La ra­di­ca­li­za­ción de 79 re­clu­sos co­mu­nes obli­ga a In­te­rior a re­for­zar su plan an­ti­yiha­dis­ta

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - ÓS­CAR LÓPEZ-FON­SE­CA, Ma­drid

El Mi­nis­te­rio del In­te­rior ha pues­to re­cien­te­men­te en mar­cha un nue­vo “ins­tru­men­to de eva­lua­ción del ries­go de ra­di­ca­lis­mo vio­len­to” en las cár­ce­les tras de­tec­tar que, al me­nos, 79 pre­sos mu­sul­ma­nes que in­gre­sa­ron en pri­sión por de­li­tos co­mu­nes han mos­tra­do sín­to­mas de apo­yar la yihad. Ins­ti­tu­cio­nes Pe­ni­ten­cia­rias tie­ne en mar­cha des­de 2014 pro­gra­mas pa­ra des­ra­di­ca­li­zar a in­ter­nos is­la­mis­tas, pe­ro has­ta el mo­men­to so­lo ha con­se­gui­do re­sul­ta­dos con 10. En la actualidad, las cár­ce­les es­pa­ño­las aco­gen a 146 te­rro­ris­tas yiha­dis­tas.

In­te­rior pu­so en mar­cha su pri­mer pro­gra­ma pa­ra “la pre­ven­ción de la ra­di­ca­li­za­ción en los es­ta­ble­ci­mien­tos pe­ni­ten­cia­rios” en ju­lio de 2014, seis me­ses des­pués de que de­tec­ta­ra que ya ha­bía 59 pre­sos co­mu­nes que ha­bían abra­za­do la yihad du­ran­te su es­tan­cia en la cár­cel. En­ton­ces di­vi­dió a los pre­sos is­la­mis­tas en tres gru­pos, bau­ti­za­dos con las le­tras A, B y C, en fun­ción de si ha­bían si­do en­car­ce­la­dos por ac­ti­vi­da­des te­rro­ris­tas, si se de­di­ca­ban al pro­se­li­tis­mo con otros re­clu­sos mu­sul­ma­nes o si ha­bían si­do cap­ta­dos, res­pec­ti­va­men­te.

El pro­gra­ma lo am­plió en oc­tu­bre de 2016 con un plan en el que, ade­más de de­tec­tar la ra­di­ca­li­za­ción, se fi­ja­ron ins­tru­men­tos pa­ra in­ten­tar des­vin­cu­lar a los in­ter­nos de los pos­tu­la­dos yiha­dis­tas. A co­mien­zos de ese año ya eran 95 los de­lin­cuen­tes co­mu­nes cap­ta­dos por los ex­tre­mis­tas. Des­de en­ton­ces, la ci­fra de ra­di­ca­li­za­dos en pri­sión ha su­fri­do di­ver­sos al­ti­ba­jos, se­gún se re­co­ge en una res­pues­ta par­la­men­ta­ria del Go­bierno al se­na­dor de EH Bil­du Jon Iña­rri­tu.

10 en reha­bi­li­ta­ción

Así, a co­mien­zos de 2017 eran 76, ci­fra que subió has­ta los 85 en enero de es­te año. En abril la ci­fra ha­bía des­cen­di­do a los 79 ac­tua­les. A ellos se su­man los 146 pre­sos (56 pe­na­dos y 90 pre­ven­ti­vos) en­car­ce­la­dos por ac­ti­vi­da­des te­rro­ris­tas. En su res­pues­ta al se­na­dor Iña­rri­tu, In­te­rior ad­mi­te que has­ta el mo­men­to só­lo 10 pre­sos participan en sus pro­gra­mas de des­ra­di­ca­li­za­ción.

El nue­vo ins­tru­men­to pa­ra fre­nar el fe­nó­meno fue pues­to en mar­cha el pa­sa­do fe­bre­ro, se­gún una or­den de ser­vi­cio dis­tri­bui­da en­ton­ces por Ins­ti­tu­cio­nes Pe­ni­ten­cia­rias en las cár­ce­les y a la que ha te­ni­do ac­ce­so es­te dia­rio. Se tra­ta de un pro­gra­ma que pre­ten­de ana­li­zar la in­for­ma­ción que la to­ta­li­dad de los fun­cio­na­rios de Pri­sio­nes re­co­pi­le en el día a día tan­to de los in­ter­nos en­car­ce­la­dos por de­li­tos de te­rro­ris­mos co­mo de aque­llos que han mos­tra­do sig­nos de es­tar dan­do pa­sos ha­cia la ra­di­ca­li­za­ción. Pa­ra ello, re­cla­ma “la ob­ser­va­ción di­rec­ta del in­terno y de la evo­lu­ción en los pro­gra­mas de se­gui­mien­to e in­ter­ven­ción en los que par­ti­ci­pe”.

Pri­sio­nes pre­ten­de cuan­ti­fi­car con aná­li­sis se­mes­tra­les el ries­go de que el re­clu­so is­la­mis­ta “re­in­ci­da de­lic­ti­va­men­te o re­pi­ta los com­por­ta­mien­tos que le han lle­va­do a pri­sión”, pa­ra lo que pro­po­ne te­ner en cuenta, en pri­mer lu­gar, “aque­llos fac­to­res que han mo­ti­va­do di­rec­ta­men­te el ac­to de­lic­ti­vo”, des­de ca­sos de vio­len­cia su­fri­da, la “im­pul­si­vi­dad” o una dro­go­de­pen­den­cia. Tam­bién pre­ten­de ana­li­zar su res­pues­ta a las me­di­das apli­ca­das pa­ra des­vin­cu­lar­lo del is­lam más ra­di­cal.

Con ese aná­li­sis in­ten­ta de­tec­tar el per­fil de ca­da uno de los 225 pre­sos in­te­gra­dos en los gru­pos A, B y C, y rea­li­zar “in­ter­ven­cio­nes más in­ten­sas” so­bre aque­llos re­clu­sos que mues­tren po­si­cio­nes más ex­tre­mas. “Te­nien­do en cuenta que no to­dos los in­ter­nos en el ám­bi­to del ex­tre­mis­mo vio­len­to obe­de­cen a un mis­mo per­fil, es ne­ce­sa­rio que las in­ter­ven­cio­nes se ade­cuen a sus ne­ce­si­da­des, par­ti­cu­la­ri­da­des y ni­ve­les de ries­go”, des­ta­ca el do­cu­men­to. In­te­rior ase­gu­ra que en es­ta ini­cia­ti­va ha in­cor­po­ra­do la ex­pe­rien­cia de otros paí­ses eu­ro­peos en es­te cam­po, con los que man­tie­ne reunio­nes fre­cuen­tes den­tro del gru­po de tra­ba­jo Pri­son and Pro­ba­tion (co­no­ci­do por las si­glas P&P) de la Red Eu­ro­pea de Pre­ven­ción de la Ra­di­ca­li­za­ción.

Se­gún otra re­cien­te res­pues­ta par­la­men­ta­ria, In­te­rior ha dis­per­sa­do por 28 cen­tros pe­ni­ten­cia­rios a los 146 pre­sos por te­rro­ris­mo yiha­dis­ta. Es­ta ci­fra de re­clu­sos su­po­ne ca­si tri­pli­car los que ha­bía a co­mien­zos de 2012. Un fuer­te au­men­to que fue es­pe­cial­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vo a par­tir de 2015, año en el que se pro­du­jo la re­for­ma del Có­di­go Pe­nal que in­clu­yó el cas­ti­go pe­nal a quie­nes se adies­tran o adoc­tri­nan de ma­ne­ra au­tó­no­ma, sin ne­ce­si­dad de una or­ga­ni­za­ción, pa­ra per­pe­trar ac­tos de te­rro­ris­mo. De los 51 exis­ten­tes a co­mien­zo de aquel año, se pa­só 12 me­ses des­pués a 93. A fi­na­les de 2016 ya eran 126. A co­mien­zos de 2018 lle­ga­ron a ser 150, que se han re­du­ci­do en cua­tro en el pri­mer tri­mes­tre. De los 146 ac­tua­les, 95 hom­bres y 10 mu­je­res per­te­ne­cen al Es­ta­do Is­lá­mi­co (ISIS en sus si­glas en in­glés), mien­tras que 40 es­ta­ban en­cua­dra­dos en Al Qae­da, y exis­te un in­terno que mi­li­ta en el Gru­po Is­lá­mi­co Ar­ma­do (GIA), de ori­gen ar­ge­lino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.