Gas­tro. ¿Y por qué es­tas fies­tas no brin­da­mos to­dos con un cóc­tel so­fis­ti­ca­do y muy es­pe­cial?

“Se de­be des­pe­dir el año vie­jo y dar la bien­ve­ni­da al nue­vo con un cóc­tel en la mano”, ase­gu­ra el bar­man Die­go Ca­bre­ra. Eso sí, na­da de lle­nar nues­tros va­sos con re­ce­tas tra­di­cio­na­les. Es ho­ra de ren­dir­se a la mi­xo­lo­gía más ac­tual.

El País - Shopping & Style - - News - Por Ma­rio Suá­rez Fo­to Luis Ru­bio

Cuan­do Frank Ca­pra ro­dó la úl­ti­ma se­cuen­cia de ¡Qué be­llo es

vi­vir!, en 1946, des­co­no­cía que con esa es­ce­na fes­ti­va de James Ste­wart y Don­na Reed ba­jo una nu­be de con­fe­ti, ro­dea­dos de los su­yos, es­ta­ba apor­tan­do al mun­do una de las imá­ge­nes icó­ni­cas del cos­tum­bris­mo po­pu­lar navideño.

Más de sie­te dé­ca­das des­pués, el fi­nal del fil­me si­gue ins­pi­ran­do la ce­le­bra­ción de es­tas fies­tas. Por­que no hay Na­vi­dad sin bue­nos de­seos… ni brin­dis, aun­que el coc­te­le­ro Die­go Ca­bre­ra, des­de su lo­cal Sal­món Gu­rú (ca­lle Eche­ga­ray, 21, en Madrid), su­gie­re ha­cer­lo to­do el año: “Eso sí, pa­ra los mo­men­tos más es­pe­cia­les siem­pre re­cu­rri­mos a al­gún cóc­tel con es­pu­man­te, que nos evo­ca a los fes­te­jos”.

Ca­bre­ra, que lle­gó a Es­pa­ña des­de su Bue­nos Ai­res na­tal ha­ce más de 15 años, ad­qui­rió fa­ma co­mo bar­man del res­tau­ran­te Aro­la y pron­to se con­vir­tió en el ros­tro más me­diá­ti­co de la mi­xo­lo­gía es­pa­ño­la. Con él, ha cre­ci­do un sec­tor que, en nues­tro país, mo­vió 214 mi­llo­nes de li­tros de be­bi­das es­pi­ri­tuo­sas en 2016.

Coc­te­le­ría con cin­co sen­ti­dos

Pa­ra Ca­bre­ra, hay un ele­men­to que no de­be­ría fal­tar en un cóc­tel que se pre­cie y que sue­le pa­sar des­aper­ci­bi­do: “To­dos los ingredientes son im­por­tan­tes ya que de ellos de­pen­de el re­sul­ta­do fi­nal; sin em­bar­go, hay uno que no te­ne­mos en cuen­ta y al que de­be­ría­mos pres­tar mu­cha más aten­ción, me re­fie­ro a un buen hielo”.

Aho­ra bien, has­ta lle­gar a la ro­ca de agua con­ge­la­da, hay que plan­tear los ingredientes a mez­clar y en es­to tam­bién hay co­rrien­tes a se­guir en 2018: “Los pro­duc­tos asiá­ti­cos son ten­den­cia, nos atrae su exo­tis­mo y ver­sa­ti­li­dad. Así vi­na­gres, sa­kes, cí­tri­cos… son lo úl­ti­mo con lo que es­ta­mos ex­pe­ri­men­tan­do en mi lo­cal”.

En es­tas nue­vas vías de in­ves­ti­ga­ción mi­xo­ló­gi­ca, tam­bién en­tran los cóc­te­les sin al­cohol o pa­ra un pú­bli­co con in­to­le­ran­cias a cier­tos ingredientes. “Por suer­te, dis­po­ne­mos de una am­plio aba­ni­co de pro­duc­tos que per­mi­ten desa­rro­llar cóc­te­les ap­tos pa­ra to­dos los gus­tos. Eso es es­tu­pen­do por­que la coc­te­le­ría apor­ta a nues­tras vi­das un pun­to de so­fis­ti­ca­ción, y to­dos de­be­mos po­der dis­fru­tar de al­go que nos gus­te y nos sien­te bien”, ma­ni­fies­ta el bar­ten­der.

Y una úl­ti­ma re­co­men­da­ción an­tes de brin­dar con nues­tra receta fa­vo­ri­ta y sa­bo­rear­la: re­ma­tar­la con un ade­re­zo de­co­ra­ti­vo: “Es im­pres­cin­di­ble que la be­bi­da re­sul­te ri­ca; pe­ro la es­té­ti­ca tam­bién lla­ma nues­tra aten­ción. Por eso, es bá­si­co que los cóc­te­les ten­gan, ade­más, una ar­mo­nía vi­sual que con­mue­va a quien va a dis­fru­tar­los”.

Mez­cal, pi­mien­to chi­potle, una ca­la­ve­ra… Mé­xi­co en es­ta­do pu­ro. Pa­la­da­res de­li­ca­dos, abs­te­ner­se.

Un cóc­tel pa­ra los se­gui­do­res de la mi­xo­lo­gía más van­guar­dis­ta. Los ingredientes orien­ta­les son ten­den­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.