Luis Suá­rez: “No po­de­mos de­pen­der siem­pre de Leo”

El uru­gua­yo pi­de reac­ción an­te la pri­me­ra su­plen­cia de Mes­si, que sub­ra­ya que el Ba­rça po­see una plan­ti­lla fuer­te pa­ra no es­tar a ex­pen­sas de nin­gún ju­ga­dor

El País (Nacional) - - DEPORTES - JUAN I. IRI­GO­YEN,

Ha­ce tiem­po que Mes­si asu­mió que su cuer­po ne­ce­si­ta des­can­so. Ya no pi­de ju­gar­lo to­do, ni po­ne ma­la ca­ra cuan­do lo sien­tan en el ban­qui­llo. A sus 31 años, el 10 en­tien­de que el año es lar­go. “Te­ne­mos plan­ti­lla y ju­ga­do­res pa­ra po­der ser un gran equi­po, pa­ra po­der ser un con­jun­to fuer­te, sin de­pen­der de nin­guno. So­mos el Ba­rça, te­ne­mos fut­bo­lis­tas de so­bra pa­ra no de­pen­der de un so­lo ju­ga­dor”, ase­gu­ró el ro­sa­rino tras el em­pa­te del Barcelona an­te el Athletic en el Camp Nou.

Er­nes­to Val­ver­de ex­pli­có la su­plen­cia de Mes­si. “Es mi res­pon­sa­bi­li­dad, ab­so­lu­ta­men­te”, se arran­có el Txin­gu­rri. Con un ojo en el pa­sa­do y el otro en el fu­tu­ro, jus­ti­fi­có: “Ha­go una lec­tu­ra de los par­ti­dos que lle­va­mos. He­mos ju­ga­do ha­ce 72 ho­ras y los ju­ga­do­res acu­mu­lan cua­tro par­ti­dos en 10 días. Sa­bien­do, tam­bién, que el miér­co­les te­ne­mos un par­ti­do com­pli­ca­do an­te el Tot­ten­ham —co­rres­pon­dien­te a la se­gun­da jor­na­da de la fa­se de gru­pos de la Cham­pions— y una plan­ti­lla am­plia”. Mes­si es om­ni­pre­sen­te, en el cam­po o en el ban­qui­llo, to­do es rui­do al­re­de­dor del 10. “Sé que de­jar a Leo en el ban­qui­llo era una de­ci­sión arries­ga­da, por­que to­do se ana­li­za en ba­se a los re­sul­ta­dos. Cuan­do to­mo una de­ci­sión lo ha­go pen­san­do en qué es lo me­jor pa­ra mi equi­po y pa­ra mi club. Lo ha­go an­tes de em­pe­zar el par­ti­do. Ten­go un pro­ble­ma, no se pue­de re­bo­bi­nar des­pués. Yo pien­so en lo me­jor pa­ra mi club”, sub­ra­yó Val­ver­de.

El chas­co de Vidal

El téc­ni­co del Athletic, Eduar­do Be­riz­zo, se sor­pren­dió cuan­do vio a Mes­si en­tre los su­plen­tes. “Es­pe­ra­ba que Leo ju­ga­se, por su­pues­to. Pe­ro ha­brán te­ni­do sus ra­zo­nes. Evi­den­te­men­te, la pre­sen­cia de Lio­nel es un es­tí­mu­lo pa­ra sus com­pa­ñe­ros y una preo­cu­pa­ción pa­ra los ri­va­les”. To­dos es­pe­ra­ban que Mes­si com­pa­re­cie­ra en el te­rreno, me­nos Ar­tu­ro Vidal. El chi­leno se sen­tía li­be­ra­do en el cam­po —se­gun­do par­ti­do co­mo ti­tu­lar des­de que lle­gó al Camp Nou— has­ta que vio el nú­me­ro 22 en el ta­ble­ro en el mi­nu­to 55. Ma­la ca­ra de Vidal, so­lo com­pen­sa­da por un tí­mi­do re­co­no­ci­mien­to de la hin­cha­da azul­gra­na. En­ton­ces, co­men­zó un par­ti­do di­fe­ren­te. El 10 se re­be­ló y con­ta­gió a sus com­pa­ñe­ros. En sus 35 mi­nu­tos en el cam­po, re­ma­tó en sie­te oca­sio­nes —dos se es­tre­lla­ron en el pos­te— y asis­tió a Mu­nir, des­pués de re­cu­pe­rar un ba­lón en la lí­nea. “Mes­si es Mes­si, pe­ro su pre­sen­cia no va­rió nues­tro plan. Pa­ra su mar­ca­dor la di­fi­cul­tad es ma­yor por­que el uno con­tra uno se vuel­ve más di­fí­cil. Nos hi­zo re­tro­ce­der en el cam­po. Si an­tes de su en­tra­da po­día­mos re­cu­pe­rar los ba­lo­nes en la mi­tad del cam­po y sa­lir rá­pi­do a la con­tra, des­pués los re­cu­pe­ra­mos cer­ca de nues­tra área”, ana­li­zó Be­riz­zo. “Es­tá cla­ro que, al mar­gen de te­ner al me­jor ju­ga­dor del mun­do, no po­de­mos de­pen­der de que Leo en­tre pa­ra so­lu­cio­nar las co­sas. Te­ne­mos mu­chos ju­ga­do­res que por mé­ri­tos pro­pios han de­mos­tra­do mu­cho en otros equi­pos”, ase­gu­ró Luis Suá­rez.

La tem­po­ra­da pa­sa­da Mes­si fue su­plen­te en cin­co par­ti­dos. El sal­do: una vic­to­ria (en la Cham­pions an­te el Spor­ting, cuan­do el Ba­rça ya es­ta­ba cla­si­fi­ca­do) y cua­tro em­pa­tes (uno en la Cham­pions, an­te la Ju­ve, y tres en LaLi­ga). Ayer, la pri­me­ra vez que el ar­gen­tino prue­ba el ban­qui­llo en la cam­pa­ña, el Ba­rça vol­vió a ce­der dos pun­tos en el Camp Nou. “Hi­ci­mos un par­ti­do pa­ra ga­nar. En el pri­mer tiem­po tu­vi­mos mu­chas si­tua­cio­nes cla­ras pa­ra lle­var ven­ta­ja y la­men­ta­ble­men­te nos fui­mos per­dien­do 0-1. Eso com­pli­có mu­cho las co­sas. Lue­go lo se­gui­mos in­ten­tan­do y no pu­do ser. Es una pe­na el re­sul­ta­do”, re­fle­xio­nó el 10. Y Luis Suá­rez ra­zo­nó, des­pués de que el equi­po en­ca­de­ne dos em­pa­tes y una de­rro­ta: “Te de­ja cier­ta pre­cau­ción, por el re­sul­ta­do y por la ac­ti­tud del otro día en Le­ga­nés, y de hoy en al­gu­nos ca­sos. Hay que ha­cer au­to­crí­ti­ca y re­fle­xio­nar”.

El Ba­rça se es­tan­ca en LaLi­ga —su­ma so­lo dos de los úl­ti­mos nue­ve pun­tos en jue­go—, pe­ro su ca­pi­tán no se des­ani­ma. “Es­to re­cién em­pie­za y es muy lar­go. Ob­via­men­te te­ne­mos bron­ca por los dos úl­ti­mos re­sul­ta­dos. El otro día con el Le­ga­nés hi­ci­mos una bue­na pri­me­ra par­te, pe­ro ter­mi­na­mos per­dien­do, y hoy he­mos te­ni­do si­tua­cio­nes pa­ra ga­nar el par­ti­do y no pu­di­mos ha­cer­lo”, con­clu­yó Mes­si, que vio una tar­je­ta ama­ri­lla por pro­tes­tar­le al ár­bi­tro, Jai­me La­tre, una vez con­clui­do el par­ti­do. El 10 azul­gra­na vi­si­ta­rá Wem­bley el miér­co­les. Se­rá ti­tu­lar, por mu­cho que ya ha­ya apren­di­do a ser su­plen­te.

/ DA­VID RA­MOS (GETTY IMA­GES)

Ser­gi Ro­ber­to y Raúl Gar­cía pug­nan por el ba­lón, ayer en el Camp Nou.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.