Ma­du­ro bus­ca im­pul­so con cam­bios en el Go­bierno

El pre­si­den­te ve­ne­zo­lano re­fuer­za el área eco­nó­mi­ca tras su re­elec­ción

El País (País Vasco) - - INTERNACIONAL - FLORANTONIA SINGER, San­cio­na­dos Ca­ra­cas

Ni­co­lás Ma­du­ro anun­ció ayer cam­bios en su Ga­bi­ne­te. El pre­si­den­te ve­ne­zo­lano ase­gu­ró que la “épi­ca vic­to­ria del pue­blo” al re­ele­gir­le el pa­sa­do 20 de ma­yo —en unos co­mi­cios que no re­co­no­cen los prin­ci­pa­les par­ti­dos de la opo­si­ción ni la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal— obli­ga “a un nue­vo co­mien­zo”. “Por es­te man­da­to que me han da­do to­das y to­dos, he de­ci­di­do una re­no­va­ción par­cial y pro­fun­da del Ga­bi­ne­te eje­cu­ti­vo”, afir­mó en una se­rie de tuits.

Las ca­ras nue­vas en el Go­bierno, sin em­bar­go, son po­cas. El cam­bio más sig­ni­fi­ca­ti­vo es­tá en la vi­ce­pre­si­den­cia, que aho­ra ocu­pa­rá Delcy Ro­drí­guez, her­ma­na del po­de­ro­so mi­nis­tro de Co­mu­ni­ca­ción, Jor­ge Ro­drí­guez, y des­de agos­to de 2017 pre­si­den­ta de la Asam­blea Na­cio­nal Cons­ti­tu­yen­te —el par­la­men­to pa­ra­le­lo afín a Ma­du­ro—. Fiel al lí­der cha­vis­ta, la nueva nú­me­ro dos ha con­vo­ca­do en tiem­po ré­cord las elec­cio­nes a go­ber­na­do­res, al­cal­des y las pre­si­den­cia­les. En es­tos co­mi­cios, en me­dio de una pro­fun­da cri­sis po­lí­ti­ca, so­cial y eco­nó­mi­ca, el par­ti­do del Go­bierno se ha he­cho con la ma­yo­ría de los car­gos. Ro­drí­guez es la se­gun­da mu­jer que ocu­pa la vi­ce­pre­si­den­cia del país. Ta­reck El Ais­sa­mi, en ese car­go des­de enero del año pa­sa­do, pa­sa a ser vi­ce­pre­si­den­te pa­ra el área eco­nó­mi­ca. Ten­drá en sus ma­nos un área crí­ti­ca en un país en hi­per­in­fla­ción, agu­da es­ca­sez de ali­men­tos, pro­duc­ción pe­tro­le­ra a la ba­ja y que des­de ha­ce 15 años pa­de­ce las con­se­cuen­cias de un con­trol de cam­bio y de pre­cios que se ha en­quis­ta­do. “Pro­me­tí una re­vo­lu­ción eco­nó­mi­ca pa­ra cons­truir las ba­ses del bie­nes­tar y la prosperidad fu­tu­ra”, es­cri­bió Ma­du­ro en su cuen­ta de la red so­cial Twit­ter, jun­to a ala­ban­zas al “ex­pe­ri­men­ta­do y pro­ba­do re­vo­lu­cio­na­rio” El Ais­sa­mi. El nue­vo res­pon­sa­ble eco­nó­mi­co, uno de los hom­bres más po­de­ro­sos del cha­vis­mo, ha si­do san­cio­na­do por Es­ta­dos Uni­dos, que le acu­sa de nar­co­trá­fi­co, lo que li­mi­ta­ba su ac­tua­ción co­mo se­gun­do de Ma­du­ro. Es­te le pre­mia tam­bién con el re­cién crea­do des­pa­cho de In­dus­trias y Pro­duc­ción Na­cio­nal.

Pa­ra el Mi­nis­te­rio de Co­mer­cio Ex­te­rior e In­ver­sión In­ter­na­cio­nal, Ma­du­ro nom­bra a Yo­ma­na Ko­teich, con una lar­ga ca­rre­ra de per­fil ba­jo en la Ad­mi­nis­tra­ción, pe­ro que re­cien­te­men­te se pu­so ba­jo el fo­co por ser la in­ter­ven­to­ra de Ba­nes­co, el prin­ci­pal ban­co pri­va­do del país, tras una ope­ra­ción en la que fue­ron de­te­ni­dos 11 di­rec­ti­vos lue­go pues­tos en li­ber­tad.

En­tre otros cam­bios, des­ta­ca tam­bién el de Mar­lenys Contreras —asi­mis­mo en la lis­ta de san­cio­na­dos por EE UU—, que de­ja la car­te­ra de Tu­ris­mo pa­ra ocu­par la de Obras Pú­bli­cas, una de las po­si­cio­nes en las que su es­po­so, el lí­der cha­vis­ta Dios­da­do Ca­be­llo, ha man­te­ni­do el con­trol den­tro del Eje­cu­ti­vo.

Ma­du­ro tam­bién crea el des­pa­cho de Aten­ción de las Aguas, que au­men­ta el apa­ra­to del Es­ta­do a 33 mi­nis­te­rios. Otros de los cam­bios, que to­can ape­nas un ter­cio del Ga­bi­ne­te, afec­tan a las car­te­ras de Eco­so­cia­lis­mo, Tra­ba­jo y Agri­cul­tu­ra Ur­ba­na. De es­te úl­ti­mo des­pa­cho sa­le Freddy Ber­nal, que re­cien­te­men­te di­fun­dió un ví­deo en el que mos­tra­ba las ven­ta­jas de criar chi­vos en ca­sas y apar­ta­men­tos de las ciu­da­des pa­ra con­tra­rres­tar la fal­ta de co­mi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.