La CIA acu­sa al Krem­lin de tra­tar de in­ter­fe­rir en nue­vas elec­cio­nes

Pom­peo avi­sa de la ame­na­za in­mi­nen­te de Co­rea del Nor­te

El País (País Vasco) - - INTERNACIONAL - NI­CO­LÁS ALON­SO, Washington

El di­rec­tor de la CIA, Mi­ke Pom­peo, con­si­de­ra que Ru­sia se­gui­rá tra­tan­do de in­ter­fe­rir en los pro­ce­sos elec­to­ra­les es­ta­dou­ni­den­ses, in­clui­das las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas fi­ja­das pa­ra no­viem­bre de es­te año. En una en­tre­vis­ta con la BBC, Pom­peo se­ña­ló que el Go­bierno de Vla­dí­mir Pu­tin no ha ce­sa­do en sus in­ten­tos de in­fluir tam­bién en la po­lí­ti­ca eu­ro­pea, ade­más de en EE UU.

“Mi ex­pec­ta­ti­va es que con­ti­nua­rán in­ten­tan­do ha­cer eso, pe­ro confío en que Amé­ri­ca po­drá te­ner unas elec­cio­nes li­bres y jus­tas y que re­cha­za­re­mos su im­pac­to pa­ra que no sea im­por­tan­te”, afir­mó Pom­peo so­bre la in­je­ren­cia ru­sa de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les.

El di­rec­tor de la agen­cia de in­te­li­gen­cia es­ta­dou­ni­den­se reite­ró que el Krem­lin tra­tó de in­fluir en los co­mi­cios pre­si­den­cia­les ce­le­bra­dos en 2016 a tra­vés de las re­des so­cia­les y de la di­fu­sión de no­ti­cias fal­sas y dis­tor­sio­na­do­ras.

Ru­sia si­gue sien­do un du­ro ad­ver­sa­rio, di­jo Pom­peo, un sen­ti­mien­to que com­par­ten sus alia­dos eu­ro­peos. “La ac­ti­vi­dad (de Ru­sia) no ha dis­mi­nui­do”, in­sis­tió. En los úl­ti­mos me­ses, tam­bién ha sa­li­do a la luz el in­ten­to de in­fluir en la cri­sis ca­ta­la­na por par­te de me­dios de co­mu­ni­ca­ción con­tro­la­dos por el Krem­lin.

Pe­se a coope­ra­cio­nes pun­tua­les en ma­te­ria an­ti­te­rro­ris­ta —Es­ta­dos Uni­dos ayu­dó a evi­tar un aten­ta­do en San Pe­ters­bur­go el año pa­sa­do—, Pom­peo afir­mó que el Go­bierno es­ta­dou­ni­den­se no ba­ja la guar­dia fren­te a Ru­sia. Su con­tun­den­cia, sin em­bar­go, con­tras­ta con los co­men­ta­rios del pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, Do­nald Trump, cu­ya apa­ren­te bue­na sin­to­nía con su ho­mó­lo­go ru­so, Vla­dí­mir Pu­tin, ha alar­ma­do a sus crí­ti­cos.

La re­la­ción en­tre am­bos paí­ses tie­ne ade­más un in­te­rés es­pe­cial por la in­ves­ti­ga­ción del fis­cal es­pe­cial, Ro­bert Mue­ller, so­bre si el equi­po de cam­pa­ña del re­pu­bli­cano se coor­di­nó con agen­tes del Krem­lin pa­ra ga­nar las elec­cio­nes.

Pom­peo, sin em­bar­go, de­fien­de a Trump. “To­dos los días le doy al pre­si­den­te per­so­nal­men­te los da­tos de in­te­li­gen­cia más de­ta­lla­dos y reales que co­no­ce­mos des­de la CIA. No di­go me­dias ver­da­des. So­lo pro­por­ciono la ver­dad. El pre­si­den­te es­tá muy cen­tra­do y mues­tra cu­rio­si­dad so­bre los da­tos que le pre­sen­ta­mos”, di­jo el ex­le­gis­la­dor por Kan­sas, que des­pre­ció el con­te­ni­do de Fire and Fury, el li­bro crí­ti­co con el fun­cio­na­mien­to de la Ca­sa Blan­ca y el ca­rác­ter im­pul­si­vo de Trump con sus ase­so­res más cer­ca­nos.

Con res­pec­to a Co­rea del Nor­te, el di­rec­tor reite­ró, co­mo ya di­cen des­de ha­ce me­ses miem­bros de la Ad­mi­nis­tra­ción, que el país asiá­ti­co es una ame­na­za in­mi­nen­te. Tras me­ses de ten­sión, la ten­sión en­tre Washington y Pyong­yang pa­re­cen ha­ber­se pues­to en pau­sa, pe­ro Pom­peo tam­po­co mos­tró con­fian­za en una me­jo­ra de las re­la­cio­nes: “Es­tán a me­ses de te­ner mi­si­les nu­clea­res”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.