Co­ches sin con­duc­tor y con­duc­to­res sin co­che

El País - Retina - - Negocio - JAI­ME GAR­CÍA CAN­TE­RO Di­rec­tor de Con­te­ni­dos del Fo­ro Re­ti­na

Ha­bla­mos mu­cho de co­ches sin con­duc­tor pa­san­do por al­to que, mu­cho an­tes que es­tos, han lle­ga­do los con­duc­to­res sin co­che. Las pla­ta­for­mas de mo­vi­li­dad com­par­ti­da, des­de Bla­bla­car o Amo­vens pa­ra tra­yec­tos in­te­rur­ba­nos a Car2­go, Emov, Cool­tra o cual­quie­ra de las so­lu­cio­nes de mo­vi­li­dad ur­ba­na, han de­mos­tra­do la po­si­bi­li­dad de mo­de­los de pa­go por uso y com­par­ti­ción en una de las que fue­ra má­xi­mos ex­po­nen­tes de la cul­tu­ra de la pro­pie­dad en el si­glo XX: el au­to­mó­vil.

El co­che del fu­tu­ro pue­de que sea au­tó­no­mo, pro­ba­ble­men­te eléc­tri­co y en múl­ti­ples oca­sio­nes com­par­ti­do, pe­ro tal vez además de ha­blar del co­che del fu­tu­ro de­be­ría­mos em­pe­zar a ha­blar del fu­tu­ro del co­che en un en­torno en el que la mo­vi­li­dad, so­bre to­do ur­ba­na, ofre­ce un uni­ver­so nue­vo de po­si­bi­li­da­des y en el que los co­ches no van a des­apa­re­cer pe­ro mu­chos no ne­ce­si­ta­re­mos uno.

En el si­glo XXI mi­llo­nes de per­so­nas han de­ja­do de so­ñar con po­seer un co­che que ca­da vez aparece más aba­jo en la lis­ta de de­seos de un jo­ven al cum­plir su ma­yo­ría de edad. Ca­da vez me­nos jóvenes sa­can el car­né de con­du­cir y el por­cen­ta­je de los que son pro­pie­ta­rios de un au­to­mó­vil es más ba­jo que ha­ce 10 años. En ello in­flu­ye el cam­bio en los há­bi­tos de vida y la cre­cien­te preo­cu­pa­ción por el me­dio am­bien­te, aun­que los fac­to­res que más han ace­le­ra­do es­ta ten­den­cia son la cri­sis eco­nó­mi­ca que se ce­bó con la ju­ven­tud y, por en­ci­ma, uno que pa­sa a ve­ces inad­ver­ti­do: los jóvenes no quie­ren un co­che por­que no lo ne­ce­si­tan. La pro­li­fe­ra­ción de pla­ta­for­mas de mo­vi­li­dad com­par­ti­da, la me­jo­ra del trans­por­te pú­bli­co y la cre­cien­te pre­sen­cia de otros me­dios co­mo la bi­ci­cle­ta ha­cen que ca­da vez sea más sen­ci­llo vi­vir sin co­che en nues­tras ciu­da­des y es­to es una bue­na no­ti­cia pa­ra to­dos por­que au­men­ta la sos­te­ni­bi­li­dad, me­jo­ra el me­dio am­bien­te y además nos per­mi­ti­rá re­cu­pe­rar el es­pa­cio ur­bano pa­ra las per­so­nas, quién sa­be si tal vez de­ba­jo de esos ado­qui­nes y ese as­fal­to que ocu­pa­ban los au­to­mó­vi­les si­ga ha­bien­do are­na de pla­ya. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.