El Pa­pa chino

El País (Nacional) - - OPINIÓN -

Francisco ha con­se­gui­do un hi­to en la ex­pan­sión de la Igle­sia ca­tó­li­ca en Asia. San­cio­na­rá los obis­pos ca­tó­li­cos no­mi­na­dos por el Go­bierno chino y ya no exis­ti­rán los ca­tó­li­cos ofi­cia­les y los de las ca­ta­cum­bas. El Va­ti­cano es un Es­ta­do sin­gu­lar re­gi­do con pu­ño de hie­rro por el Pa­pa de turno, con­vir­tién­do­lo en una teo­cra­cia que pue­de cam­biar su Cons­ti­tu­ción y to­das las le­yes sin te­ner en cuen­ta ni la opinión de sus ca­si mil ciu­da­da­nos y 1.200 mi­llo­nes de fie­les ni la de la cu­ria. Chi­na es un país de más de 1.300 mi­llo­nes de per­so­nas go­ber­na­das por un dic­ta­dor que tam­bién quie­re ser vi­ta­li­cio. Su bru­tal desa­rro­llo eco­nó­mi­co se hi­zo, con­tra mu­chos pen­sa­do­res, sin ne­ce­si­dad de al­can­zar ni si­quie­ra una dé­bil de­mo­cra­cia y hoy es due­ño y se­ñor de la ma­yo­ría de la deu­da mun­dial, ofre­ce cré­di­tos por tie­rras, se ex­pan­de con is­las ar­ti­fi­cia­les y es­tre­cha sus la­zos con otra dictadura, la Ru­sia de Pu­tin. En­gu­lle Hong Kong, quie­re Tai­wán y en­car­ce­la pre­mios No­bel has­ta su muer­te. Los abo­ga­dos de de­re­chos hu­ma­nos son una es­pe­cie a ex­tin­guir y el con­trol de la so­cie­dad e in­clu­so de In­ter­net es sor­pren­den­te fé­rreo y au­men­tan­do. Con es­te pa­no­ra­ma y las sor­pre­sas y gi­ros de nues­tra épo­ca se abre la po­si­bi­li­dad, por qué no, de que a Francisco le su­ce­da un re­li­gio­so chino. Luis Pe­ra­za Par­ga

Kan­sas City, Mi­su­ri (EE UU)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.