El gri­to de Dora

Ca­ta­ri­néu es pu­ra ex­pre­sión en ce­rá­mi­ca, pin­tu­ra o es­cul­tu­ra.

El País Semanal - - CONFIDENCIAS - POR AME­LIA CAS­TI­LLA

LE SA­LEN BIEN los cua­dros, las es­cul­tu­ras y las ce­rá­mi­cas. Una ar­tis­ta que en­cie­rra una tri­ple­ta de ar­tes y es­ti­los. La obra de Dora Ca­ta­ri­néu (Car­ta­ge­na, 1946), pu­ro drama o iro­nía, gra­cia o lo­cu­ra, se­gún se mi­re, atra­pa con sus co­lo­res, tex­tu­ras y luces. Más de cin­cuen­ta obras de la ar­tis­ta, fru­to de tres dé­ca­das de tra­ba­jo, re­co­rren su pe­cu­liar tra­yec­to­ria, li­ga­da al in­for­ma­lis­mo, en una ex­po­si­ción an­to­ló­gi­ca que se ex­hi­be en el Palacio Agui­rre-Mu­seo Re­gio­nal de Ar­te Mo­derno de Car­ta­ge­na, has­ta el 28 de oc­tu­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.