"HAY QUE CON­TRO­LAR LOS PUN­TOS DE LUZ"

Ries­go y equi­li­brio

El País - S Moda - - BELLEZA PRIMER PLANO -

Azu­za­dos por el po­der vi­ra­li­za­dor de las re­des so­cia­les y por la de­man­da de in­di­vi­dua­li­dad, triun­fan los looks ro­tun­dos que se ele­van de lo co­ti­diano y res­ca­tan un gla­mour ol­vi­da­do en la era del norm­co­re. Tie­ne sus nor­mas: «Cuan­do ha­go un ma­qui­lla­je po­ten­te tra­to de bus­car equi­li­brio y ar­mo­nía. Me gus­ta el co­lor en ojos y la­bios, pe­ro lo com­pen­so con des­te­llos de ilu­mi­na­dor que ha­cen que el re­sul­ta­do sea mu­cho más bo­ni­to y li­ge­ro», re­co­mien­da la em­ba­ja­do­ra de Marc Ja­cobs. El bri­llo se apli­ca con sua­ves to­ques –en go­tas o ba­rra–, em­pe­zan­do en los hue­sos de las me­ji­llas pa­ra lue­go su­bir has­ta la zo­na in­fe­rior del ar­co de la ce­ja, tam­bién en el cen­tro de la na­riz, el la­gri­mal y una pin­ce­la­da en el ar­co de Cu­pi­do. «La idea es con­tro­lar dón­de quie­res que in­ci­da la luz», ase­gu­ra.

Mar­ti­ni re­pi­te man­tras de su pro­fe­sión: «Es muy im­por­tan­te par­tir de una piel fres­ca, apli­can­do una bue­na hi­dra­tan­te pa­ra po­der sen­tir las tex­tu­ras o el glow. Hay que bus­car una ba­se que me­jo­re la apa­rien­cia na­tu­ral de la der­mis, nun­ca que la cu­bra por com­ple­to». ¿Un tru­co per­so­nal? Mez­clar el fon­do de ma­qui­lla­je con unas go­tas de pre­ba­se ali­sa­do­ra con co­co (Un­der­co­ver): «Se fun­de en el dor­so de la mano y des­pués se ex­tien­de in­dis­tin­ta­men­te con bro­cha o con los de­dos». Jue­ga tam­bién a bus­car nue­vos usos a los cos­mé­ti­cos de siem­pre: co­mo el tra­zo es muy di­fí­cil de de­li­mi­tar y de­fi­nir con una som­bra en pol­vo, pa­ra el ahu­ma­do em­plea pri­me­ro un de­li­nea­dor de efec­to me­ta­li­za­do (High­li­ner Glam Glit­ter). «Pe­ro pa­ra que fun­cio­ne es im­por­tan­te di­fu­mi­nar rá­pi­da­men­te con un pin­cel pe­que­ño, an­tes de que se fi­je del to­do por­que es per­ma­nen­te y re­sis­ten­te al agua». So­bre ello se va de­po­si­tan­do el pol­vo po­co a po­co, su­bien­do de in­ten­si­dad gra­dual­men­te, «siem­pre es más fá­cil ir su­man­do que te­ner que res­tar». El bri­llo del lá­piz se fu­sio­na con la som­bra de ojos, «al fi­nal que­da un bo­ni­to aca­ba­do, una tra­ma ve­la­da». Ter­mi­na con un la­bio de efec­to vi­ni­lo pe­ro ju­go­so, tam­bién muy di­bu­ja­do, a pul­so con el con­torno de la pro­pia ba­rra.

«El look quie­re res­ca­tar el ma­qui­lla­je clá­si­co y vin­ta­ge, una inspiración que siem­pre me ha atraí­do», ex­po­ne la crea­ti­va, enamo­ra­da de los looks re­tro de Gra­ce Jo­nes, Jerry Hall o Ve­rush­ka. «Son mis ideas pa­ra re­in­ter­pre­tar hoy aque­llas ten­den­cias del pa­sa­do y ha­cer­las más mo­der­nas». Se tra­ta de mez­clar, pro­bar y di­ver­tir­se por­que, cree la ex­per­ta que re­cien­te­men­te ha tra­ba­ja­do con nom­bres co­mo Ash­ley Graham o Be­lla Ha­did, «ma­qui­llar­se de­be ser un mo­men­to de pla­cer»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.