Da­niel Gar­cía tie­ne 23 años y ha crea­do su pro­pia crip­to­mo­ne­da, los da­vies.

Los pro­yec­tos del ma­dri­le­ño de 23 años Da­niel Gar­cía per­si­guen sim­pli­fi­car la obtención de crip­to­di­vi­sas y po­pu­la­ri­zar su uso co­mo mo­ne­da de in­ter­cam­bio.

El País - Retina - - Sumario - Por Jo­sé Án­gel Pla­za Fotografía de Jacobo Me­drano

Des­de que Es­to­nia em­pe­zó a con­ce­der la re­si­den­cia vir­tual a ciu­da­da­nos de to­do el mun­do, en di­ciem­bre de 2014, cer­ca de 800 es­pa­ño­les la han so­li­ci­ta­do; aun­que de ellos so­lo 143 han crea­do una com­pa­ñía en el país bál­ti­co. En­tre es­te úl­ti­mo gru­po de em­pren­de­do­res se en­cuen­tra Da­niel Gar­cía, quien se de­fi­ne a sí mis­mo co­mo “un mal es­tu­dian­te” al que le abu­rría la for­ma­ción re­gla­da y pre­fe­ría in­ves­ti­gar por su cuen­ta aque­llo que le in­tere­sa­ba.

Por ca­pri­chos del des­tino, aho­ra el pro­pio Gar­cía se ha con­ver­ti­do en pro­fe­sor, ya que par­te de su tiem­po lo de­di­ca a im­par­tir cla­ses de mi­ne­ría de crip­to­mo­ne­das. Pre­ci­sa­men­te, la em­pre­sa que creó en Es­to­nia el pa­sa­do mes de ju­nio, Da­vies­coin IT OÜ, tie­ne co­mo ob­je­ti­vo im­pul­sar, en cual­quier par­te del mun­do, la uti­li­za­ción real de las crip­to­di­vi­sas, de tal for­ma que se po­pu­la­ri­cen co­mo mo­ne­da de in­ter­cam­bio. “Vi­vi­mos en un periodo de tran­si­ción en el que el uso real de block­chain aún es muy pe­que­ño, pe­ro tie­ne mul­ti­tud de uti­li­da­des y ne­ce­si­ta­mos que al­guien dé el pri­mer pa­so”, se­ña­la.

Pa­ra ayu­dar a cons­truir ese fu­tu­ro, Gar­cía ha fun­da­do su pro­pia crip­to­mo­ne­da, los da­vies, que co­men­za­ron a co­ti­zar el pa­sa­do 22 de agos­to. A cor­to pla­zo, la idea es que en no­viem­bre se lan­ce una pla­ta­for­ma don­de cual­quie­ra po­drá com­prar da­vies con su tar­je­ta de cré­di­to y ven­der­los cuan­do quie­ra, re­ci­bien­do en su cuen­ta ban­ca­ria el im­por­te co­rres­pon­dien­te en mo­ne­da lo­cal. Además, en fe­bre­ro de 2019 es­ta­rá dis­po­ni­ble una apli­ca­ción que per­mi­ti­rá ha­cer prés­ta­mos de da­vies en­tre par­ti­cu­la­res en to­do el mun­do, ope­ra­cio­nes que que­da­rán blin­da­das, ya que per­mi­ten ge­ne­rar au­to­má­ti­ca­men­te “un con­tra­to con fir­ma elec­tró­ni­ca y bio­mé­tri­ca vá­li­da en cual­quier par­te del mun­do”.

Des­de su fa­ce­ta de em­pren­de­dor, es­te ma­dri­le­ño cuen­ta con otro pro­yec­to re­la­cio­na­do con block­chain: My Cus­tom Mi­ner, una web que fa­ci­li­ta la mi­ne­ría de cual­quier crip­to­mo­ne­da sin ne­ce­si­dad de con­tar con gran­des co­no­ci­mien­tos téc­ni­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.