A In­dia le fal­tan más de 60 mi­llo­nes de mu­je­res

La pre­fe­ren­cia so­cial por el va­rón al­te­ra la de­mo­gra­fía del se­gun­do país más po­bla­do

El País (País Vasco) - - PORTADA - Á. L. MAR­TÍ­NEZ CAN­TE­RA, Mum­bai

In­dia su­fre un no­ta­ble des­equi­li­brio de­mo­grá­fi­co pro­vo­ca­do por la pre­fe­ren­cia de las fa­mi­lias por los hi­jos va­ro­nes. Un es­tu­dio pu­bli­ca­do ayer cal­cu­la que en el país fal­tan 63 mi­llo­nes de mu­je­res res­pec­to a lo que se­ría es­pe­ra­ble y atri­bu­ye esa des­pro­por­ción a los abor­tos se­lec­ti­vos. Otros 21 mi­llo­nes de ni­ñas ya na­ci­das no son desea­das, en bue­na par­te por­que sus pa­dres tie­nen que car­gar con la prác­ti­ca tra­di­cio­nal de la do­te. La ten­den­cia no es ex­clu­si­va de las zo­nas po­bres del cam­po y es in­clu­so peor en­tre los sec­to­res más aco­mo­da­dos. “Las vi­das de las mu­je­res han me­jo­ra­do, pe­ro pa­re­ce que la so­cie­dad to­da­vía quie­re que naz­can me­nos”, ex­pli­ca el in­for­me.

La his­tó­ri­ca pre­fe­ren­cia de la so­cie­dad in­dia por los hi­jos va­ro­nes ha pro­vo­ca­do un po­de­ro­so des­equi­li­brio de­mo­grá­fi­co. El Go­bierno in­dio cal­cu­la que en la po­bla­ción fal­tan más de 63 mi­llo­nes de mu­je­res con res­pec­to a la que se­ría una ten­den­cia na­tu­ral. La des­pro­por­ción en­tre el nú­me­ro de hom­bres y mu­je­res en el país es­ta­ría cau­sa­da prin­ci­pal­men­te por los abor­tos se­lec­ti­vos, se­gún el úl­ti­mo Es­tu­dio Eco­nó­mi­co anual pu­bli­ca­do es­te lunes, que por pri­me­ra vez in­clu­ye un apar­ta­do es­pe­cí­fi­co so­bre la mujer.

Ade­más, las au­to­ri­da­des es­ti­man que otras 21 mi­llo­nes de ni­ñas —en un país con una po­bla­ción to­tal de 1.324 mi­llo­nes de per­so­nas— no son desea­das por sus fa­mi­lias al na­cer ya que tie­nen que car­gar con el las­tre eco­nó­mi­co que su­po­ne una prác­ti­ca atá­vi­ca co­mo la do­te.

“Una vez que na­cen, las vi­das de las mu­je­res ha me­jo­ra­do pe­ro la so­cie­dad pa­re­ce se­guir que­rien­do que me­nos de ellas naz­can”, ex­pli­ca el ca­pí­tu­lo sép­ti­mo del Es­tu­dio Eco­nó­mi­co, de­di­ca­do a la igual­dad de gé­ne­ro. La encuesta mues­tra que la obli­ga­ción de que la es­po­sa aban­do­ne el ho­gar fa­mi­liar des­pués del ma­tri­mo­nio —y la con­si­guien­te pér­di­da de un sa­la­rio— jun­to a las le­yes de he­ren­cia de propiedades o la do­te ma­tri­mo­nial son al­gu­nos de los fac­to­res so­cia­les que de­ter­mi­nan la pre­fe­ren­cia por los va­ro­nes en In­dia.

Tam­bién el de­no­mi­na­do “fe­ti­ci­dio fe­me­nino”, el abor­to de ni­ñas en el país asiá­ti­co ha si­do ob­je­to de es­tu­dio por re­vis­tas mé­di­cas in­ter­na­cio­na­les, que es­ti­man la des­apa­ri­ción de has­ta me­dio mi­llón de fe­tos fe­me­ni­nos anual­men­te. Aun­que ni la in­te­rrup­ción del em­ba­ra­zo ni la de­ter­mi­na­ción del se­xo son de­li­tos en In­dia, la Ley de Téc­ni­cas y Diag­nós­ti­cos Pre­na­ta­les (PCPNDT por sus si­glas en in­glés) sí pe­na­li­za los exá­me­nes del se­xo de los fe­tos me­dian­te so­no­gra­fías y otras téc­ni­cas, así co­mo el abor­to se­lec­ti­vo. Apar­te de es­ta prác­ti­ca, exis­te en In­dia la ten­den­cia a ofre­cer me­jo­res tra­ta­mien­tos mé­di­cos y nu­tri­ti­vos a los hi­jos fren­te a las hi­jas.

La pro­por­ción na­tu­ral de se­xos, sin al­te­ra­ción hu­ma­na, es de 1.050 hom­bres por ca­da 1.000 mu­je­res. En 1970, In­dia ca­si cum­plía esa ra­tio de re­la­ción en­tre los dos se­xos (1.060) pe­ro el dato en 2014 se ha in­cre­men­ta­do con­si­de­ra­ble­men­te has­ta los 1108 hom­bres, a pe­sar de que la se­lec­ción de se­xo fue ile­ga­li­za­da en 1994.

Así, la encuesta pu­bli­ca­da con­fir­ma que “las fa­mi­lias don­de na­ce un ni­ño son más pro­pen­sas a de­jar de te­ner hi­jos que las fa­mi­lias en las que na­cen ni­ñas”, lo que de­no­mi­na co­mo me­ta-pre­fe­ren­cia por los va­ro­nes. El es­tu­dio de­mues­tra que la me­dia de las fa­mi­lias in­dias pre­fie­re te­ner dos hi­jos, pe­ro hay ho­ga­res en que tie­nen has­ta cin­co vás­ta­gos has­ta que el úl­ti­mo es un va­rón.

Ac­ti­vis­tas de­nun­cian no so­lo el es­ca­so cum­pli­men­to de la ley de téc­ni­cas y diag­nós­ti­cos pre­na­ta­les, sino tam­bién de la ley con­tra la do­te ma­tri­mo­nial. Aun­que abo­li­da en 1961, la prác­ti­ca ex­ten­di­da del pa­go de cuan­tio­sas su­mas, en me­tá­li­co o en bie­nes, a la fa­mi­lia del no­vio es una de las tra­di­cio­nes atá­vi­cas que in­du­cen a las fa­mi­lias a no que­rer te­ner hi­jas pa­ra ob­viar así la car­ga eco­nó­mi­ca que ello su­po­ne.

Aun­que la pre­va­len­cia de ni­ños so­bre ni­ñas es­tá tra­di­cio­nal­men­te aso­cia­da con la pre­ca­rie­dad eco­nó­mi­ca de la In­dia ru­ral, en la que vi­ve más del 65% de la po­bla­ción del país, la encuesta re­ve­la que el in­cre­men­to de la ri­que­za no es un fac­tor de­ter­mi­nan­te en la pre­fe­ren­cia por los ni­ños res­pec­to a ni­ñas. Se­gún el es­tu­dio, al­gu­nas áreas aco­mo­da­das de la ca­pi­tal, co­mo Nue­va Del­hi, la ten­den­cia, le­jos de re­ver­tir­se, ha em­peo­ra­do.

“El re­to del gé­ne­ro es an­ti­guo, pro­ba­ble­men­te des­de ha­ce mi­le­nios”, ex­pli­ca el au­tor del in­for­me y ase­sor eco­nó­mi­co Ari­van Su­bra­ma­nian, quien ur­ge al país a “en­fren­tar­se a la pre­fe­ren­cia so­cial por los ni­ños”.

An­te las cifras alar­man­tes del es­tu­dio, los ex­per­tos se­ña­lan la im­por­tan­cia de desa­rro­llar en­cues­tas na­cio­na­les y es­ta­ta­les ba­sa­das en el des­glo­se por se­xos, pa­ra con­se­guir una me­jor iden­ti­fi­ca­ción de otros pro­ble­mas de­ri­va­dos co­mo la vio­len­cia do­més­ti­ca o la dis­cri­mi­na­ción la­bo­ral de las mu­je­res.

/ ANUPAM NATH (AP)

Dos agri­cul­to­res tra­ba­jan en una plan­ta­ción de arroz a las afue­ras de Gauha­ti.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.