­mer­gi­do en una guerra con­tra las dro­gas en la que la po­li­cía tam­po­co es una inocen­te fuer­za de se­gu­ri­dad. Por un la­do, la sor­di­dez de los ba­jos fon­dos de Manila es­tá per­fec­ta­men­te mos­tra­da; por otro, la pre­ci­pi­ta­ción en su mon­ta­je pa­re­ce pe­dir una re­vi­sión.

La ar­gen­ti­na Ro­jo, de Ben­ja­mín Naish­tat, ha sa­li­do tri­ple­men­te re­for­za­da de es­ta 66ª edi­ción de San Se­bas­tián. Naish­tat se lle­va la Con­cha de Pla­ta a la me­jor di­rec­ción con su his­to­ria am­bien­ta­da en un pue­blo en sep­tiem­bre de 1975; es de­cir, en los tiem­pos de las Tri­ple A y con el gol­pe de Es­ta­do a las puer­tas de cam­biar Ar­gen­ti­na. El di­rec­tor alu­dió ano­che a las di­fi­cul­ta­des so­cia­les y eco­nó­mi­cas de su país. Pa­ra Da­río Gran­di­net­ti, su pro­ta­go­nis­ta, ha si­do tam­bién la Con­cha de Pla­ta a la me­jor in­ter­pre­ta­ción al en­car­nar a un abo­ga­do res­pe­ta­do que su­fre un ata­que por par­te de un des­co­no­ci­do. Ro­jo re­tra­ta una épo­ca, unos mie­dos, e ilu­mi­na los ci­mien­tos, la ba­se de la que na­ció la dictadura. Tam­bién ga­nó el pre­mio a la me­jor fo­to­gra­fía, pa­ra el bra­si­le­ño Pe­dro So­te­ro.

En la no­rue­ga Blind Spot, el dra­ma del in­ten­to de sui­ci­dio de una ado­les­cen­te ro­da­do en un úni­co plano de se­cuen­cia de 98 mi­nu­tos, la ac­triz Pia Tjel­ta en­car-

na a una ma­dre pri­me­ro ano­na­da­da y, des­pués, de­vas­ta­da por una ac­ción, la de la cri­sis de la ado­les­cen­te. Pa­ra ella ha si­do la Con­cha de Pla­ta a la me­jor in­ter­pre­ta­ción fe­me­ni­na.

El ga­lar­dón al me­jor guion ha reuni­do a dos gran­des es­cri­to­res fíl­mi­cos eu­ro­peos en un pre­mio ex ae­quo. Paul La­verty, el re­dac­tor de los li­bre­tos de las pe­lí­cu­las de Ken Loach, ha lo­gra­do el ga­lar­dón con su adap­ta­ción en Yu­li ,de Icíar Bo­llaín, de la au­to­bio­gra­fía del bai­la­rín Car­los Acos­ta, uno de los gran­des nom­bres del ba­llet y un hom­bre que rom­pió ta­búes: mu­la­to, de fa­mi­lia po­bre, de crío se re­sis­tió a asu­mir su enor­me ta­len­to, es­ca­pán­do­se de las es­cue­las de dan­za. En el es­ce­na­rio el es­co­cés reali­zó un in­cen­dia­rio ata­que con­tra los “paí­ses ma­to­nes” co­mo Es­ta­dos Uni­dos e Is­rael y pi­dió el fin del blo­queo a Cu­ba. El tro­feo es com­par­ti­do con la pe­lí­cu­la de L'hom­me fi­dè­le, de Louis Ga­rrel, que han fir­ma­do al ali­món Ga­rrel, que tam­bién la pro­ta­go­ni­za, y el ve­te­ra­ní­si­mo Jean-Clau­de Ca­rriè­re, que ha es­cri­to pa­ra ge­nios co­mo Luis Bu­ñuel. Ga­rrel tam­bién apro­ve­chó el es­ce­na­rio pa­ra pe­dir la li­ber­tad pa­ra el ci­neas­ta ucra­nio Oleg Sen­tsov.

En la sec­ción Ho­ri­zon­tes La­ti­nos ga­nó la ar­gen­ti­na Fa­mi­lia su­mer­gi­da , de Ma­ría Al­ché. En Nue­vos Di­rec­to­res, triun­fó la sor­pren­den­te ja­po­ne­sa Je­sús , de Hi­ros­hi Oku­ya­ma, so­bre un ni­ño que ha­bla con un pe­que­ño Je­sús. El Pre­mio del pú­bli­co lo ob­tu­vo la co­pro­duc­ción his­pa­no­po­la­ca Un día más con vi­da, de Raúl de la Fuen­te y Da­mian Ne­now, que ilus­tra con imá­ge­nes ani­ma­das y par­tes do­cu­men­ta­les la pri­me­ra no­ve­la de Rys­zard Ka­pus­cins­ki, que des­cri­bía su via­je a la guerra de An­go­la en 1975. El ga­lar­dón de la Ju­ven­tud se lo lle­vó otra pe­lí­cu­la es­pa­ño­la, Via­je al cuar­to de una ma­dre, de Ce­lia Ri­co Cla­ve­llino, co­pro­ta­go­ni­za­da con fuer­za por Lola Due­ñas y An­na Cas­ti­llo, y que lo­gró una men­ción es­pe­cial en Nue­vos Di­rec­to­res.

El cor­to­me­tra­je Song for the Jun­gle, del fran­cés Jean-Ga­briel Pé­riot, triun­fó en Zabaltegi Ta­ba­ka­le­ra, la sec­ción más rompe­dora del cer­ta­men, que re­co­ge pro­duc­tos au­dio­vi­sua­les de to­dos los for­ma­tos. Otra Mi­ra­da re­ca­yó en la viet­na­mi­ta Ash May­fair.

/ JA­VIER HER­NÁN­DEZ

Isa­ki La­cues­ta (de­re­cha), Ro­cio Ren­dón, Is­rael Gó­mez y Cheí­to Gó­mez re­co­gen la Con­cha de Oro, ano­che en San Se­bas­tián.

/J.H.

Da­río Gran­di­net­ti, tras re­ci­bir el ga­lar­dón al me­jor ac­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.