Ri­ve­ra lan­za un plan pa­ra re­vi­sar el Es­ta­do au­to­nó­mi­co

El País (Nacional) - - ESPAÑA - EL­SA GAR­CÍA DE BLAS,

“Ha lle­ga­do el mo­men­to de re­vi­sar to­do lo que no fun­cio­na en el Es­ta­do au­to­nó­mi­co. Pa­ra que sea pre­ci­sa­men­te un Es­ta­do au­to­nó­mi­co y no un con­jun­to de tri­bus y chi­rin­gui­tos”. El lí­der de Ciu­da­da­nos, Al­bert Ri­ve­ra, de­fen­dió ayer en Se­vi­lla una re­for­ma en pro­fun­di­dad del mo­de­lo au­to­nó­mi­co con el ob­je­ti­vo de eli­mi­nar di­fe­ren­cias en­tre te­rri­to­rios. Se tra­ta, en pa­la­bras su­yas, de “su­pe­rar uno de los re­tos que tie­ne Es­pa­ña, la de­sigual­dad en­tre es­pa­ño­les”.

Ri­ve­ra pre­sen­tó un de­cá­lo­go de ini­cia­ti­vas y re­for­mas des­ti­na­das a co­rre­gir dis­pa­ri­da­des en­tre co­mu­ni­da­des. No plan­tea mo­di­fi­car nin­gu­na com­pe­ten­cia au­to­nó­mi­ca —en nin­gu­na de las me­di­das se plan­tea una re­cen­tra­li­za­ción— pe­ro sí ase­gu­rar que en la apli­ca­ción del mo­de­lo los ciu­da­da­nos de unos y otros te­rri­to­rios ten­gan los mis­mos de­re­chos y un ac­ce­so más uni­for­me a los ser­vi­cios pú­bli­cos. En­tre las pro­pues­tas, que tam­bién bus­can res­tar pe­so a los

na­cio­na­lis­mos, es­tá re­for­zar el cas­te­llano en la es­cue­la y la Ad­mi­nis­tra­ción, aca­bar con el cálcu­lo “in­so­li­da­rio y opa­co” del cu­po vas­co o crear una aca­de­mia úni­ca pa­ra to­dos los cuer­pos po­li­cia­les y de se­gu­ri­dad.

El lí­der de Ciu­da­da­nos des­cri­be un Es­ta­do au­to­nó­mi­co pla­ga­do de de­si­gual­da­des y apuesta por re­for­zar los me­ca­nis­mos que “unen” a los es­pa­ño­les, los “me­ca­nis­mos de igual­dad”. Al­gu­nas son ini­cia­ti­vas que el par­ti­do ya ha lle­va­do en pro­gra­mas elec­to­ra­les o en pro­pues­tas le­gis­la­ti­vas y otras son nue­vas ideas o que aho­ra se po­nen en pri­mer plano. El de­cá­lo­go Por una Es­pa­ña de ciu­da­da­nos li­bres e igua­les re­co­ge las con­clu­sio­nes de la pri­me­ra con­ven­ción na­cio­nal ce­le­bra­da en Se­vi­lla por la pla­ta­for­ma Es­pa­ña Ciu­da­da­na, que la for­ma­ción li­be­ral lan­zó el pa­sa­do mes de ma­yo pa­ra de­fen­der el pa­trio­tis­mo es­pa­ñol.

Ciu­da­da­nos quie­re re­for­zar el cas­te­llano, co­mo len­gua ofi­cial y co­mún, “en las au­las, en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y en la Ad­mi­nis­tra­ción”, afir­mó Ri­ve­ra. La for­ma­ción pro­po­ne “eli­mi­nar las ba­rre­ras lin­güís­ti­cas en el em­pleo pú­bli­co”, es­to es, que la len­gua co­ofi­cial de las co­mu­ni­da­des bi­lin­gües no sea un re­qui­si­to obli­ga­to­rio pa­ra ac­ce­der a un pues­to de fun­cio­na­rio (sí un mé­ri­to), y que el cas­te­llano sea “len­gua vehi­cu­lar en to­da Es­pa­ña” en la edu­ca­ción, lo que afec­ta­ría prin­ci­pal­men­te al sis­te­ma edu­ca­ti­vo ca­ta­lán de in­mer­sión lin­güís­ti­ca.

En la edu­ca­ción quie­re que se re­fuer­ce la al­ta inspección, una prue­ba de se­lec­ti­vi­dad úni­ca y li­bros de tex­to gra­tui­tos en to­do el país. Ri­ve­ra de­fien­de que la al­ta inspección edu­ca­ti­va tie­ne que “po­ner fin al adoc­tri­na­mien­to y a la ma­ni­pu­la­ción” en la es­cue­la ca­ta­la­na. “A mí no me lo tie­nen que con­tar, yo lo he vi­vi­do. Los ca­ta­la­nes sa­be­mos lo que pa­sa en las es­cue­las”, ex­pu­so Ri­ve­ra.

Aca­de­mia po­li­cial úni­ca

La equi­pa­ra­ción sa­la­rial en­tre to­dos los cuer­pos po­li­cia­les es otra me­di­da, que se am­plía con la idea de pro­mo­ver la coope­ra­ción en­tre Po­li­cía Na­cio­nal, Guar­dia Ci­vil, Mos­sos y Er­tzain­tza a tra­vés de una “aca­de­mia úni­ca” de for­ma­ción. “Ya es­tá bien la des­coor­di­na­ción en asun­tos don­de nos ju­ga­mos la vi­da”, se que­jó Ri­ve­ra.

El de­cá­lo­go abor­da tam­bién la fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca y plan­tea eli­mi­nar el “cálcu­lo in­so­li­da­rio y opa­co del cu­po vas­co”. Quie­re “trans­pa­ren­cia y un cálcu­lo ob­je­ti­vo, con luz y ta­quí­gra­fos” del cu­po, pe­ro no plan­tea eli­mi­nar el con­cier­to vas­co. Sí se pro­po­ne eli­mi­nar la dis­po­si­ción tran­si­to­ria cuar­ta de la Cons­ti­tu­ción, que con­tem­pla la po­si­bi­li­dad de ane­xión de Na­va­rra al País Vas­co. Ri­ve­ra re­cu­pe­ra una pro­pues­ta que lan­zó en ju­nio, la de una nue­va ley elec­to­ral que po­dría de­jar fue­ra a los na­cio­na­lis­tas del Par­la­men­to. Los par­ti­dos de­be­rían te­ner “co­mo mí­ni­mo el 3% na­cio­nal pa­ra es­tar en el Con­gre­so”. En las elec­cio­nes en 2016, nin­gún par­ti­do na­cio­na­lis­ta lo­gró esa ci­fra. La “re­for­ma o cie­rre” del Se­na­do y la su­pre­sión de to­dos los afo­ra­mien­tos com­ple­tan las ini­cia­ti­vas en ma­te­ria de re­ge­ne­ra­ción de­mo­crá­ti­ca y re­pre­sen­ta­ción.

Por úl­ti­mo, el de­cá­lo­go re­co­ge la su­pre­sión del im­pues­to de su­ce­sio­nes y do­na­cio­nes en to­da Es­pa­ña, que Ciu­da­da­nos ha re­gis­tra­do co­mo ley es­te mes en el Con­gre­so, y que la fi­nan­cia­ción del sis­te­ma de de­pen­den­cia sea por com­ple­to es­ta­tal (aho­ra hay una par­te au­to­nó­mi­ca, lo que se­gún el par­ti­do pro­vo­ca que en unas co­mu­ni­da­des se ten­ga de­re­cho a pres­ta­cio­nes di­fe­ren­tes), así co­mo una tar­je­ta sa­ni­ta­ria úni­ca. “El Es­ta­do au­to­nó­mi­co se pen­só pa­ra ga­ran­ti­zar la igual­dad en­tre es­pa­ño­les, no pa­ra des­truir­la”, sub­ra­yó en ple­na Pla­za de Es­pa­ña, an­te cien­tos de sim­pa­ti­zan­tes con ban­de­ras es­pa­ño­las, eu­ro­peas y del par­ti­do. Los ope­ra­rios re­ti­ra­ron de­ce­nas de si­llas por­que el par­ti­do no lle­nó.

/ PA­CO PUEN­TES

Ri­ve­ra, ayer al ini­cio del ac­to de Ciu­da­da­nos en Se­vi­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.