Amor y desamor en la ter­ce­ra edad

Pa­sio­nes más allá de los 80

El País Semanal - - SU­MA­RIO - por Fer­nan­do Ru­so y Pe­pe Ba­raho­na

Car­men, la me­di­ci­na. Bar­to­lo (84 años) cuen­ta que cuan­do mu­rió su mu­jer se pa­só ocho me­ses llo­ran­do. “La so­le­dad era muy ma­la”, ase­gu­ra. “In­clu­so in­ten­té sui­ci­dar­me”. So­lo en­ton­ces de­ci­dió bus­car pa­re­ja. “Car­men [de 81 años] fue, y es, mi me­jor me­di­ci­na”, re­co­no­ce. Un pro­gra­ma de te­le­vi­sión hi­zo de ca­sa­men­te­ro. En su pri­me­ra ci­ta, ella le deslizó a él la idea de que se du­cha­se. Al sa­lir del ba­ño, Car­men lo es­pe­ra­ba des­nu­da. “Lle­va­ba ocho años y me­dio sin man­te­ner re­la­cio­nes se­xua­les y cuan­do me ro­zó me dio un ca­lam­bra­zo”, re­cuer­da ella. “¿Sa­bes lo que es pa­sar ocho años sin…? [Ríe]. Des­de en­ton­ces es­ta­mos jun­tos”.

BUS­CAR PA­RE­JA en tiem­pos de Tin­der es una em­pre­sa com­pli­ca­da pa­ra quie­nes se ini­cia­ron en es­to del amor pe­lan­do la pa­va a hur­ta­di­llas en­tre las re­jas de los bal­co­nes. La es­pe­ran­za de vi­da a los 80 años ha pa­sa­do, se­gún el INE, de los 7,48 años de 2005 a los 8,51 de 2015 en el ca­so de los hom­bres, y de los 9,20 años a los 10,27 en el de las mu­je­res. En Es­pa­ña hay un mi­llón más de oc­to­ge­na­rios que ha­ce una dé­ca­da y su ex­pec­ta­ti­va de vi­da (10,4 años, se­gún Eu­ros­tat) es la se­gun­da más al­ta de Eu­ro­pa, so­lo por de­trás de la de los fran­ce­ses, que su­pe­ran a los es­pa­ño­les en ape­nas seis dé­ci­mas. Mu­chos de es­tos ma­yo­res se es­fuer­zan pa­ra en­con­trar el amor. En al­gu­nos ca­sos es su vía de es­ca­pe pa­ra huir de la so­le­dad. La ma­yo­ría lo ha­cen des­pués de lle­var años viu­dos. Los psi­có­lo­gos ase­gu­ran que las ex­pe­rien­cias a esa edad son di­fe­ren­tes a las de la ado­les­cen­cia pe­ro si­mi­la­res a las de la edad adul­ta. Y tam­bién hay se­xo. Aun­que ca­da cual cuen­ta su pe­lí­cu­la a su ma­ne­ra. Nin­guno de es­tos oc­to­ge­na­rios pier­de la es­pe­ran­za en las li­des del amor. Al­gu­nos lo bus­can con ahín­co, a ve­ces uti­li­zan­do he­rra­mien­tas a to­das lu­ces anacró­ni­cas: tan analó­gi­cas co­mo un anun­cio en pren­sa o un car­tel pe­ga­do en la pa­red de una fru­te­ría. En­tre ellos, el có­mo ape­nas im­por­ta cuan­do se tra­ta de bus­car el ca­lor hu­mano. —EPS

FO­TO­EN­SA­YO / EL AMOR MÁS ALLÁ DE LOS 80

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.