El har­taz­go con el frau­de frac­tu­ra al po­der eco­nó­mi­co

El País (Nacional) - - INTERNACIONAL -

En los úl­ti­mos años, las in­ves­ti­ga­cio­nes de la Ci­cig han sen­ta­do en el ban­qui­llo a im­por­tan­tes em­pre­sa­rios que han con­fe­san­do so­bor­nos y fi­nan­cia­ción ile­gal de par­ti­dos. Los mi­li­ta­res y gran par­te de esa éli­te que se sien­te per­se­gui­da son el úni­co apo­yo con el que cuen­ta el pre­si­den­te. Sin em­bar­go, den­tro del po­de­ro­so blo­que eco­nó­mi­co han sur­gi­do vo­ces que re­co­gen el har­taz­go con­tra la co­rrup­ción. “El em­pre­sa­ria­do se es­tá de­fen­dien­do de es­tas in­ves­ti­ga­cio­nes por­que se sien­te más có­mo­do en los es­que­mas del pa­sa­do, don­de ma­ni­pu­la­ba al Go­bierno en im­pu­ni­dad”, des­cri­be Ed­gar­do Po­rras, due­ño de fin­cas de ca­fé y uno de los ma­yo­res em­pre­sa­rios del país. Se­gún Po­rras, “por pri­me­ra vez la Ci­cig ha pues­to en evi­den­cia la for­ma de ope­rar de las éli­tes no so­lo gua­te­mal­te­cas, sino la­ti­noa­me­ri­ca­nas, don­de uti­li­zan al Go­bierno pa­ra sus fi­nes”.

Pa­ra Dio­ni­sio Gu­tié­rrez, pro­pie­ta­rio de Po­llo Cam­pe­ro y uno de los em­pre­sa­rios más po­de­ro­sos de Cen­troa­mé­ri­ca, “la éli­te eco­nó­mi­ca de­be ser más com­pro­me­ti­da en re­sol­ver los pro­ble­mas del país. De­ben ha­cer un es­fuer­zo pa­ra lo­grar unos acuer­dos mí­ni­mos que nos per­mi­tan dar­le oxí­geno al país y que avan­ce­mos en las re­for­mas del Es­ta­do que ne­ce­si­ta­mos”, se­ña­la en su ofi­ci­na. Aun­que con­si­de­ra “muy exi­to­sa” la pre­sen­cia de la Ci­cig, a Iván Ve­lás­quez le re­pro­cha la “po­ca cin­tu­ra” po­lí­ti­ca que lo ha des­gas­ta­do mu­cho en ca­sos me­no­res, co­mo el que sen­tó en el ban­qui­llo al hi­jo y al her­mano del pre­si­den­te por un de­li­to que no su­pe­ra­ba los 10.000 dó­la­res. Se­gún Gu­tié­rrez, Mo­ra­les pa­sa­rá a la his­to­ria co­mo el peor ase­so­ra­do de la de­mo­cra­cia y admite que un gru­po de em­pre­sa­rios y de os­cu­ros mi­li­ta­res con­tro­lan la pre­si­den­cia. “Des­de que el mun­do es mun­do, los gru­pos de po­der han que­ri­do apo­de­rar­se y te­ner el con­trol del po­der. Por eso es ur­gen­te desa­rro­llar par­ti­dos fuer­tes, di­vi­sión de po­de­res y un Es­ta­do de de­re­cho”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.