El gol del co­jo y del VAR

El Atlé­ti­co re­mon­ta al Ath­le­tic en un due­lo épi­co con un ca­be­za­zo del le­sio­na­do Go­dín en el 92

El País (Nacional) - - DEPORTES 12ª JORNADA DE LALIGA - LADISLAO J. MOÑINO,

Con el gol del co­jo, esa suer­te que se prac­ti­ca­ba en los tiem­pos de posguerra que que­dó so­te­rra­da cuan­do la FIFA in­tro­du­jo las sus­ti­tu­cio­nes pa­ra el Mun­dial de 1970, y con la in­ter­ven­ción del VAR, el Atlé­ti­co pro­ta­go­ni­zó uno de esos par­ti­dos pa­ra la me­mo­ria. A la mez­cla del an­ces­tral re­cur­so que co­ro­nó Go­dín y de la tec­no­lo­gía que va­li­dó su em­pu­je, se su­mó esa vi­bra­ción que trans­mi­te el jue­go cuan­do to­do es emo­ción. Cuan­do a con­tra­rre­loj hay un equi­po que se so­bre­po­ne a to­dos los con­tra­tiem­pos que pa­de­ció y con­vier­te el fútbol en un au­to de fe. En una bús­que­da de la vic­to­ria ca­si ba­rrial e in­fan­til que ha­ce sal­tar los ri­go­res del pro­fe­sio­na­lis­mo por los ai­res pa­ra desem­bo­car en una cas­ca­da emo­cio­nal. A dos ven­ta­jas del Ath­le­tic, a la fal­ta de pues­ta a pun­to de Cos­ta y a la le­sión de Go­dín que pro­vo­có que ejer­cie­ra de de­lan­te­ro li­sia­do…

A to­do eso se so­bre­pu­so el equi­po de Si­meo­ne. Con Tho­mas y Saúl de cen­tra­les im­pro­vi­sa­dos, al to­que de ga­nar o ga­nar, em­pu­jan­do con pe­lo­tas lar­gas y con­vir­tien­do ca­da ba­lón aé­reo en una ba­ta­lla agó­ni­ca, el Atlé­ti­co fir­mó una vic­to­ria de ca­rác­ter. El re­sul­ta­do fue una vic­to­ria es­cri­ta ba­jo los tra­zos de la épi­ca, pro­pi­cia­da tam­bién por los cam­bios de Si­meo­ne. Con 0-1 al des­can­so (el pri­mer gol que el Atlé­ti­co re­ci­bía es­te cur­so en una pri­me­ra mi­tad) me­tió a Vi­to­lo por el des­di­bu­ja­do Cos­ta y al po­co a Gel­son por Mon­te­ro. Cuan­do em­pa­tó Tho­mas, con ese zu­rria­ga­zo des­de la de­re­cha, sen­tó a Co­rrea pa­ra in­tro­du­cir a Ka­li­nic. Su­ce­dió que en me­nos de un mi­nu­to, el Ath­le­tic dio otra cu­chi­lla­da de ci­ru­jano. Un ba­lón lim­pio sa­ca­do por San José pa­ra Mu­niain que es­te pro­yec­tó con un pa­se me­di­do a Wi­lliams. La ve­lo­ci­dad pun­ta del de­lan­te­ro del Ath­le­tic no pu­do com­ba­tir­la Go­dín. De ese ma­za­zo se re­com­pu­so el Atlé­ti­co ape­lan­do a las bra­vas. Pa­sio­nal y con atre­vi­mien­to pa­ra in­ten­tar­lo en si­tua­cio­nes de uno con­tra uno, fue en­ca­jo­nan­do al acon­go­ja­do equi­po de Be­riz­zo.

Si Tho­mas pu­so un mi­sil ajus­ta­do en su gol del em­pa­te a uno, en el sa­que de es­qui­na que ca­zó Rodrigo en el pri­mer pa­lo le me­tió un guan­te fino. Pa­re­ce que con Rodrigo el Atlé­ti­co no tie­ne so­lo a un ju­ga­dor que le or­de­na, le ba­rre y le lim­pia el jue­go. Tam­bién le per­mi­te re­cu­pe­rar ese po­de­río en las ju­ga­das a ba­lón pa­ra­do de aque­llos tiem­pos en los que nin­gún equi­po sa­ca­ba tan­to ré­di­to. Con el em­pa­te a dos, el Atlé­ti­co si­guió a la su­ya. Con Go­dín de bo­ya pa­ra los sa­ques lar­gos, en uno de ellos pro­vo­có la fal­ta. De nue­vo Tho­mas es­tu­vo fino pa­ra en­viar la pe­lo­ta al se­gun­do pa­lo, don­de la pro­lon­gó Saúl y la re­ma­chó Go­dín. El fue­ra de jue­go ini­cial se­ña­la­do por el asis­ten­te ses­gó y en­frió la pri­me­ra al­ga­ra­da. Fue el mo­men­to del ár­bi­tro del VAR, en el mi­nu­to 92.

Ese fi­nal sin ata­du­ra fue el co­lo­fón a un par­ti­do que co­men­zó ba­jo dos pro­pues­tas muy me­di­das. El no ries­go en la sa­li­da de ba­lón del Atlé­ti­co evi­tó una de los pai­sa­jes en los que a Be­riz­zo le bro­ta la ve­na biel­sis­ta: con­ver­tir los par­ti­dos en una ba­ta­lla de uno con­tra uno a to­do cam­po. El Ath­le­tic sí arries­gó más en la ini­cia­ción del jue­go. Con el plan muy cla­ro. Me­dir una y otra vez las he­chu­ras de Mon­te­ro an­te los des­mar­ques y la ve­lo­ci­dad de Wi­lliams.

La pri­me­ra pro­pues­ta que sa­lió ga­na­do­ra pa­ra man­dar en el par­ti­do fue la de Si­meo­ne. Hay un pun­to ya de do­mi­nio de la co­lo­ca­ción y de la in­ten­si­dad en el ba­rri­do de pe­lo­tas y en las se­gun­das ju­ga­das que achan­ta a los con­tra­rios con­tra su área. Ahí, Rodrigo, Tho­mas y Saúl im­pu­sie­ron la ley de su for­ta­le­za fí­si­ca y su sen­ti­do tác­ti­co.

Du­ran­te el pa­sa­je que du­ró ese do­mi­nio, el Atlé­ti­co no su­po pe­lar el par­ti­do. Ahí era el turno de Co­rrea, Griez­mann y de Diego Cos­ta. El ar­gen­tino de­jó al­gún de­ta­lle, co­mo un som­bre­ro de es­pue­la a Ba­len­zia­ga. Fue un me­ro fo­gueo, siem­pre con in­ten­ción, pe­ro sin más. Ni Griez­mann ni Cos­ta apa­re­cie­ron, em­bo­ta­dos en las di­fi­cul­ta­des que tie­ne el equi­po pa­ra ata­car en es­tá­ti­co. A par­tir de la ce­ga­zón ofen­si­va de los ro­ji­blan­cos cre­ció el Ath­le­tic. Be­ñat co­men­zó a ma­ne­jar el tiem­po del par­ti­do y apa­re­ció Mu­niain en­tre­lí­neas. Su­sae­ta le ga­nó la es­pal­da a Fi­li­pe Luis y su cen­tro atrás lo en­gan­chó San José. Oblak hi­zo el im­po­si­ble de me­ter la mano en la es­cua­dra, pe­ro el re­cha­zo lo em­pu­jó Wi­lliams. Era el pri­mer acer­ca­mien­to se­rio del Ath­le­tic y el pri­mer gol. Un va­ra­pa­lo difícil que tu­vo que di­ge­rir el Atlé­ti­co en el des­can­so.

La sa­li­da del intermedio ya de­pa­ró ese par­ti­do am­bi­cio­so y pla­ga­do de con­tra­tiem­pos que el equi­po de Si­meo­ne fue su­peran­do has­ta que lle­gó esa ju­ga­da en el des­cuen­to que fun­dió la añe­ja tác­ti­ca del gol de co­jo (13 de los 16 go­les de Go­dín con el Atlé­ti­co en Li­ga han si­do de ca­be­za) con la mo­der­ni­dad tec­no­ló­gi­ca del VAR.

/ KIKE PA­RA

Go­dín mar­ca de ca­be­za el ter­cer y de­fi­ni­ti­vo gol del Atlé­ti­co al Ath­le­tic.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.