Bru­se­las da un ul­ti­má­tum a Es­pa­ña pa­ra que lu­che con­tra la con­ta­mi­na­ción

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - ÁLVARO SÁN­CHEZ / MA­NUEL PLANELLES, Bru­se­las / Madrid

Es­pa­ña se ha instalado en el in­cum­pli­mien­to de la nor­ma­ti­va con­tra la con­ta­mi­na­ción del ai­re. La Co­mi­sión Eu­ro­pea exi­gió ayer al Go­bierno que le en­víe en unos días los pla­nes que tie­ne pa­ra re­ver­tir es­ta si­tua­ción. El co­mi­sa­rio eu­ro­peo de Me­dio Am­bien­te, Kar­me­nu Ve­lla, con­vo­có en Bru­se­las a nue­ve paí­ses a los que se plan­tea lle­var an­te la jus­ti­cia por sus in­cum­pli­mien­tos. En Es­pa­ña los pro­ble­mas se cen­tran en Madrid y Bar­ce­lo­na con el dió­xi­do de ni­tró­geno, es de­cir, con el trá­fi­co. An­tes de lle­var a los nue­ve Es­ta­dos in­cum­pli­do­res an­te el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la UE, la Co­mi­sión les ha da­do una úl­ti­ma opor­tu­ni­dad: que pre­sen­ten sus pla­nes con­tra la con­ta­mi­na­ción an­tes del fi­nal de la pró­xi­ma se­ma­na. Bá­si­ca­men­te, Bru­se­las les pi­de que ex­pli­quen “có­mo van a in­ten­tar cum­plir con la le­gis­la­ción eu­ro­pea so­bre ca­li­dad del ai­re”.

“Lo úni­co que pue­de evi­tar que la Co­mi­sión va­ya a la jus­ti­cia es que las me­di­das que pon­gan so­bre la me­sa y las acciones que to­men sean su­fi­cien­tes pa­ra al­can­zar los ob­je­ti­vos sin re­tra­so”, ad­vir­tió el co­mi­sa­rio Ve­lla so­bre la ne­ce­si­dad de que los Es­ta­dos cum­plan con las nor­mas eu­ro­peas so­bre con­ta­mi­na­ción. Fuen­tes co­mu­ni­ta­rias se­ña­la­ron que, por lo vis­to has­ta aho­ra, los pla­nes que tie­nen los nue­ve paí­ses con­vo­ca­dos no son su­fi­cien­tes pa­ra im­pe­dir que Bru­se­las los lle­ve an­te la jus­ti­cia. En­ton­ces se ini­cia­ría otro lar­go pro­ce­di­mien­to: pri­me­ro el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia ten­dría que de­cla­rar el in­cum­pli­mien­to y, si per­sis­te, la Co­mi­sión vol­ve­ría a pre­sen­tar una de­nun­cia con una pe­ti­ción de mul­ta.

Es­te no es un pro­ble­ma re­cien­te. Es­pa­ña, en el ca­so de Madrid y Bar­ce­lo­na, lle­va in­cum­plien­do los lí­mi­tes de dió­xi­do de ni­tró­geno (NO2) —un con­ta­mi­nan­te que cau­sa do­len­cias res­pi­ra­to­rias y que pro­ce­de fun­da­men­tal­men­te del trá­fi­co— des­de que en 2010 en­tra­ron en vi­gor. Aun­que Es­pa­ña tam­bién arras­tra di­fi­cul­ta­des con las par­tí­cu­las PM10, más li­ga­das a la in­dus­tria y a la ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad, fuen­tes de la Co­mi­sión re­sal­tan que el ma­yor pro­ble­ma lo tie­ne con el NO2, es de­cir, con el trá­fi­co. “Hay sie­te zo­nas que ex­ce­den los lí­mi­tes, y Madrid es la peor”, re­sal­tan es­tas fuen­tes.

Ade­más de Es­pa­ña, a la reunión con Ve­lla fue­ron con­vo­ca­dos los Go­bier­nos de Re­pú­bli­ca Che­ca, Ale­ma­nia, Fran­cia, Ita­lia, Hun­gría, Rumania, Es­lo­va­quia y Reino Uni­do. To­dos tie­nen avan­za­dos pro­ce­di­mien­tos de in­frac­ción y es­tán en la an­te­sa­la de ser lle­va­dos fren­te al Tri­bu­nal de Jus­ti­cia. “Los pla­zos pa­ra cum­plir con las obli­ga­cio­nes le­ga­les han ca­du­ca­do ha­ce mu­cho tiem­po”, in­di­có Ve­lla. “Y al­gu­nos di­cen que ya he­mos es­pe­ra­do de­ma­sia­do tiem­po. No po­de­mos re­tra­sar­nos más”, aña­dió. La reunión, re­sal­tan fuen­tes de la Co­mi­sión, no fue de un per­fil téc­ni­co, sino que se con­vo­có a los mi­nis­tros pa­ra ex­po­ner la re­le­van­cia del pro­ble­ma. “Mu­chas de las me­di­das tras­cien­den in­clu­so a los mi­nis­tros de Me­dio Am­bien­te; sus Go­bier­nos tie­nen que po­ner­se ma­nos a la obra”, di­cen en la Co­mi­sión.

En re­pre­sen­ta­ción de Es­pa­ña acu­dió la se­cre­ta­ria de Es­ta­do de Me­dio Am­bien­te, Ma­ría Gar­cía, quien, tras la reunión, con­fió en que la Co­mi­sión “ten­ga en cuen­ta las me­di­das” que se es­tán to­man­do, y evi­tar así las san­cio­nes fu­tu­ras. Gar­cía ase­gu­ró que con­vo­ca­rá aho­ra a los ayun­ta­mien­tos y a las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas a una reunión. Aun­que es el Go­bierno el que da la ca­ra an­te Bru­se­las, la ma­yo­ría de las me­di­das más efi­ca­ces con­tra la con­ta­mi­na­ción son com­pe­ten­cia de los Go­bier­nos au­tó­no­mos y, so­bre to­do, de los mu­ni­ci­pios. Es el ca­so de las res­tric­cio­nes al trá­fi­co, que han lle­ga­do muy tar­de a las gran­des ciu­da­des de Es­pa­ña en com­pa­ra­ción con otras ca­pi­ta­les eu­ro­peas.

“No son su­fi­cien­tes”

Pe­se a las es­pe­ran­zas ex­pues­tas por la se­cre­ta­ria de Es­ta­do de Me­dio Am­bien­te tras el en­cuen­tro, el co­mi­sa­rio eu­ro­peo no se mos­tró muy op­ti­mis­ta: “Ha ha­bi­do al­gu­nas su­ge­ren­cias po­si­ti­vas. Pe­ro, a pri­me­ra vis­ta, no son lo su­fi­cien­te­men­te re­le­van­tes co­mo pa­ra cam­biar el panorama ge­ne­ral. Sin me­di­das nue­vas y efec­ti­vas, en mu­chos ca­sos, los es­tán­da­res de ca­li­dad del ai­re con­ti­nua­rán su­perán­do­se du­ran­te me­ses o años, in­clu­so más allá de 2020”.

Ve­lla se re­fi­rió a los pro­ble­mas que la con­ta­mi­na­ción cau­sa, co­mo los más de 400.000 ciu­da­da­nos eu­ro­peos que mue­ren pre­ma­tu­ra­men­te ca­da año co­mo con­se­cuen­cia de la ma­la ca­li­dad del ai­re. “Pro­te­ger a los ciu­da­da­nos es nues­tra prio­ri­dad”, re­sal­tó. Pe­se a es­ta reunión y a los pla­nes que de­ben pre­sen­tar los Es­ta­dos, Ve­lla de­jó cla­ro que ya hay un “pro­ce­so le­gal en mar­cha” que la Co­mi­sión no es­tá “re­tra­san­do”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.