TO­DO ES­TÁ CO­NEC­TA­DO

El País - Retina - - Negocio - Ro­sa Ka­ri­ger, Iber­dro­la.

«La ci­ber­se­gu­ri­dad no es un pro­ble­ma de tec­no­lo­gía, de hac­kers: la so­cie­dad y las em­pre­sas es­tán so­por­ta­das hoy por al­go nue­vo, que es la hi­per­co­nec­ti­vi­dad».

los paí­ses miem­bros. “Se han de­fi­ni­do gru­pos de tra­ba­jo que nos per­mi­ten re­du­cir la bre­cha de se­gu­ri­dad que te­ne­mos en es­te mo­men­to, ge­ne­rar un mo­de­lo de cer­ti­fi­ca­ción y un sis­te­ma de con­fian­za”, afir­ma Mit­xe­le­na.

TRA­BA­JAR EN EL TO­DO, NO SO­LO EN LAS PAR­TES

In­ver­sión, for­ma­ción y coope­ra­ción son par­te de las me­di­das, pe­ro no van a la raíz. Al mar­gen de pre­pa­rar y con­tra­tar ejér­ci­tos de ex­per­tos, el pro­ble­ma se em­pie­za a abor­dar de modo ho­lís­ti­co. Por­que la ci­ber­se­gu­ri­dad no va so­lo de ma­ne­jar có­di­go, sino de en­ten­der la com­ple­ji­dad de un ne­go­cio, de sa­ber dón­de es­tá el va­lor más sen­si­ble pa­ra po­der de­fen­der­lo y de sa­ber reac­cio­nar a si­tua­cio­nes com­ple­jas con im­pli­ca­cio­nes múl­ti­ples. Co­mo ex­pli­ca Ro­sa Ka­ri­ger, CISO de Iber­dro­la, “hay que em­pe­zar a en­ten­der que la ci­ber­se­gu­ri­dad no es un pro­ble­ma de tec­no­lo­gía, de hac­kers, sino de com­pren­der có­mo la so­cie­dad, las em­pre­sas y los ne­go­cios es­tán so­por­ta­dos hoy por al­go nue­vo, que es la hi­per­co­nec­ti­vi­dad”. Es la fi­lo­so­fía que ha apli­ca­do en Iber­dro­la. Cuen­tan con los ex­per­tos, la for­ma­ción con­ti­nua, tra­ba­jan en si­mu­la­cio­nes, in­vier­ten en ca­pa­ci­da­des de de­tec­ción y es­tán coor­di­na­dos con agen­cias na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les. En las in­fra­es­truc­tu­ras crí­ti­cas no se arries­ga. Pe­ro, ade­más de “te­ner un pre­su­pues­to mul­ti­mi­llo­na­rio en ci­ber­se­gu­ri­dad”, ex­pli­ca Ka­ri­ger, tra­ba­jan con una vi­sión glo­bal de equi­po: “He­mos des­ple­ga­do un mo­de­lo de tras­la­do de la res­pon­sa­bi­li­dad a to­dos los pun­tos de de­ci­sión. Hay dos per­fi­les que tie­ne que te­ner la com­pa­ñía. Uno, pa­ra la de­tec­ción, en la que ne­ce­si­ta­mos a los es­pe­cia­lis­tas en ci­ber­se­gu­ri­dad. Pe­ro es mu­chí­si­mo más im­por­tan­te que los equi­pos de to­do el ne­go­cio ten­gan una bue­na com­pren­sión de los ries­gos que su­po­ne el uso de la tec­no­lo­gía”.

SE­GU­RI­DAD HAS­TA EN LA PIE­ZA MÁS PE­QUE­ÑA

Aun­que la or­ga­ni­za­ción sea un bún­ker de se­gu­ri­dad, siem­pre hay un es­la­bón dé­bil en la ca­de­na, sea el ter­mos­ta­to de la pe­ce­ra o el apa­ra­to de ai­re acon­di­cio­na­do. Las or­ga­ni­za­cio­nes ci­ber­cri­mi­na­les ca­pa­ces de eje­cu­tar ata­ques de al­ta en­ver­ga­du­ra, co­mo los que han cos­ta­do mi­llo­nes a la ban­ca, tie­nen es­truc­tu­ras si­mi­la­res a las de

Arri­ba, Xabier Mit­xe­le­na, res­pon­sa­ble de Ac­cen­tu­re Se­cu­rity pa­ra Es­pa­ña, Por­tu­gal e Is­rael. A la de­re­cha, Ro­sa Ka­ri­ger, CISO de Iber­dro­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.