CON­FI­DEN­TES LI­TE­RA­RIOS

Se co­no­cie­ron co­mo escritor y edi­to­ra. Des­pués se hi­cie­ron ami­gos. La mi­nis­tra fran­ce­sa de Cul­tu­ra, Fra­nçoi­se Nys­sen, as­cien­de hoy a Víc­tor del Ár­bol al ran­go de Ca­ba­lle­ro de las Ar­tes y las Le­tras

El País - S Moda - - MIRADA - Tex­to ÁLEX VI­CEN­TE Fotos GIAN­FRAN­CO TRIPODO

Con Víc­tor del Ár­bol (Barcelona, 1968) su­ce­de al­go pa­re­ci­do que con Pe­dro Al­mo­dó­var o An­gé­li­ca Lid­dell: uno siem­pre es­tá ten­ta­do de afir­mar que go­zan de ma­yor pres­ti­gio y re­co­no­ci­mien­to en Fran­cia que en su lu­gar de na­ci­mien­to. La úl­ti­ma prue­ba, y pue­de que la más ro­tun­da, es la in­sig­nia de Ca­ba­lle­ro de las Ar­tes y las Le­tras que el Es­ta­do fran­cés aca­ba de con­ce­der al au­tor de La tris­te­za del sa­mu­rái, La vís­pe­ra de ca­si to­do y la re­cien­te Por en­ci­ma de la llu­via (Des­tino). Se ha con­ver­ti­do así en el úni­co au­tor es­pa­ñol con­tem­po­rá­neo, jun­to con Ar­tu­ro Pé­rez-Re­ver­te, que cuen­ta con ese re­co­no­ci­mien­to. La entrega de la me­da­lla, a la que S Mo­da acu­dió en ex­clu­si­va, se pro­du­jo a me­dia­dos de di­ciem­bre en el Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra fran­cés, dentro de la mo­nu­men­tal re­si­den­cia que la rei­na re­gen­te Ana de Aus­tria ocu­pó du­ran­te la mi­no­ría de edad de su hi­jo, Luis XIV. La en­car­ga­da de col­gár­se­la fue la mi­nis­tra Fra­nçoi­se Nys­sen, a quien le une una es­tre­cha amis­tad des­de que em­pe­zó a pu­bli­car sus no­ve­las en Fran­cia (don­de tie­ne más de 400.000 lec­to­res), en su eta­pa co­mo res­pon­sa­ble de la edi­to­rial Ac­tes Sud, que di­ri­gió has­ta ser nom­bra­da por Em­ma­nuel Ma­cron en mayo.

«Me hi­cie­ron lle­gar La tris­te­za del sa­mu­rái y me im­pac­tó mu­cho. Me pa­re­ció una obra de una gran den­si­dad y com­ple­ji­dad. No so­lo por su gran ca­pa­ci­dad no­ve­les­ca, sino tam­bién por­que nos de­ja­ba en­trar en el in­te­rior del al­ma de sus per­so­na­jes y por­que mez­cla­ba la his­to­ria en mi­nús­cu­las y en ma­yús­cu­las. To­do eso a la vez», re­cor­da­ba Nys­sen, quien tam­bién pu­bli­có a au­to­res de ex­pre­sión cas­te­lla­na y ca­ta­la­na, co­mo Ja­vier Cer­cas, Jo­sé Carlos So­mo­za, Jau­me Ca­bré o Lluís Llach. «La li­te­ra­tu­ra fran­ce­sa se en­ri­que­ce de la tra­du­ci­da. Per­mi­te un diá­lo­go en­tre los pue­blos y ha­ce que se des­cu­bran los unos a los otros. Víc­tor me­re­ce ser re­com­pen­sa­do con la Or­den de las Ar­tes y las Le­tras por­que es­tá sir­vien­do a esos dos cam­pos», agre­gó Nys­sen. Des­pués se en­ce­rró en su des­pa­cho con el escritor, su mu­jer y su edi­tor pa­ra man­te­ner un diá­lo­go a puer­ta ce­rra­da. Al sa­lir, con la me­da­lla col­gan­te de su so­la­pa iz­quier­da, Del Ár­bol res­pon­dió a nues­tras pre­gun­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.