Los ciu­da­da­nos es­tán mal in­for­ma­dos so­bre pseu­do­te­ra­pias

Los ex­per­tos aler­tan de los da­tos del CIS so­bre el pro­ble­ma

El País (País Vasco) - - CIENCIA - JAVIER SA­LAS, Ma­drid

El úl­ti­mo ba­ró­me­tro del CIS de fe­bre­ro in­cluía una se­rie de pre­gun­tas so­bre la sa­lud de los es­pa­ño­les, sus vi­si­tas al mé­di­co y, por pri­me­ra vez, una do­ce­na de cues­tio­nes en torno a téc­ni­cas y pro­duc­tos co­mo la ho­meo­pa­tía y el reiki. Se­gún la en­cues­ta, el 5% de la po­bla­ción re­cu­rre ca­da año a ho­meó­pa­tas y un ter­cio con­fía su sa­lud a una te­ra­pia al­ter­na­ti­va.

Aun­que las pseu­do­te­ra­pias no han pro­ba­do su uti­li­dad frente a nin­gu­na en­fer­me­dad, las res­pues­tas de los en­cues­ta­dos re­fle­jan un des­co­no­ci­mien­to de la di­fe­ren­cia entre los tra­ta­mien­tos mé­di­cos y los fal­sos re­me­dios.

Por ejem­plo, cuan­do se pregunta por las ra­zo­nes pa­ra no usar pseu­do­te­ra­pias, las res­pues­tas de­la­tan des­co­no­ci­mien­to en el me­jor de los ca­sos y muy po­co re­cha­zo ha­cia téc­ni­cas y pro­duc­tos que no cu­ran. Al agru­par las res­pues­tas que mues­tran cier­to gra­do de es­cep­ti­cis­mo ha­cia es­tas prác­ti­cas —“no sir­ven”, “la me­di­ci­na es su­fi­cien­te”— se que­dan 27 pun­tos por de­trás de aque­llas res­pues­tas que abren la puer­ta a usar­las si se die­ran las cir­cuns­tan­cias —“no tie­ne ne­ce­si­dad”, “son ca­ras”—.

“Se con­fir­ma en es­tos da­tos una cla­ra con­fu­sión; no pa­re­ce Me­di­ca­men­tos ho­meo­pá­ti­cos. que lo vean co­mo al­go ajeno a la cien­cia”, ase­gu­ra Jo­sep Lo­be­ra, in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Ma­drid, que po­ne co­mo ejem­plo a la ho­meo­pa­tía: “La ma­yo­ría es­tá con­fun­di­da, pien­sa que es un me­di­ca­men­to por­que se ven­de en far­ma­cias”.

Cuan­do se pregunta a los usua­rios de es­tas téc­ni­cas y al pú­bli­co en ge­ne­ral por las ra­zo­nes de su uso, aso­ma la idea de que son bue­nas pa­ra man­te­ner una vi­da sa­na y que lle­gan allí don­de la me­di­ci­na se que­da cor­ta, que des­ta­can co­mo las res­pues­tas más re­pe­ti­das. “Esa per­cep­ción del ad­je­ti­vo na­tu­ral, com­ple­men­ta­rio o al­ter­na­ti­vo co­mo al­go be­ne­fi­cio­so con­fun­de a la gen­te. Y los char­la­ta­nes se apro­ve­chan, por­que di­cen que no ha­ce da­ño o que ha­ce sen­tir bien”, ex­pli­ca Je­ró­ni­mo Fer­nán­dez, res­pon­sa­ble del Ob­ser­va­to­rio con­tra las Pseu­do­cien­cias de la Or­ga­ni­za­ción Mé­di­ca Co­le­gial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.