4, MILLONESDE ES­PA­ÑO­LES

es­ta­ban ins­cri­tos en un gim­na­sio en 2015, lo cual ge­ne­ró un ne­go­cio de 2.134 mi­llo­nes de eu­ros, se­gún la au­di­to­ra De­loit­te. En nues­tro país hay 4.350 cen­tros de es­te ti­po y la cuo­ta me­dia es de 40 eu­ros. El 50% de los so­cios aban­do­na a los seis me­ses.

El País - S Moda - - PRIMER PLANO -

PIS­TAS EX­PER­TAS

Lo úl­ti­mo: des­de des­ha­cer­se de las re­don­de­ces en me­nos de me­dia ho­ra has­ta las hi­dra­tan­tes be­bi­bles

Vol­ver a la ta­lla con Scul­psu­re, el pri­mer lá­ser que en 25 mi­nu­tos qui­ta de 2 a 3 cm de mi­che­li­nes sin ci­ru­gía (600 €; cris­ti­nal­va­rez.com). Otra op­ción: Ma­xi­mus eli­mi­na gra­sa y en­du­re­ce la ba­rri­ga con ra­dio­fre­cuen­cia (160 €; oxi­gen­be­lle­sa.com).

A diós a pa­gar por el gim­na­sio sin ir. «Se va cuan­do lo per­mi­te la agen­da, basta con re­ser­var on­li­ne. So­lo se ta­ri­fi­can esos días», se­ña­la Juan Ga­rai­zar, de B3B (18 €; b3b­wo­mans­tu­dio.com).

Con­sul­tar la die­ta con el ex­per­to por What­sApp. «Así se re­suel­ven du­das acer­ca de los nue­vos in­gre­dien­tes que se en­cuen­tran en el des­tino de ve­ra­neo para se­guir con un me­nú sano», se­ña­la Pa­blo Marín, nu­tri­cio­nis­ta (100 €; nu­tri­cion­te­ra­peu­ti­ca.com).

A bor­dar la con­sul­ta de be­lle­za de ma­ne­ra glo­bal, «des­de la pe­lu­que­ría al bisturí ba­jo un mis­mo te­cho», se­ña­la el ci­ru­jano Javier de Be­ni­to, aho­ra tam­bién en Ta­cha (ta­cha.es). O la me­di­ci­na es­té­ti­ca en gim­na­sios (the­beauty­con­cept.com y ni­ne­fit­ness.es).

Co­me­mos «un 20% más de pro­teí­na ve­ge­tal. Re­du­ce las gra­sas y cui­da el pla­ne­ta», apun­ta Teresa Co­lla­do, ase­so­ra mé­di­ca de Nu­tri­tion & San­té. Y ya hay ba­res de ce­rea­les (Ce­real Lo­vers, en el Mer­ca­do de An­tón Martín, Ma­drid).

Iso­tó­ni­ca na­tu­ral. «Lo úl­ti­mo para de­por­tis­tas es re­po­ner elec­tro­li­tos con agua de co­co (ri­ca en po­ta­sio, fós­fo­ro y se­le­nio) con glu­co­sa de ta­pio­ca, sal ma­ri­na y vi­ta­mi­na C», apun­ta Cris­ti­na La­fuen­te, nu­tri­cio­nis­ta en Clí­ni­ca Alim­men­ta (alim­men­ta.com).

O be­sos apar­te. En EE UU ya hay gim­na­sios so­lo para per­so­nas con so­bre­pe­so (down­si­ze­fit­ness. com). ¿Por qué? Evi­tan mi­ra­das re­pro­ba­to­rias y el mo­ni­tor pue­de cen­trar­se me­jor en sus ne­ce­si­da­des. «En España no exis­ten aún, tal vez por­que no su­po­nen un grupo de­mo­grá­fi­ca­men­te tan im­por­tan­te», apun­ta Car­los En­gui­da­nos, director de Gy­ma­ge (399 € al año; gy­ma­ge.es).

Nu­tra­céu­ti­cos en pol­vo para di­sol­ver en agua, té o le­che de al­men­dra: Beauty Dust, con ba­yas de go­ji, de­ja una piel res­plan­de­cien­te (58 €; moon­jui­ces­hop.com) o Al­ka­li­sing Greens, con se­tas mai­ta­ke y lac­to­ba­ci­los, equi­li­bra el pH (121 €; we­lle­co.com).

Escatimar ho­ras de sue­ño (por es­tar de fies­ta o de via­je) es más ha­bi­tual en ve­rano y de­ja hue­llas de fa­ti­ga en el ros­tro. El re­me­dio: el com­ple­jo Hy­dro­noc­ti­ne, con gli­co­pro­teí­nas que ener­gi­zan las cé­lu­las (Mid­night Se­cret de Guer­lain; 29,90 €). S obre la piel triun­fan las mas­ca­ri­llas de hi­dro­ce­lu­lo­sa (una ca­re­ta de na­no­fi­bra ob­te­ni­da por bio­tec­no­lo­gía). Se ad­hie­ren a la epi­der­mis y po­ten­cian la ab­sor­ción sis­te­má­ti­ca de los nu­trien­tes (Mas­kream, de Is­din; 18,95 €).

TRI­PLE ALIAN­ZA CON­TRA EL SOL

A los fil­tros so­la­res si­cos (re­fle­jan la ra­dia­ción ul­tra­vio­le­ta e in­fra­rro­ja –IR–) y los quí­mi­cos (la neu­tra­li­zan) se unen los bio­ló­gi­cos: in­gre­dien­tes an­ti­oxi­dan­tes co­mo la vi­ta­mi­na E, el ca­fé ver­de o la bai­ca­li­na. «Re­fuer­zan las de­fen­sas na­tu­ra­les fren­te a la oxi­da­ción. Una piel sa­na plan­ta ca­ra al sol y sin­te­ti­za co­rrec­ta­men­te la me­la­ni­na, nues­tro an­ti­ra­di­cal na­tu­ral más po­ten­te», apun­ta Leo­nor Prie­to, di­rec­to­ra cien­tí­fi­ca de La Ro­che Po­say. Re­cien­tes in­ves­ti­ga­cio­nes se­ña­lan co­mo no­ci­va tam­bién la luz vi­si­ble. «Jun­to con la IR, su­po­ne el 50% de los radicales li­bres que el es­pec­tro so­lar ge­ne­ra en la piel. Co­mo pe­ne­tran a gran pro­fun­di­dad, la de­gra­da­ción de las fi­bras dér­mi­cas es ma­yor», se­ña­la el doc­tor Oli­vier Dou­cet, vi­ce­pre­si­den­te de in­ves­ti­ga­ción de Lan­cas­ter.

PE­LLE­JO A SAL­VO

To­do va­le para te­ner buen as­pec­to. El hi­dro­li­za­do de ca­la­ba­za re­afir­ma, la cen­te­lla asiá­ti­ca ci­ca­tri­zan­te sua­vi­za las es­trías, las mi­cro­cáp­su­las an­ti­oxi­dan­tes ase­gu­ran un bron­cea­do ho­mo­gé­neo y el áci­do hia­lu­ró­ni­co apor­ta hi­dra­ta­ción para que el ros­tro no sea vul­ne­ra­ble al sol.

Hi­dra­tan­te re­ge­ne­ra­do­ra Der­ma­re­pair de NA­TU­RA BISSÉ (42 €). So­lar con efec­to ilu­mi­na­dor y FPS 50 de DIOR (36,90 €) Mas­ca­ri­lla nu­tri­ti­va in­ten­si­va de SKIN 79 (3,50 €, en Sep­ho­ra).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.