JO­SE­VI GAR­CÍA & PA­BLO MO­LI­NA

El Down so­bre rue­das

El País Semanal - - CONFIDENCIAS - POR SA­RA CUES­TA TORRADO FO­TO­GRA­FÍA DE RAÚL BELINCHÓN

PA­BLO MO­LI­NA na­ció ha­ce 19 años con sín­dro­me de Down. Nun­ca ha­bía pen­sa­do en ser ac­tor, pe­ro la opor­tu­ni­dad se cru­zó en su ca­mino. Lo cuen­ta en­tre su­su­rros has­ta que el director de ci­ne Jo­se­vi Gar­cía (Va­len­cia, 1977) le in­ter­pe­la ca­ri­ño­sa­men­te: “Ven­ga Pa­blo, con fuer­za, co­mo en el ro­da­je”. Es en­ton­ces cuan­do el jo­ven se sien­ta fir­me, mi­ra a los ojos a su in­ter­lo­cu­to­ra y al­za la voz. “Jo­se­vi me ayu­dó a atre­ver­me a ha­blar fuer­te. Y eso me va a ser­vir mu­cho en mi vi­da”. Gar­cía y Mo­li­na se co­no­cie­ron en ma­yo de 2016, en el cen­tro de la Fun­da­ción Asin­down, en Va­len­cia. El guio­nis­ta y ci­neas­ta bus­ca­ba allí a los dos pro­ta­go­nis­tas pa­ra su cor­to­me­tra­je so­cial Dis­tin­tos, pa­tro­ci­na­do por la pro­pia aso­cia­ción. “En cuan­to Pa­blo hi­zo el cas­ting, su­pe que era per­fec­to pa­ra el pa­pel de Ma­nu”. Cuan­do lo di­ce, una son­ri­sa ver­gon­zo­sa se di­bu­ja en la ca­ra del chi­co. “Co­mo ves, Pa­blo es tí­mi­do. Por eso le di el pa­pel del char­la­tán. Y Sal­va (el otro pro­ta­go­nis­ta), que ha­bla por los co­dos, en el cor­to no di­ce ni tres pa­la­bras. Era un re­to y los dos de­mos­tra­ron una ca­pa­ci­dad in­na­ta pa­ra la in­ter­pre­ta­ción”. El fil­me na­rra la aven­tu­ra de dos chi­cos con sín­dro­me de Down que de­ci­den via­jar so­los has­ta Va­len­cia pa­ra cum­plir un sue­ño: asis­tir a un con­cier­to de Ale­jan­dro Sanz y co­no­cer­lo. Es­te ha si­do el pri­mer cameo del ar­tis­ta ma­dri­le­ño en la fic­ción es­pa­ño­la. Y pa­ra Pa­blo Mo­li­na fue “in­creí­ble” gra­bar jun­to a él. “A mi ma­dre y mi her­ma­na les en­can­ta. Le pe­dí un au­tó­gra­fo pa­ra ellas y to­do”, di­ce. Gar­cía es­co­gió el for­ma­to road mo­vie por­que que­ría que su pe­lí­cu­la fue­se un via­je trans­for­ma­dor. “En el que el pú­bli­co en­ten­die­ra lo que es real­men­te te­ner Down”. Pe­ro a bor­do de la mí­ti­ca fur­go­ne­ta hippy de Volks­wa­gen en la que ro­da­ron, fue­ron Gar­cía y Mo­li­na quie­nes ex­pe­ri­men­ta­ron un ver­da­de­ro cam­bio. “Con­vi­vir con Pa­blo y Sal­va du­ran­te tan­tos me­ses me ayu­dó a com­pren­der su mun­do. He des­cu­bier­to que son per­so­nas que se im­pli­can al cien por cien, que lo dan to­do y que tie­nen ener­gía pa­ra di­ver­tir­se y di­ver­tir a los de­más”, di­ce. Y ase­gu­ra que esa fue la mis­ma sen­sa­ción que tu­vo el res­to del equi­po, en­tre quie­nes fi­gu­ran ac­to­res co­mo Llum Ba­rre­ra o Car­los Ola­lla. “Trabajar con ellos fue más fá­cil y gra­ti­fi­can­te que con mu­chos pro­fe­sio­na­les”, ex­pli­ca es­te director, que ha de­di­ca­do gran par­te de su ca­rre­ra a las pro­duc- cio­nes de ca­rác­ter so­cial. “Qui­zá sea el me­jor ro­da­je de mi vi­da”. La pe­lí­cu­la se es­tre­nó en ju­nio de 2017, en la Se­min­ci de Va­lla­do­lid, y ha re­co­rri­do va­rios fes­ti­va­les por la geo­gra­fía es­pa­ño­la. La pri­me­ra vez que Mo­li­na se vio en la pan­ta­lla se sin­tió ex­tra­ño. Des­pués, “sa­tis­fe­cho y or­gu­llo­so”. “Me hi­zo sen­tir es­pe­cial de­lan­te de mi fa­mi­lia”. Pa­ra él ha si­do una ex­pe­rien­cia de su­pera­ción y re­co­no­ci­mien­to. Acu­mu­la ya dos pre­mios a me­jor ac­tor, en el Pi­las en Cor­to (de Se­vi­lla) y en el Fes­ti­val de Ci­ne so­bre la Dis­ca­pa­ci­dad de Co­lla­do Vi­llal­ba (Ma­drid). Aun así, no se ima­gi­na de­di­cán­do­se a ello pro­fe­sio­nal­men­te. Pe­ro hoy sa­bo­rea el éxi­to. “A ve­ces me sor­pren­de que me ha­yan pre­mia­do. Le es­toy muy agra­de­ci­do a Jo­se­vi por es­ta opor­tu­ni­dad. Me ha ayu­da­do a dar­me cuen­ta de lo que soy ca­paz. A sa­car el po­ten­cial que ten­go y que la gen­te lo vea. Por­que tie­nen que sa­ber que no so­lo ten­go Down”.

El ci­neas­ta Jo­se­vi Gar­cía (iz­quier­da) y Pa­blo Mo­li­na, pro­ta­go­nis­ta de su cor­to Dis­tin­tos. A bor­do de esa fur­go­ne­ta hippy ro­da­ron la mi­tad del fil­me que les ha uni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.