EX­CLU­SI­VA

Kei Ni­no­mi­ya co­la­bo­ra con Mon­cler

El País - S Moda - - SUMARIO - Rea­li­za­ción NA­TA­LIA BEN­GOE­CHEA Fo­tos MÓ­NI­CA SUÁ­REZ DE TAN­GIL Tex­to NOE­LIA CO­LLA­DO

Ge­nius. El nom­bre del pro­yec­to que Mon­cler pre­sen­tó en fe­bre­ro re­su­mía muy bien la esen­cia de la ini­cia­ti­va: un ejer­ci­cio de ta­len­to y crea­ti­vi­dad sin coar­ta­das. En lu­gar de una pasarela, una apa­bu­llan­te pues­ta en es­ce­na pa­re­ci­da a la de un ma­cro­fes­ti­val, con pa­be­llo­nes y es­ce­na­rios in­de­pen­dien­tes. Y fren­te al an­qui­lo­sa­do for­ma­to de una úni­ca co­lec­ción por tem­po­ra­da, ocho pro­pues­tas ex­clu­si­vas tan au­da­ces co­mo per­so­na­les, que lle­ga­rán a las tien­das con cuen­ta­go­tas, una a principios de ca­da mes des­de es­te ve­rano. Pa­ra mu­chos, la res­pues­ta más in­te­li­gen­te a los tiem­pos con­vul­sos que vi­ve la in­dus­tria. Un mo­de­lo de ne­go­cio con­ver­ti­do en

hub crea­ti­vo que abre la puer­ta a vo­ces y co­la­bo­ra­cio­nes ca­pa­ces de vol­ver a ge­ne­rar de­seo (léa­se, ven­tas). En el

ocho de la pri­me­ra se­lec­ción, Pier­pao­lo Pic­cio­li (di­rec­tor crea­ti­vo de Va­len­tino), Karl Tem­pler, San­dro Man­drino, Si­mo­ne Ro­cha, Craig Green, Hi­ros­hi Fu­ji­wa­ra (de Frag­ment), Fran­ces­co Ra­gaz­zi (fun­da­dor de Palm An­gels y di­rec­tor ar­tís­ti­co de Mon­cler) y Kei Ni­no­mi­ya (de Noir Kei Ni­no­mi­ya).

Es­te úl­ti­mo es tal vez el más des­co­no­ci­do. Cier­to que en los tours pri­va­dos de Do­ver Street Mar­ket (es­pa­cio mul­ti­mar­ca desa­rro­lla­do por Rei Ka­wa­ku­bo y su ma­ri­do Adrian Jof­fe) ha­ce tiem­po que los bu­yers des­ta­can las pren­das de la lí­nea

Noir. Sus vo­lú­me­nes en 3D ha­cen las de­li­cias de los guar­da­rro­pas más van­guar­dis­tas. En el Pa­laz­zo De­lle Scin­ti­lle, su in­ter­pre­ta­ción del plu­mas de Mon­cler fue tam­bién una de las más im­pac­tan­tes. ¿Ma­gia ne­gra?, ¿o poe­sía os­cu­ra? La mano pre­ci­sa y mi­nu­cio­sa de es­te ni­pón –ob­se­sio­na­do con el co­lor ne­gro– ha­bía ju­ga­do con el ma­te­rial téc­ni­co de la mar­ca has­ta cons­truir una es­pe­cie de en­ca­je acol­cha­do. Al­go así co­mo tri­cot geo­mé­tri­co, oní­ri­co y ma­xi­ma­lis­ta.

Es pro­ba­ble que el nom­bre de es­te di­se­ña­dor sur­gie­ra en una con­ver­sa­ción en­tre Remo Ruf­fi­ni (CEO de la com­pa­ñía) y Adrian Jof­fe (pre­si­den­te de Com­me des Ga­rçons). «Existe una co­ne­xión en­tre am­bos», re­cuer­da Ni­no­mi­ya. Un di­se­ña­dor atí­pi­co, si ana­li­za­mos su tra­yec­to­ria des­de la pers­pec­ti­va oc­ci­den­tal. Es­tu­dió

Li­te­ra­tu­ra fran­ce­sa en la Uni­ver­si­dad Ao­ya­ma Ga­kuin de To­kio an­tes de en­trar en el de­par­ta­men­to de mo­da de la Real Aca­de­mia de Be­llas Ar­tes de Am­be­res, la pres­ti­gio­sa y pro­lí­fi­ca es­cue­la de la que han sa­li­do men­tes po­co con­ven­cio­na­les co­mo Mar­tin Margiela, Hai­der Ac­ker­mann o Dem­na Gva­sa­lia. Él no ter­mi­nó. De­jó el cur­so a me­dias cuan­do acep­ta­ron su so­li­ci­tud pa­ra en­trar en Com­me des Ga­rçons (CdG), don­de tra­ba­jó co­mo pa­tro­nis­ta an­tes de que Rei Ka­wa­ku­bo die­ra el vis­to bueno pa­ra que Ni­no­mi­ya lan­za­ra su pro­pia mar­ca en 2012. «Tra­ba­jar en CdG me sir­vió pa­ra apren­der có­mo se construyen las pren­das y có­mo en­tien­do yo ese en­sam­bla­je. El patrón es el eje de mi pro­ce­so crea­ti­vo. La ex­pe­rien­cia de aque­llos años ha si­do va­lio­sa y muy útil», acla­ra.

En­trar en el cir­cui­to de la mano de CdG es un ho­nor re­ser­va­do a muy po­cos: Jun­ya Wa­ta­na­be, Tao

"EL PATRÓN ES EL EJE DE MI PRO­CE­SO CREA­TI­VO"

Ku­riha­ra, Fu­mi­to Ganr­yu y Ni­no­mi­ya. Ma­gis­tral en el diseño y par­co en pa­la­bras, co­mo su sen­sei –el si­len­cio for­ma par­te de la le­yen­da en torno a la es­qui­va Rei–. Es inevi­ta­ble pen­sar que una par­te im­por­tan­te de la vi­sión de su pro­te­gi­do se pierde en la tra­duc­ción, del ja­po­nés al in­glés, bre­ve y con­ci­sa. Su len­gua­je es abs­trac­to, con­cep­tual. Pre­fie­re que ha­blen los pa­tro­nes. «La téc­ni­ca [ar­te­sa­nal] es el pun­to de par­ti­da», mues­tra a tra­vés de los looks. Ase­gu­ra que em­plea mé­to­dos co­mu­nes pa­ra con­se­guir so­lu­cio­nes iné­di­tas. «Te­je­mos y cons­trui­mos vo­lú­me­nes usan­do re­ma­ches. El re­sul­ta­do crea un efec­to 3D, con el nai­lon clá­si­co de la mar­ca co­mo hi­lo con­duc­tor».

Di­ce que uti­li­zar la tec­no­lo­gía que Mon­cler apli­ca al plu­mas le ha per­mi­ti­do ex­plo­rar nue­vas po­si­bi­li­da­des. «Con quién tra­ba­jas y qué ha­ces es im­por­tan­te. Hay po­cas co­sas que pue­das ha­cer so­lo», advierte. En las

So­bre es­tas lí­neas, re­tra­to del di­se­ña­dor ja­po­nés Kei Ni­no­mi­ya, con su característica cres­ta mohi­ca­na y ca­za­do­ra bi­ker de cue­ro, una de sus pren­das fa­vo­ri­tas, re­cu­rren­te en sus co­lec­cio­nes. A la dcha., diseño de 6 Mon­cler Noir Kei Ni­no­mi­ya, la lí­nea...

So­bre es­tas lí­neas, de­ta­lle de las pren­das de 6 Mon­cler Noir Kei Ni­no­mi­ya. A la iz­da., pues­ta en es­ce­na de la pre­sen­ta­ción de la lí­nea en el Pa­laz­zo De­lle Scin­ti­lle de Mi­lán. La co­la­bo­ra­ción for­ma par­te del Mon­cler Ge­nius, un pro­yec­to en el que tam­bién...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.