La di­rec­ción del PSOE re­prue­ba la par­ti­ci­pa­ción de UGT y CC OO en la mar­cha por los pre­sos

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - EL­SA GAR­CÍA DE BLAS, Ma­drid “Ne­ga­mos la ma­yor”

La par­ti­ci­pa­ción de los sin­di­ca­tos UGT y CC OO en la ma­ni­fes­ta­ción del do­min­go en Bar­ce­lo­na pa­ra exi­gir la li­be­ra­ción de los po­lí­ti­cos in­de­pen­den­tis­tas en­car­ce­la­dos ha cau­sa­do un pro­fun­do re­cha­zo en el PSOE. La di­rec­ción so­cia­lis­ta juz­gó ayer de El PSOE re­pro­bó ayer de for­ma con­tun­den­te la ac­tua­ción de las dos gran­des cen­tra­les sin­di­ca­les, UGT y CC OO, que por pri­me­ra vez se ma­ni­fes­ta­ron es­te do­min­go en Bar­ce­lo­na pa­ra exi­gir la li­be­ra­ción y el re­torno a Ca­ta­lu­ña de los 17 ac­ti­vis­tas y po­lí­ti­cos in­de­pen­den­tis­tas en­car­ce­la­dos o hui­dos de la justicia es­pa­ño­la. La ad­he­sión a es­ta ma­ni­fes­ta­ción co­mo con­vo­can­tes —jun­to a las or­ga­ni­za­cio­nes in­de­pen­den­tis­tas Asam­blea Na­cio­nal Ca­ta­la­na (ANC) y Òm­nium Cul­tu­ral, entre otras— ha so­li­vian­ta­do a una par­te de sus afi­lia­dos, con­tra­rios al in­de­pen­den­tis­mo, y tam­bién al PSOE.

La di­rec­ción so­cia­lis­ta apro­ve­chó la res­pues­ta a la ma­ni­fes­ta­ción, que con­gre­gó a unas 315.000 per­so­nas, se­gún la Guar­dia Ur­ba­na, pa­ra ha­cer una fir­me de­fen­sa del po­der ju­di­cial es­pa­ñol. “Es­te país es un Es­ta­do de de­re­cho im­pe­ca­ble. No po­de­mos in­com­pren­si­ble que las cen­tra­les sin­di­ca­les se unie­ran a esa mar­cha, to­da vez que en Es­pa­ña no hay pre­sos po­lí­ti­cos co­mo de­fen­día la pro­tes­ta. El par­ti­do afir­ma, no obs­tan­te, que res­pe­ta la au­to­no­mía de UGT, su sin­di­ca­to her­mano, y no le tras­la­da­rá su ma­les­tar por ha­ber­se su­ma­do a la mar­cha. en­ten­der que al­guien pien­se que en es­te país al­guien es­tá en pri­sión por ra­zón de sus ideas po­lí­ti­cas”, ma­ni­fes­tó la nú­me­ro cua­tro de la eje­cu­ti­va, Car­men Cal­vo, en com­pa­re­cen­cia en la se­de del par­ti­do en la ca­lle Fe­rraz. “Ne­ga­mos la ma­yor, ne­ga­mos que ha­ya pre­sos po­lí­ti­cos. Y esa ma­ni­fes­ta­ción era pa­ra pe­dir la li­ber­tad de unos su­pues­tos pre­sos po­lí­ti­cos”, sub­ra­yó la ex­mi­nis­tra so­cia­lis­ta, en­car­ga­da de tras­la­dar la po­si­ción del par­ti­do so­bre la ac­tua­ción de los sin­di­ca­tos, que es­ca­pa a la com­pren­sión en la cú­pu­la. El PSOE, que ha de­fen­di­do el pro­ce­sa­mien­to de los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas, no com­pren­de la con­vo­ca­to­ria. “Nos pa­re­ce inen­ten­di­ble es­ta ma­ni­fes­ta­ción y por tan­to quie­nes par­ti­ci­pa­ran en ella”, abun­dó Cal­vo.

Aun­que en al­gu­nos sec­to­res de los so­cia­lis­tas ha­bía cun­di­do ha­ce se­ma­nas la preo­cu­pa­ción por la con­ni­ven­cia de los sin­di­ca­tos en Ca­ta­lu­ña con las en­ti­da­des so­be­ra­nis­tas, la di­rec­ción des­car­ta in­ter­ce­der con UGT, a pe­sar de los la­zos que unen al par­ti­do con el sin­di­ca­to (aun­que fun­cio­nan con to­tal in­de­pen­den­cia) pa­ra que aban­do­ne esa vía. Cal­vo lo re­cha­zó por­que no es el “mo­dus ope­ran­di” del PSOE de­cir­le a un sin­di­ca­to “por qué se ha­cen las co­sas”.

La di­rec­ción so­cia­lis­ta re­cor­dó que en el in­de­pen­den­tis­mo “no hay una so­la ban­de­ra de la iz­quier­da”. El PSOE re­cla­ma en pa­ra­le­lo a Car­les Puig­de­mont y a Oriol Jun­que­ras que ha­blen me­nos con los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y más entre ellos pa­ra for­mar Go­bierno con un can­di­da­to via­ble que de­vuel­va Ca­ta­lu­ña a la nor­ma­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.