LI­TE­RA­TU­RA MUL­TI­TA­REA

El País - Retina - - Negocio - Jo­nas Te­llan­der,

«Es­cu­char un li­bro en lu­gar de leer­lo te per­mi­te es­tar ha­cien­do otras co­sas al mis­mo tiem­po, a di­fe­ren­cia de la lec­tu­ra o el ví­deo. En es­te mun­do don­de la mul­ti­ta­rea es­tá a la or­den del día es­to es una ven­ta­ja». Story­tel

Jo­nas Te­llan­der es la om­ni­pre­sen­cia del so­ni­do. “es­cu­char un li­bro en lu­gar de leer­lo te per­mi­te es­tar ha­cien­do otras co­sas al mis­mo tiem­po, a di­fe­ren­cia de la lec­tu­ra o el ví­deo. En es­te mun­do don­de la mul­ti­ta­rea es­tá a la or­den del día es­to es una ven­ta­ja”, ase­gu­ra Te­llan­der. Po­si­ble­men­te, el cre­ci­mien­to de los au­dio­li­bros pue­da ser ex­pli­ca­do por los mis­mos mo­ti­vos por los que la ra­dio si­gue man­te­nien­do su éxi­to: pue­des es­cu­char­la mien­tras ha­ces to­do lo de­más.

El con­te­ni­do de los au­dio­li­bros bus­ca ser un pun­to me­dio en­tre la lec­tu­ra lineal y la in­ter­pre­ta­ción: el na­rra­dor es un lo­cu­tor ex­per­to que en­to­na los diá­lo­gos de­jan­do un gran mar­gen a la ima­gi­na­ción de los oyen­tes. De he­cho, el es­tu­dio Mea­su­ring na­rra­ti­ve en­ga­ge­ment: the heart tells the story [Me­dir el com­pro­mi­so na­rra­ti­vo: el co­ra­zón cuen­ta la his­to­ria], desa­rro­lla­do por la Uni­ver­sity Co­lle­ge de Lon­dres y pu­bli­ca­do a prin­ci­pios de es­te año, di­bu­ja otra de las po­si­bles cla­ves del éxi­to de es­te for­ma­to: es­cu­char una his­to­ria fa­ci­li­ta que los oyen­tes ejer­ci­ten su ima­gi­na­ción y eso ha­ce que se co­nec­ten más con el con­te­ni­do. El es­tu­dio re­ve­la que la ex­pe­rien­cia psi­co­ló­gi­ca que se vi­ve al es­cu­char un au­dio­li­bro su­pera a la que se sien­te al ver una pe­lí­cu­la. Aun así, Jo­nas Te­llan­der cree que es­ta for­ma de con­su­mir li­te­ra­tu­ra no es enemi­ga de los li­bros tra­di­cio­na­les, más bien al con­tra­rio: es un mer­ca­do que se pue­de com­par­tir. La idea es que los usua­rios pue­dan ele­gir si leer o es­cu­char un li­bro, de­pen­dien­do de la si­tua­ción y de la can­ti­dad de co­sas que ten­gan que ha­cer. “Es­ta­mos en el mo­men­to per­fec­to pa­ra ayu­dar a pro­mo­ver la lec­tu­ra uti­li­zan­do las nue­vas tec­no­lo­gías”, ase­gu­ra Te­llan­der.

Y to­do apun­ta a que es­ta ten­den­cia se­gui­rá. La pro­li­fe­ra­ción de los smartp­ho­nes fue el prin­ci­pio, se­gui­do de los mo­de­los de strea­ming, ca­da vez más acep­ta­dos por el pú­bli­co. Pe­ro aho­ra se es­tán popularizando los asis­ten­tes de voz y los al­ta­vo­ces y au­ri­cu­la­res inalám­bri­cos, que pue­den alla­nar el ca­mino ha­cien­do in­clu­so más sen­ci­llo el pro­ce­so de en­trar a Story­tel u otra pla­ta­for­ma si­mi­lar, se­lec­cio­nar una his­to­ria y dar­le al play.

UN ES­TU­DIO DEL UNI­VER­SITY CO­LLE­GE DE LON­DRES RE­VE­LA QUE LA EX­PE­RIEN­CIA PSI­CO­LÓ­GI­CA QUE SE VI­VE AL ES­CU­CHAR UN AU­DIO­LI­BRO SU­PERA A LA QUE SE SIEN­TE AL VER UNA PE­LÍ­CU­LA

TA­RI­FA PLA­NA Jo­nas Te­llan­der (a la iz­quier­da en sus ofi­ci­na de Es­to­col­mo) fun­dó Story­tel en 2005 co­mo un ser­vi­cio de sus­crip­ción con au­dio­li­bros ili­mi­ta­dos por una cuo­ta fi­ja. Ade­más, co­mo ha­ce Net­flix, des­de 2016 ge­ne­ran his­to­rias ori­gi­na­les y ex­clu­si­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.